Notas


Cuidado con los archivos que compartes… pueden tener información oculta

Captura de pantalla 2016-01-06 a las 2.05.41 p.m.
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Hace un par de años un “Hacker” se infiltró en los registros de la policía estadounidense y provocó un par de desmanes. Luego para su vanagloria, publicó en Twitter una foto jactándose de lo ejecutado. Sin embargo, para la desgracia de este individuo, esa imagen contenía algo que terminó por condenarlo y, finalmente lo encontraron en menos de 5 minutos.



¿Cómo pudieron encontrarlo? Gracias a los METADATOS.



Sucede –shiquillos- que la foto que publicó (una foto infartante), contenía metadatos de la ubicación geográfica de dónde se había tomado la imagen, inclusive del dispositivo que se utilizó.



¿Qué son los metadatos?



Los metadatos son campos de texto que van incrustados en casi todo tipo archivos, éstos registran las fechas de creación, modificación, usuario, etc.

En los archivos de audio por ejemplo, en los metadatos puede haber información tales como Artista, Álbum, Género, etc.

 En la siguiente imagen podemos ver los metadatos de una canción (pedazo de temón)

¿Y cual es el propósito de los metadatos?


Éstos se hicieron con la finalidad de poder organizar de mejor manera los archivos, así puedes armar tu lista de reproducción por Artista, por Género, por álbum, nombre, etc. Lo mismo se aplica para todo tipo de archivo, por ejemplo: ordernar imágenes por resolución, documentos por creador, lo que se te ocurra.



¿Cómo encontraron al “hacker” tan fácilmente?

En el caso de las cámaras fotográficas, ya sea de cualquier tipo, inclusive las cámaras de los teléfonos celulares, guardan una enorme cantidad de información que muchas veces puede ser sensible para el usuario. Si ves las propiedades de cualquier imagen que haz capturado con tu teléfono puedes ver mucha información que va más allá, como el dispositivo que capturó la foto, resolución, megapíxeles de la cámara, si se usó o no el flash, etc. Hay muchas aplicaciones con las que puedes ver a fondo todos los metadatos de una imagen, muchos más que los que te entrega el explorador de Windows/Mac/Linux. Inclusive, muchas de las imágenes contiene la coordenada geográfica de donde se hizo la captura.



Interesante, ¿no? Hay muchas cosas que deberían quedarse en la privacidad de uno, desafortunadamente esta información está al alcance de cualquiera. Lo bueno sí que, por ejemplo, en el caso de Facebook, cuando uno sube una foto, Facebook remueve gran cantidad de metadatos, para hacer el archivo más pequeño, por lo que en ese caso estás más resguardado. Aún así, ¿cómo sabemos que no guarda los metadatos en alguna Base de Datos? o ¿como será el caso de otras redes sociales?

Por ejemplo, si entras a los antiguos fotologs, puedes descargar la foto, y ver las propiedades y encontrarte con una que otra sorpresa.


¿Será tan así que se puede ver todo?

En el caso de los smartphones, mucha gente tiene a veces el Bluetooth o el GPS activado cuando no es necesario. En el caso del gps, pueden haber aplicaciones rastreándote sin que te de des cuenta, la cámara es una de ellas.

He aquí un perfecto ejemplo. Tendré activado el GPS en mi teléfono celular y procederé a sacarme una selfie en las instalaciones de la Radio Bío Bío Concepción, y veremos qué podemos encontrar.




Los envidiosos dirán que es Paint, pero así despierto todas las mañanas.

Al ver las propiedades del archivo, con el simple explorador de Windows podemos encontrar:


Tenemos la dimensión de la imagen, cosa no tan rebuscada. Pero más abajo tenemos el teléfono con que tomé la imagen, y datos más exactos de la cámara.

Et voilà, tenemos más abajo los datos geográficos de dónde fue tomada la foto, sin hackear nada.





Como pueden ver, los metadatos contienen mucha información que es útil para organizar archivos, obtener estadísticas, etc. Por otro lado, también pueden contener información delicada para el usuario que muchas veces no autorizamos.

Cada vez más la palabra “privacidad” parecer ser algo que no se lleva muy bien con el internet, sin embargo, nosotros mismos somos quiénes nos dejamos invadir. El ejemplo anterior es uno de muchos tipo de archivos que puede contener información sensible sin que nosotros sepamos y autorizamos a ciegas.

Si quieres ahondar más acerca de los metadatos, hay una aplicación llamada Exiftool, con la cual podrás manipular a tu gusto estos pequeños sapos de la informática.

¡Saludos!

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados