Notas
Iglesia Católica defiende educación privada y plantea reparos a reforma de Bachelet
Publicado por: Alberto Gonzalez
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

A través de un documento publicado en el sitio web de la Conferencia Episcopal de Chile, la Iglesia Católica dio a conocer su postura respecto a la anunciada reforma educacional que pretende llevar a cabo el gobierno de Michelle Bachelet.

El texto desarrollado por el presidente del √Ārea de Educaci√≥n del episcopado, el obispo de Temuco H√©ctor Vargas, plantea reparos a los cambios propuestos por el gobierno haciendo una defensa expl√≠cita al sistema de educaci√≥n privada, por los “numerosos aportes” a nuestro pa√≠s, junto con destacar el financiamiento compartido.

A juicio de la iglesia, actualmente se est√°n impulsando reformas en pa√≠ses americanos que “denotan un claro reduccionismo antropol√≥gico, ya que conciben la educaci√≥n en funci√≥n de la producci√≥n, la competitividad y el mercado”.

Y respecto a las modificaciones al sistema chileno, el documento se√Īala que “los anuncios por s√≠ solo no son suficientes”, pues a juicio de la instituci√≥n religiosa “se necesita ante todo conocer la propuesta formal por parte de las autoridades, discernir con serenidad, profundidad y mucho di√°logo el alcance e implicancias de la misma”.

“En las esferas oficiales, en el mundo pol√≠tico y en la sociedad en general, se ha afirmado reiteradamente que se desea en el pa√≠s la permanencia de la provisi√≥n mixta en educaci√≥n, debido a los innumerables beneficios e innegables aportes a la sociedad chilena y su historia, tanto desde la Iglesia como del mundo privado en general (…) Se requiere entonces que la educaci√≥n particular pueda continuar ofreciendo este servicio p√ļblico, desde las caracter√≠sticas que son propias de su naturaleza”, se√Īala el texto, en una clara defensa al sistema estudiantil pagado.

Por otro lado, y ante la controversia por el sistema de admisi√≥n que para algunos es considerado discriminatorio, la iglesia cat√≥lica destac√≥ la “necesidad” de este proceso para “informar a los padres convenientemente acerca de las caracter√≠sticas del Proyecto Educativo seg√ļn el cual van a ser educados su hijos”. No obstante, aclara que “lo anterior no dice relaci√≥n ni justifica sistemas de selecci√≥n por razones econ√≥micas, de rendimiento o de situaci√≥n familiar que resultan discriminatorios y contrarios al modo cristiano de educar”.

Respecto a la unificaci√≥n del sistema educacional, el pronunciamiento califica de “impensable” la posibilidad de “acercarnos a un modelo de gesti√≥n escolar √ļnico, impuesto por el Estado a todo el sistema subvencionado, donde acuden mayoritariamente los pobres y la clase media”.

En ese sentido, se defiende el financiamiento compartido, se√Īal√°ndose que “esta figura colabor√≥ en modo significativo a mejorar la educaci√≥n, las pr√°cticas pedag√≥gicas, las innovaciones curriculares, los ambientes, los medios, la infraestructura, los salarios, y el perfeccionamiento en muchos establecimientos”. Aunque, la iglesia conden√≥ el “uso y abuso del sistema” por parte de sostenedores que han lucrado con la educaci√≥n, lo que a su juicio hace necesaria una revisi√≥n del sistema.

“Para las grandes transformaciones que se desean, se requieren propuestas m√°s expresas en favor de quienes son claves a la hora de educar, los profesores. Sin embargo, no hay mayor menci√≥n sobre el Estatuto Docente, que hoy d√≠a requiere de una urgente evaluaci√≥n. Asimismo constatamos la ausencia de propuestas respecto de un tema muy sentido por el sector, como es la Carrera Docente. Tampoco se perciben anuncios concretos sobre otra gran y urgente necesidad, como es la formaci√≥n inicial de los profesores. Si una reforma no involucra la docencia y no ingresa en la sala de clases, tendr√° dificultades para alcanzar sus objetivos”, critica el documento.

Por √ļltimo, y en relaci√≥n a la educaci√≥n p√ļblica, indica que “se requiere contar con una educaci√≥n municipal creciente en calidad”, pero que tenga otro sistema de evaluaci√≥n menos “perverso” con “criterios de “calidad” que no podemos compartir (…) de comparaci√≥n de lo que no es comparable, de estigmatizaci√≥n de los pobres, y que no dan cuenta de la enorme entrega y grandes logros de maestros en campos no medidos”.

“La eliminaci√≥n del lucro entendido como negocio y usura con fondos p√ļblicos, y en desmedro de una educaci√≥n de calidad y trato laboral indigno de sus trabajadores, no solo es necesario, sino un imperativo moral. Al mismo tiempo observamos la realidad de los particulares que sirven en la educaci√≥n subvencionada, y arriesgando su patrimonio deben endeudarse con el sistema crediticio e hipotecar sus bienes, a fin de financiar de su propio haber los terrenos, construcciones, mobiliario, laboratorios, talleres, etc. Confiamos que se establecer√°n las medidas adecuadas para conciliar ambas situaciones”, concluye.

Cabe destacar que en nuestro país existen 846 colegios católicos, lo que representa un 6,9% de la totalidad de los establecimientos educacionales en nuestro país.

URL CORTA: http://rbb.cl/96uf
Tendencias Ahora