¿encontraste un error?
avísanos

Cómo prevenir arrugas: Pasos para tener una piel más joven

0VISITAS
NBA | YouTube

Publicado por

Tarde o temprano llegarán aquellos –muchas veces temidos- surcos en la piel. Pero tampoco hay que tenerles tanto miedo y tomar medidas extremas como lo hizo Tess Christian (50) la mujer que lleva casi 40 años sin sonreír para evitar líneas de expresión. En BioBioChile te entregamos algunos datos bastante más prácticos que tener que convertirte en una Mona Lisa del siglo XXI. Toma nota.

Una crema antiarrugas puede ayudarte a disminuir la apariencia de las líneas del rostro, dependiendo de los ingredientes activos que contenga, sin embargo, existen otras medidas incluso más eficaces para prevenir el surgimiento de pliegues en la piel.

Pedro Clavería, dermatólogo miembro de la Sociedad Chilena de Dermatología, explicó a BioBioChile que la piel envejece por dos factores principales: el intrínseco relativo al paso de los años y que afecta a todas las células, lo que se conoce como crono envejecimiento y que varía según la raza, sexo y fototipo de la piel de cada persona. “Este proceso depende del daño acumulativo por sustancias denominadas especies reactivas del oxígeno, que van dañando nuestro material genético y alterando los procesos normales de reparación”, asegura.

El segundo factor es el extrínseco o ambiental, es decir aquellos a los que el organismo se expone: “Destacando la radiación ultravioleta (foto envejecimiento), la mal nutrición ya sea por exceso o déficit, el tabaquismo y el estrés”, explica el especialista de la Clínica Universitaria de Concepción.

Lo que dicen los expertos

1) Cuidado con el sol: Si hay algo a lo que le debes tener respeto para proteger tu piel, tanto del envejecimiento como de complicaciones más graves, es al sol. “El factor ambiental más importante es el foto envejecimiento, cuyos signos incluyen la aparición de manchas en la piel, arrugas, vasos capilares finos llamados telangiectasias y, en el largo plazo, cáncer a la piel”, advierte Clavería. 

Por lo tanto, es importante usar un protector solar de amplio espectro y con un FPS de 30 o más, evitar el sol entre las 10 y las 16 horas, uso de barreras físicas como sombreros, lentes con filtro UV y ropa foto protectora. “Estas estrategias deben implementarse lo más precozmente en la vida, pues se ha demostrado que el 80% del total de la radiación solar se recibe antes de los 18 años”, sostiene el dermatólogo.

Lee también: No sólo debes fijarte en el FPS: 7 claves para elegir bien un bloqueador solar

David Von Blohn | Agencia UNO

David Von Blohn | Agencia UNO

2) Evitar el tabaco: estudios han demostrado que el cigarrillo tiene un efecto envejecedor en la piel, liberando una enzima que destruye colágeno y elastina, importantes componentes que le entregan fortaleza y elasticidad.

Además, según un artículo de la Mayo Clinic (uno de los hospitales más prestigiosos de Estados Unidos), el tabaco adelgaza los vasos sanguíneos de las capas más externas de la piel.

3) Consumir antioxidantes: para tener una piel más radiante y saludable es importante incluir alimentos en la dieta que contengan antioxidantes, ya que éstos combaten a los radicales libres que pueden dañar las células. Algunos ejemplos son los arándanos, frambuesas, frutillas, moras, alcachofas y ciruelas.

4) Dormir de espalda: la Academia Americana de Dermatología (AAD) advierte que acostarse en la misma posición noche tras noche produce líneas que con el tiempo se pueden volver permanentes. Dormir de lado aumenta las marcas en las mejillas y mentón; y tenderse de “guata” deja un ceño fruncido. Por esta razón la ADD recomienda que la mejor postura para descansar es de espalda.

5) Aplicar crema humectante todos los días: la ADD también sugiere utilizar una loción humectante, puesto que a medida que envejecemos la piel se va tornando más seca. Una crema de este tipo no sólo hidrata, sino que además evita la evaporación (consultar a un dermatólogo para que te indique cuál es la más adecuada para tu tipo de piel).

6) Anteojos: si eres corto de vista no te resistas a usar lentes para ver mejor, ya que evitará que achiques los ojos para enfocar y formes arrugas en esa zona. Lo mismo respecto a las gafas de sol: no sólo te protegerán de los rayos UV sino que además te prevendrán de arrugarte cuando te molesta la luz.

7) Omega 3: consume Omega 3 como suplemento o bien incluyendo salmón u otros pescados en tus comidas. Este ácido graso ayuda a nutrir la piel y mantenerla sana.

Cremas antiarrugas

Pero y ¿qué pasa con las lociones antienvejecimiento? El dermatólogo Pedro Clavería explica que lo primero que debe hacer una persona interesada en disminuir el proceso de envejecimiento de la piel es consultar a un especialista, ya que muchas de las cremas que se venden en el mercado pueden tener efectos adversos como producir irritación o descame. Por otro lado, un dermatólogo puede indicar el uso de algún producto más efectivo pero que se vende con receta médica.

Clavería señala que existen fórmulas tópicas en crema, gel y serum que se ha demostrado tienen efectos antienvejecimiento: “Principalmente con un grupo de sustancias que se llaman retinoides, que son derivados de la vitamina A. La evidencia con otras sustancias es más débil, por lo que su uso muchas veces es empírico”.

Según Mayo Clinic, otros ingredientes presentes en este tipo de productos y que podrían hacer alguna disminución en la apariencia de las arrugas, son los siguientes:

www.schoolofnaturalskincare.com

www.schoolofnaturalskincare.com

- Vitamina C: antioxidante que puede ayudar a proteger la piel de los daños del sol.
- Hidroxiácidos: exfoliantes que remueven las células muertas de la piel y estimulan el crecimiento de nueva.
-Coenzima Q10: se cree que ayuda a reducir arrugas finas alrededor de los ojos y proteger la piel de los daños del sol.
-Extractos de té: verde, negro y oolong tienen propiedades antioxidantes y anti inflamatorias.
-Extracto de pepita de uva: promueve la sanación de heridas, además de poseer cualidades antioxidantes y anti inflamatorias.
-Niacinamida: antioxidante y contiene vitamina B3 (niacina) que ayuda a reducir la pérdida de agua en la piel y posiblemente ayuda con su elasticidad.

No existe prueba de que la combinación de dos o más de estos ingredientes aumentará la efectividad de la loción. Y lo mejor es consultar con el dermatólogo para que recete un producto que contenga ingredientes activos y cuya efectividad haya sido testeada.

Un dato importante que agrega Clavería es que la mayoría de las cremas anti envejecimiento son de aplicación nocturna: “Pues la absorción e irrigación sanguínea de la piel son más óptimas al acostarse”. Aquellas diseñadas para el uso de día habitualmente contienen un FPS 15 o mayor.

Al respecto, Clavería indica que además es posible combinar la aplicación de una crema anti envejecimiento de día con un protector solar: “Yo prefiero el uso de la crema de cara (hidratante, antienvejecimiento) muy temprano sobre rostro limpio y seco y luego de su absorción aplicar un protector solar de alta calidad con antioxidante incluido. Existen incluso foto protectores con color en formato gel crema o compactos, que pueden reemplazar a la base de maquillaje”, cuenta.  

De todas maneras, el médico advierte que el uso exclusivo de una crema no garantiza resultados óptimos, ya que hay que complementarlo con un estilo de vida saludable y protección solar permanente.

URL Corta: http://rbb.cl/dlt7
+ Leídos