temas del día

Notas


Homeopatía: Seguidores y detractores debaten sobre eficacia de esta técnica en cura de enfermedades

Tinpalace (SXC)
Publicado por
Envíanos tu corrección

Son las 5 de la tarde de un jueves y la Farmacia Homeopatía Junge, ubicada en la galería Palet de Concepción, está repleta. Las personas esperan hasta 20 minutos para conversar con el químico farmacéutico Roberto Junge, quien desde hace más de 30 años aconseja y recomienda medicamentos homeopáticos a pacientes que buscan aliviar sus dolencias.

Roberto es uno de los profesionales más antiguos del país especializado en la homeopatía, medicina alternativa creada en 1798 por el médico alemán Samuel Hahmemann. La farmacia que lleva por nombre al creador de la Homeopatía está instalada en Chile desde 1935 y constituye uno de los principales distribuidores del país.

Pese a la antigüedad de esta disciplina, la homeopatía fue reconocida recién en 2010 por el Ministerio de Salud como una medicina complementaria, tal como consigna el Decreto nº 10. La institución la reconoció como un amplio dominio de recursos de sanación que incluye todos los sistemas, modalidades, prácticas de salud, teorías y creencias que los acompañan, diferentes a aquellas propias del sistema de salud políticamente dominante de una sociedad particular en un período histórico dado.

¿Por qué la Homeopatía sería una disciplina efectiva en el alivio de dolencias físicas y mentales?

En palabras de Hahmemann porque se basa en la ley de similitud. Es decir, toda sustancia capaz de provocar síntomas patológicos en un individuo sano, es capaz, a dosis infinitesimales, de tratar esos mismos síntomas en un individuo enfermo.

En este sentido, la homeopatía emplea sustancias orgánicas, minerales o vegetales para estimular las defensas inmunitarias del organismo a través del mismo agente que causa la enfermedad. De esta forma, utiliza sustancias que a dosis normales inducen síntomas patológicos y a dosis muy bajas los curan.

Esta técnica realiza la dilución del medicamento con el fin de antagonizar los efectos de la dolencia, explicó Junge. Esto consiste en un proceso que se realiza en una habitación especialmente acondicionada, que permite la circulación de aire purificado. Para obtener los productos, se reparte cada una de las cepas en un líquido, que en la mayoría de los casos es alcohol.

Luego se procede al proceso de dinamización, en la que las soluciones son sometidas a 100 agitaciones por minuto. Esto se puede hacer en un mortero para que los elementos sean triturados, mientras que los brebajes líquidos utilizan un equipo llamado dinamizador.

Según el Colegio de Homeópatas de Chile, esta disciplina sólo será efectiva tras la observación minuciosa del enfermo para tener completo conocimiento de los síntomas de su dolencia. El paciente es considerado como un individuo único al que se le prescribe el remedio útil a dosis infinitesimales.

El remedio recetado tiene la característica de casi no provocar efectos adversos que pudiesen dañar la salud de las personas.

¿Cómo se tratan las enfermedades a través de la Homeopatía?

Existen tres principios fundamentales que rigen el tratamiento de la enfermedad, éstos son:

La tendencia Unicista: Se emplea el principio del remedio único o SIMILIUM, en el cual el remedio debe corresponder al principal síntoma presentado por el enfermo, el cual se prescribirá una sola vez hasta la remisión de los síntomas.

La tendencia Pluralista: Aquí se emplean varios remedios de acuerdo a los diferentes síntomas que presente el enfermo.

La tendencia Complejista: En esta tendencia se utilizan fórmulas compuestas en la que todos los remedios indicados son complementarios.

epSos.de (CC) Flickr

epSos.de (CC) Flickr

¿Qué argumentan los detractores de esta disciplina?

La Asociación Escéptica de Chile ha publicado diversos ensayos acerca de la ineficacia de la homeopatía, a la que denominan como una “pseudociencia”.

Una de las principales críticas apunta al procedimiento a través del cual se elaboran los medicamentos, es decir, la dilución. Sostienen que la pócima se disolvería tantas veces que sólo quedaría agua, lo que luego sería vendido a las personas haciéndoles creer engañosamente que aliviará sus enfermedades.

Los adherentes a este movimiento ven con malos ojos el que esta disciplina esté considerada por el Ministerio de Salud como una técnica de medicina alternativa. Lo anterior, porque “desvían a los pacientes de los tratamientos que sí funcionan y demoran el tratamiento efectivo de enfermedades tratables, desencadenando cuadros más graves al dejar que la enfermedad siga su curso cuando no se mejora por sí sola”, consigna la asociación en su sitio web.

Ante esto, el Presidente del Colegio de Farmacéuticos, Mauricio Huberman, considera como positiva la aplicación de la homeopatía en el sistema de salud porque permite abaratar costos, además la evidencia científica muestra que estos tratamientos provocan mejorías en la salud de las personas y no sólo se trata de efecto placebo.

Aclaró que la controversia está en el proceso de preparación de estos medicamentos. “En rigor el número de diluciones al que son sometidas las sustancias es tan alto que no debería quedar materia. Es decir, éstas sólo deberían convertirse en agua”, explicó Huberman.

Pero los especialistas de esta área sostienen que luego de la dilución viene un proceso de golpes, lo que transmitiría la “energía” que aportaría el beneficio a la persona. Es decir, le permitiría recuperarse. Huberman explicó que este método es discutible, pero los efectos positivos en algunas personas sí han sido comprobados.

Sin embargo, Junge plantea que las personas no deben dejarse llevar por tendencias “absolutistas”. En su opinión, la homeopatía puede ser muy útil para aliviar algunas dolencias, pero ineficaz en la solución de otras.

“El cuerpo humano es una máquina muy compleja y no se puede asegurar con exactitud que un tratamiento servirá para todas las personas”, explica.

Además desmitifica el que sea esencial en esta disciplina la confianza y fe en el paciente. “En mi experiencia he visto personas que llegan a la farmacia como última opción y al principio se molestan con la simplicidad del tratamiento, pero luego tienen resultados que no se imaginaban”, relata el profesional.

“Ahora la homeopatía se está utilizando en animales, y que yo sepa los animales no tienen fe en el medicamento que se les prescribe”, ejemplifica.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados