temas del día

Notas


Los 7 pecados capitales que los usuarios cometen en Internet

InterFreePress
Publicado por
Envíanos tu corrección

El ciberespacio se ha convertido en parte de la vida diaria de las personas, siendo indispensable tanto para comunicarnos como para llevar a cabo las más variadas y extrañas tareas.

El problema es que muchos no están conscientes del peligro que significa exponerse tanto en Internet, quedando indefensos ante estafas y otros riesgos.

Alan Woodward, consultor en ciberseguridad del gobierno británico, indicó que en la web los usuarios suelen cometer ciertos pecados que los exponen a los hackers.

Según señaló el experto a la BBC, son siete estos “pecados capitales”:

1- Apatía: por dejadez o motivos similares, varias veces nos confiamos en que otros tomaron las medidas para mantener nuestros datos seguros.

Esto es un error muy común y que puede traerte problemas. Por ejemplo, cuando dejas tus pertenencias en una caja de seguridad de un hotel, protegidos sólo por un código que podría ser anulado.

2- Curiosidad: los criminales informáticos pueden aprovecharse de la curiosidad innata del ser humano para hacernos caer en trampas. En Internet, el profesional recomienda tener siempre un grado de sospecha.

3- Candidez: otra cosa que nos hace caer en engaños son las suposiciones. Si nos llega un coreo electrónico con apariencia de oficial, ‘suponemos’ que es real y entregamos información sin comprobar su veracidad.

4- Cortesía: la cortesía nos puede llevar a no desconfiar de nadie, por temor a ofender. Pero en el ambiente virtual, hay que tener un cuidado especial con la gente que no conocemos, por lo que ser demasiado cortés con extraños puede traernos problemas.

5- Avaricia: en la red desde siempre se ha fomentado el compartir cosas de forma libre y gratuita. Por negarnos a pagar por algunos contenidos, podemos arriesgarnos a bajar programas ‘pirateados’ llenos de virus.

Woodward recalca que en la web nada es gratis. Probablemente el usuario sea el “producto” si es que no le están cobrando, pero alguien más está pagando por ello.

6- Timidez: no debemos dejar que esta causa nos lleve a no exigirle las credenciales o pruebas válidas que comprueben su identidad a los supuestos funcionarios de bancos u otras instituciones, por ejemplo, que nos llamen preguntando por nuestra clave.

7- Irreflexión: nuevamente la razón por la que caemos en varias trampas es por no comprobar que los enlaces y botones que presionamos en la web son reales y seguros.

Al ver un botón que diga “clic aquí”, muchas veces lo presionamos de forma instintiva, olvidándonos de que se debe pensar antes de actuar.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados