¿encontraste un error?
avísanos

5 claves para distinguir un perfume verdadero de uno falso

0VISITAS
YOUTUBE

Publicado por

Los perfumes son catalogados como uno de los grandes placeres de la humanidad, pues portar un rico aroma es algo que todos desean a diario.

Sin embargo, el auge del comercio “ilegal” ha generado que muchas veces nos vendan productos falsos como si fueran fragancias reales; y debido a los bajos montos de estos, uno simplemente los adquiere sin dudar de su origen.

Frente a esto, la mejor manera de saber que estás llevando un aroma “real”, es comprarlo en las tiendas y canales autorizados. En dichos comercios el 100% son legales porque, a diferencia de otros sectores como el textil, en perfumería no hay sobreproducción en origen que luego se distribuya por canales clandestinos”, sentencia Val Díez, directora general de Stanpa (Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética).

Sin embargo, debido a una serie de técnicas que hoy utilizan los “falsificadores de perfumes”, distinguir un aroma real es un tanto complejo para los consumidores un tanto inexpertos. Razón por la que la experta de Stanpa entrega a la revista española S Moda, 5 claves que debes tener en cuenta al momento de adquirir una de estas fragancias, evitando que te vendan un producto falso como si fuera de verdad.

1- Mira detalladamente el envoltorio (celofán)

Mirar detenidamente el plástico que envuelve el perfume que compramos es una clara señal para darse cuenta que puede ser una copia. “En los originales el celofán tiene cuerpo, los pliegues son exactos y queda adherido al embalaje. En tanto, en las falsificaciones que encontramos en algunos “comercios” éste suele ser fino dejando una pequeña cuota de aire entre el cartón y el celofán. Algo que se nota rápidamente, ya que al frotarlo suena.

2- Cerciórate del estuche

Las grandes firmas de fragancias a nivel mundial juegan mucho con el diseño de sus cajas en los puntos de ventas, donde el brillo, la impresión impecable de las letras y la textura presente en el mismo cartón son elementos claves para dar una buena impresión de la fragancia, mostrando que tal aroma es original.

Sin embargo, en lugares de “dudosa reputación” las cajas dan una impresión descuidada y un tanto viejas; si incluso el cartón es de peor calidad y el gramaje del mismo resulta un tanto “dañado”.

Algo que también se puede ver en su ensamblaje interior, donde en los originales éste es tan perfecto que impide que la botella se mueva durante los traslados. Algo diferente en los falsos en que su embalaje no es tan preciso.

YOUTUBE

YOUTUBE

3- Pon atención en el frasco

El envase es la carta de presentación en donde se almacena esa rica fragancia que aplicarás en tu cuerpo. Por eso la pregunta es ¿Te pondrías un perfume que viniera en un frasco un tanto “sospechoso”? “En los verdaderos, el cristal es de calidad, liso, transparente y de una sola pieza, evitando así el uso de pegamentos que puedan contaminar el perfume” es lo que revela la experta en el área.

En cambio si pasas la mano por un envase falso, notarás un pequeño relieve que el original no lo tiene, y esa corresponde a la unión de las dos partes del frasco, pues se hacen con dos moldes y posteriormente se pegan.

Además, el tubo dispensador suele estar muy curvado. Se debe a que en la elaboración todos los dispensadores se cortan a la misma altura., sin embargo no todos los frascos poseen las mismas características provocando irregularidades en este detalle que quedan a la vista”.

4- ¿Qué hay del etiquetado?

La leyes mundiales obligan a todos los fabricantes a detallar los componentes de cualquier cosmético, y los perfumes son parte de estos productos. Por lo que, si este listado no aparece en el exterior de la caja, vendrá como un pequeño libro en el interior de envoltorio.

Los perfumes falsos puede que no cuenten con tal información y tampoco con el número de lote ni el código de trazabilidad puesto por el fabricante para saber el recorrido especifico que tuvo el producto antes de llegar al punto de venta.

5- Lo más importante: La esencia

Para elaborar una de esas fragancias, se trabaja con su pulcritud para no degradar la mezcla y evitar que se cuelen microorganismos que puedan hacer que el aroma no sea 100% limpio y puro.

Las condiciones de higiene de un taller clandestino dejan mucho que desear. Por no hablar de que, evidentemente, “no se atienen al reglamento 1223/2009 de la UE, que determinan qué sustancias y en qué medida se pueden incluir en los perfumes”.

En tales frascos pueden haber ingredientes tóxicos, alergénicos que provoquen fotosensibilidad o problemas graves a la piel y perjudiciales para la reproducción.

“Hablamos de la diferencia entre usar un alcohol de alta calidad o uno de uso industrial. Así como plomo, arsénico y cadmio”, es lo que afirma la experta.

Claves que debes tener en cuenta cuando alguien te ofrezca un producto en la calle o en lugares un tanto clandestinos y te diga que es el original, y solo por ahorrar un par de pesos accedas a ellos.

URL Corta: http://rbb.cl/cv56