temas del día

Nacional


Preocupación en Magallanes por cinco desapariciones en solo seis meses

Mike Fernwood (CC)
Publicado por
Envíanos tu corrección

El caso de la desaparición de Ricardo Harex González, ocurrida durante la madrugada del 19 de octubre de 2001, ha mantenido alarmada a la población de la región de Magallanes por casi 14 años. Los hechos que rodearon este enigma policial y los mitos que se han tejido en torno a una investigación que nunca ha llegado, son parte del día a día en la zona más austral del país.

Hoy, las policías intensifican las pesquisas en torno a otros cinco casos, que en tan sólo seis meses vuelven a poner a Magallanes en la agenda noticiosa nacional porque nadie sabe por qué en esta zona desaparecen personas y nadie sabe dar una respuesta a las interrogantes que hoy afligen a varias familias.

De Gustavo Reynoso Álvarez, Irma Solís Cruces, Jaime Eduardo Stokebran Ortega, José Márquez Saldivia y Cristián Barrientos Saavedra, sólo hay fotografías, recuerdos de familiares y amigos y las indagaciones de Carabineros y de los efectivos de la Policía de Investigaciones.

Fueron vistos, por última vez, en lugares más que comunes, con vestimentas como las de todos los días; sin dar señal alguna que querían no ser vistos ni encontrados jamás.

Pero todos y todas tienen una situación que los une: desaparecieron en Magallanes, por decisión propia, por accidente o porque habrían querido desafiar al clima y a la geografía patagónica.

Gustavo Reynoso Álvarez, de 32 años, oriundo de Quilpué, Región de Valparaíso, ingeniero constructor y a quien no se le conocen familiares ni amigos en la zona, se presentó el día 3 de junio, en la portería Laguna Amarga; pidió y obtuvo permiso para efectuar un recorrido por el Parque Nacional Torres del Paine.

La profesora chillaneja Irma Solís Cruces, de sólo 32 años, madre soltera de una hijita pequeña, vino a la zona en marzo del año pasado; retornó a Chillán, de vacaciones de verano y, posteriormente, indicando que venía a trabajar en su profesión, regresó a Punta Arenas, pero nunca ejerció y el último contacto que se tuvo con ella, indicaron familiares a la Policía de Investigaciones (PDI), data del 28 de abril y, desde entonces, nada… Ni siquiera una llamada telefónica a su hijita.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados