temas del día

Internacional


La OEA le cierra el paso a un quiebre institucional en Guatemala

Lesther Castillo (CC)
Publicado por
Envíanos tu corrección

La Organización de Estados Americanos (OEA) rechazó este lunes, durante su Asamblea General, “cualquier amenaza” a un quiebre institucional en Guatemala y apoyó la convocatoria a elecciones en ese país, centro de una aguda crisis política.

En una resolución adoptada por consenso, los 34 países miembros activos del organismo coincidieron en “rechazar cualquier amenaza de ruptura del orden constitucional” en Guatemala.

La OEA expresó también su apoyo explícito a la realización de elecciones generales para resolver la aguda crisis política que atraviesa el país centroamericano sin poner en riesgo su institucionalidad.

En el documento, el ente regional formuló un llamado directo “a los actores políticos, económicos y sociales para que ejerzan un papel constructivo y equilibrado para fortalecer la democracia” en ese país.

El borrador de esta resolución había sido presentado en la sesión matutina de la Asamblea General por el canciller argentino, Héctor Timerman, quien expresó la “preocupación” de su gobierno por la situación en Guatemala.

El texto fue respaldado rápidamente por varias delegaciones y parecía que iba a ser aprobado inmediatamente de manera unánime.

Sin embargo, la votación se postergó para la tarde, luego que la representante de San Vincente y las Granadinas, La Celia Prince, pidió más tiempo para que los países caribeños pudieran revisar el texto en sus idiomas respectivos.

El canciller de Guatemala, Carlos Morales, agradeció la propuesta, señalando que “al apoyar esta resolución esta organización apoya la institucionalidad en Guatemala” y “al mismo tiempo apoya la estabilidad política en el país”.

El gobierno del presidente guatemalteco Otto Pérez enfrenta enormes presiones desde abril, cuando estalló un escándalo de defraudación fiscal en las aduanas, en el que altos funcionarios cobraban sobornos a empresarios para evadir impuestos aduaneros.

Los escándalos desataron manifestaciones multitudinarias para exigir la renuncia de Pérez, mientras que la Corte Suprema de Justicia decidió la semana pasada dar trámite a un antejuicio contra el presidente por su posible involucramiento en los casos.

En ese clima, surgió temor entre analistas de que las elecciones de septiembre estarían en riesgo y que el gobierno podría no terminar su mandato, que concluye en enero de 2016.

Luz verde a la reforma

En esta jornada inaugural de la 45ª Asamblea General anual de la OEA, el organismo también aprobó una resolución que otorgó luz verde al secretario general, Luis Almagro, para iniciar de inmediato reformas para modernizar y hacer más eficiente sus estructuras.

Por esa resolución Almagro deberá presentar al Consejo Permanente su propuesta de ajustes a la estructura de la Secretaria General, a más tardar el 31 de julio de 2015. El Consejo Permanente también podrá transferir recursos para adaptarse a las modificaciones de la OEA.

El documento es considerado por el organismo -uno de los más antiguos del mundo en su tipo- como el paso inicial para revisar su anquilosada estructura y ajustarse a la realidad geopolítica del siglo XXI.

En sintonía con el proceso iniciado por su antecesor José Miguel Insulza, impulsor de la adopción de una nueva “Visión Estratégica” para la OEA, Almagro subrayó que “debemos ser más eficientes con nuestros costos” a la vez que construir puentes con otros organismos regionales.

Así, señaló que ha comenzado un diálogo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para “evitar duplicación” de funciones, en una alusión a dejar a ese organismo el rol principal en las labores de desarrollo.

Cultura de resultados

“Queremos instaurar una cultura de resultados”, dijo Almagro, un veterano diplomático uruguayo que se inaugura como cabeza del ente regional durante una Asamblea General, tras la salida en escena del chileno Insulza, quien condujo la entidad por una década.

En la visión de Almagro, los diplomáticos de todo el continente deben concentrarse en “buscar los mejores caminos para que la OEA sea esa plataforma hemisférica de diálogo político que por su configuración ningún otro instrumento puede generar”.

La legitimidad que la OEA precisa expandir debe surgir “de una actuación de defensa irrestricta de la democracia y los derechos humanos, sin dobles discursos”, añadió.

En total 19 ministros de Relaciones Exteriores de los países del continente se dieron cita en la capital estadounidense, que debió asumir el rol de anfitrión luego que Haití -la sede original de las reuniones- desistiera por limitaciones económicas.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados