TV y Espectáculo


8 escenas ridículas que casi arruinan grandes películas

Neo en Matrix Recargado
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

En el último par de décadas el cine nos ha entregado muy buenas películas, que de seguro se transformarán en clásicos en el futuro.

No obstante, nunca nada es perfecto: hasta los mejores filmes tienen una que otra escena malísima que casi termina por arruinarlo todo.

Aquí recopilamos 8 de esos momentos ridículos que casi han arruinado geniales películas que se han estrenado en los últimos años. Disfruta:

1- Matrix (1999)


-Escena ridícula:
el vuelo final de Neo.

Pese a que fue estrenada hace menos de 20 años, Matrix ha pasado a la historia como una de las películas de culto de la ciencia ficción. Marcó un antes y un después en el género, revolucionándolo.

Y es que el filme entero está perfectamente logrado. La historia, los personajes, todo está muy bien. El único problema es la última escena, en los mismísimos créditos finales, cuando la cinta es rematada con Neo volando sobre una ciudad y tapando la pantalla.

Algunos podrán argumentar que el “vuelo” es parte de las “habilidades” de Neo en la Matrix, pero es un final bastante pobre para una película tan buena.

2- El señor de los anillos – El retorno del rey (2003)

-Escena ridícula: cuando Legolas mata al olifante.

No hay duda de que la trilogía de El señor de los anillos, dirigida por Peter Jackson, es una obra maestra del cine. A pesar que se estrenaron hace más de una década, todas las cintas continúan gozando de gran popularidad y reconocimiento. Aún así, no son perfectas. También tienen varias escenas peculiares que muchos desearían que hubiesen sido eliminadas.

Cuando se pregunta cuál es la más ridícula de la saga, muchos apuntan al final, cuando Frodo despierta en una cama tras destruir el anillo y llegan sus compañeros a saludarlo animadamente. El problema de ésta es que pretendía ser conmovedora y falló miserablemente, pues las risas lentas y la excesiva luz hace que todo luzca más bien perturbador.

Sin embargo, para no repetir lo mismo que ya han dicho otros, seleccioné otra escena de El retorno del rey que también me parece innecesaria: cuando Legolas, durante la batalla de Pelennor librada en las afueras de Minas Tirith, mata por sí solo a un olifante (elefantes gigantes).

Si bien es verdad que como elfo tiene habilidades superiores a las humanas, el CGI (efectos especiales) no es el mejor y hace que la maniobra no luzca para nada creíble, sumado a que parece exagerar las capacidades del personaje a un nivel absurdo. A esa altura ya todos sabíamos que Legolas era excelente arquero, no era necesario mostrar esto.

3- Star Wars Episodio III – La venganza de los Sith (2005)

-Escena ridícula: grito final de Darth Vader.

No es un secreto que las precuelas son odiadas por una porción importante de los fans de Star Wars, pero todos sin excepción deben reconocer que de esa criticada trilogía, el Episodio III es lejos el mejor.

Pese a ello, la cinta también contiene varias escenas extrañas (y diálogos incómodos) que desearíamos no haber visto nunca. De ellas, la peor es cuando el recién renacido Darth Vader, que por primera vez está usando su conocido traje negro, grita “nooooooo” con una vocecilla que da más risa que pena.

4- Spider-Man 3 (2007)

-Escena ridícula: Peter Parker seductor.

En esta película, Spider-Man se va al “lado oscuro” tras ser atacado por un simbionte, que saca a relucir las características más violentas de su carácter… y también las más atrevidas.

Así es como el querido superhéroe se transforma en un joven desenfrenado y seductor, que se dedica a ir de fiesta y conquistar mujeres.

Si bien el mostrar esta cara del personaje era necesaria para la línea argumental del filme, lo cierto es que las escenas que muestran al Peter “seductor” deben ser las más ridículas que el actor Tobey Maguire ha realizado en toda su carrera.

5- Harry Potter y las Reliquias de la Muerte Parte 2 (2011)

-Escena ridícula: el epílogo que muestra a los personajes 19 años después.

Siendo la segunda parte del séptimo volúmen de la serie, la película comienza abruptamente, mostrándonos de inmediato la desolación de los protagonistas y todos los sacrificios que han debido hacer en su lucha contra Voldemort. Poco a poco vemos cómo las cosas mejoran y vamos conectándonos más con los personajes y su sufrimiento, hasta llegar al momento cúlmine, en que finalmente el bien triunfa sobre el mal.

Y cuando quedamos conformes con ese final épico… de pronto aparece esa rara escena donde los actores jóvenes están pésimamente disfrazados como adultos, luciendo ridículos mientras pretenden tener dos décadas más de edad y caminan junto a sus “hijos”.

En en libro este epílogo es mucho más creíble y calza bien con la historia. Pero en el filme no resulta. Tal vez habría sido un poco mejor si hubiesen reemplazado a los adolescentes por otros actores que realmente tuviesen casi 40 años.

6- 12 años de esclavitud (2013)

-Escena ridícula: cameo de Brad Pitt como el “hombre blanco bueno y caritativo”.

No hay duda de que esta es uno de los grandes filmes históricos de los últimos años. Prueba de ello es el Premio Óscar a mejor película que ganó tras su estreno.

En general la cinta obtuvo buenas críticas en todo, con una excepción: hay una escena que a casi nadie le gustó. Se trata del cameo que realiza Brad Pitt. El actor aparece interpretando el rol de un hombre blanco que ayuda escuetamente al protagonista, avisándole a la familia de éste que fue capturado.

El problema no es el personaje en sí, pues éste está basado en un individuo que realmente existió y que es parte de la historia original en que se inspiró la trama. Lo que molestó a muchos fue la forma en que se hizo: aparece de la nada y desaparece igual de rápido, y se dedica sólo a dar un sermón sobre ética.

Además, el hecho de que esté interpretado por Pitt, que es productor del filme, hizo que muchos creyeran que el personaje fue puesto intencionalmente sólo para que él quedara bien ante el público.

Si eso es verdad o no, nunca lo sabremos, pero ciertamente la escena podría haber sido omitida.

7- Rápidos y furiosos 7 (2015)

-Escena ridícula: cuando los autos bajan con paracaídas desde un avión en pleno vuelo.

Muchos podrán cuestionar el que estemos incluyendo este filme en una lista de “grandes películas”, pues ciertamente no se trata de una obra maestra, pero lo que no se puede debatir es que esta saga tiene una popularidad explosiva y cuenta con millones de seguidores, lo que provoca que amerite el puesto.

Si bien las cintas de Rápido y furioso no se distinguen por ser excesivamente realistas, hay una escena en la séptima parte que sobrepasa lo ridículo: cuando los protagonistas caen en vehículos desde un avión en pleno vuelo, y gracias a paracaídas logran aterrizar perfectamente sobre una carretera.

8- Animales fantásticos y dónde encontrarlos (2016)

-Escena ridícula: baile de apareamiento que realiza Newt Scamander.

No todos los escritores de novelas pueden hacer una transición a guiones cinematográficos tan impecable como J.K. Rowling, quien con esta película demostró su versatilidad como autora.

La historia está muy bien armada, con personajes entrañables y cantidades justas de comedia y drama. No obstante, por mucho que me haya encantado la película, debo reconocer que cada vez que veo a Newt Scamander haciendo el baile de apareamiento para capturar al Erumpent en el Central Park de Nueva York, me dan ganas de taparme los ojos para no verlo hacer el ridículo…

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados