Notas


Irán consiguió otro oro y se impuso en el medallero de la lucha grecorromana

Archivo | Ben Fitzgerald-O’Connor en Flickr
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

El iraní Ghasem Rezaei logró el martes el tercer oro para su país en la tercera y última jornada de la lucha grecorromana de los Juegos Olímpicos de Londres, en la que el surcoreano Kim Hyeon-woo se llevó otra dorada.

Irán se impuso en el medallero final de la lucha grecorromana con tres preseas de oro, seguido de Rusia con dos oros, una plata y dos bronces, y Cuba y Corea del Sur con una dorada cada uno.

Rezaei consiguió este martes el título de la categoría de menos de 96 kilogramos derrotando en la final al ruso Rustam Totrov por 3 a 0.

Las medallas de bronce fueron para el armenio Artur Aleksansyan y el sueco Jimmy Lidberg.

Rezaei, de 26 años, obtuvo una victoria sorprendente, ya que su mejor resultado en unos Mundiales era el bronce de 2007 y en los Juegos de Pekín-2008 concluyó en el 16º lugar.

En la final se impuso contundentemente a Totrov, de 28 años, actual medallista mundial de bronce.

El iraní se había deshecho en semifinales del cubano Yunior Estrada (3-0), quien perdió después toda opción de medalla al caer por el bronce con el armenio Artur Aleksanyan.

“La medalla de bronce hubiera estado bien. Pero no me sentí en mi mejor momento”, reconoció el cubano, que en Londres subió de división respecto a Pekín.

El otro latinoamericano de la categoría, el venezolano Erwin José Caraballo, perdió en la primera fase ante el estonio Ardo Arusaar pero se consoló con la experiencia de estar entre los mejores.

“Estoy contento, feliz de estar en unos Juegos Olímpicos, de representar a mi país aquí (…) Esto para mí es como una medalla”, sostuvo.

En la categoría de -66 kg, el surcoreano Kim se impuso en la final al húngaro Tamas Loerincz (3-0) mientras que las medallas de bronce fueron para el francés Steeve Guenot (que en Pekín-2008 había sido campeón olímpico) y el georgiano Manuchar Tskhadaia.

La presencia de Loerincz en la final sorprendió pero no tanto la del surcoreano, cuyo dominio no suscita dudas desde que irrumpió en la escena internacional en el Mundial de Estambul-2011.

Kim eliminó en semifinales al campeón olímpico de 2008, el Guenot, que a su vez había dejado fuera en cuartos de final al campeón mundial iraní, Saied Morad Abdvali.

Los tres representantes latinoamericanos cayeron en su primer combate de octavos. El cubano Pedro Mulens frente a Kim, el venezolano Wuilexis Rivas ante Guenot y el ecuatoriano Vicente Huacón contra el egipcio Ashraf Mohamed Meligy.

“La pelea fue difícil pero me gustaría agradecer al presidente (de Ecuador, Rafael Correa) y a todos mis seguidores. Los ecuatorianos estamos recién empezando en este deporte y estoy orgulloso de participar en mis primeros Olímpicos”, dijo Huacón.

La lucha grecorromana de Londres cerró con una medalla para la región: el oro que logró el mejor luchador de peso pesado del mundo (-120 kg), el cubano Mijaín López.

La lucha olímpica se retoma el miércoles con cinco jornadas del estilo libre en el que, a diferencia de la grecorromana, sí hay rama femenina.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados