Notas


Exijo que me compres un celular: Los 4 riesgos de la campaña de Entel hacia los niños

Portada Entel Magazine edición Julio – Agosto
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Es el Día del Niño y miles de padres se esforzaron durante estas últimas semanas para encontrar el regalo perfecto para sus hijos. Las multitiendas despliegan innovadoras campañas para atraer la atención de los pequeños y orientar a los padres acerca de sus gustos, indicándoles por ejemplo cuál es el superhéroe de moda o el artista adolescente más popular.

Pero nuevos productos han entrado al mercado infantil durante los últimos años entre los que destacan los aparatos tecnológicos que son regalados a los pequeños cada vez a más temprana edad.

En este contexto, gran impacto causó la nueva campaña de la empresa de telefonía móvil Entel, cuyo objetivo es comercializar celulares infantiles. Con leyendas como “No queremos más muñecas” o “Ya no queremos más soldaditos”, los afiches muestran a niñas y niños quienes, con una mirada desafiante, rechazan los tradicionales juegos infantiles y exigen a los adultos la adquisión de un celular.

Frente a la preocupación que causó en algunos sectores el mensaje utilizado por Entel, distintos profesionales entregaron su opinión al respecto de esta publicidad y la inflencia negativa que podría tener en el desarrollo de los niños.

Publicidad Entel Mall Plaza el Trebol

Publicidad Entel Mall Plaza el Trebol

1. La vulneración de la estructura jerárquica al interior de la familia

Para el psicólogo de la OEA, Claudio Sanhueza, esta campaña publicitaria es cuestionable porque demuestra que los niños exigen a sus padres la compra de un producto, cuando son los mayores los que deben tomar las decisiones sin presiones, máxime cuando se trata de un juguete.

Por otro lado -agregó- el mensaje de la campaña se contrapone a la tendencia moderna de las “experiencias memorables” que apuntan a que padres e hijos vivan momentos al aire libre donde fortalezcan lazos de cariño y protección y que en un futuro les permitan a los menores recordar estas vivencias como importantes en su desarrollo personal.

En su opinión, “los niños con alta probabilidad no recordaran qué celular obtuvieron para el Día del Niño”.

2. El juego visto como un espacio de aprendizaje y crecimiento

El psicólogo Claudio Sanhueza también agrega que los niños utilizan los celulares para jugar y no para comunicarse.

El problema es que estos aparatos funcionan como “consolas de juegos” que no entregan espacios de encuentro con otros niños, impidiendo el desarrollo de habilidades sociales y la realización del ejercicio corporal que nace naturalmente del contacto de los pequeños con sus pares.

“Existe literatura que respalda que los niños no debiesen utilizar celulares en exceso debido a que emiten radiación que los niños toleran de mala forma porque sus cráneos son más débiles y su sistema nervioso no se ha desarrollado correctamente”, comentó.

Por su parte, la psicóloga infantil de la Universidad del Desarrollo, Alejandra Alarcón, precisó la importancia del “juego” como un espacio de socialización y crecimiento, que junto al movimiento físico les permite entender el mundo que los rodea.

Lo complejo es que los pequeños que dejan de lado estas instancias “No están expresando su mundo interno, ya que este le permite la comunicación consigo mismo y con los demás”.

Campaña Entel en Mall Plaza El Trebol

Campaña Entel en Mall Plaza El Trebol

3. La pérdida de inocencia de los niños

Para Julio Labraña, sociólogo de la Universidad de Chile, esta promoción es un reflejo de cómo los adultos ven a los niños. Es decir, “La publicidad de Entel intenta responder cómo creen los padres que sus hijos han cambiado en comparación a la forma en que ellos vivieron su infancia”, relata.

En este sentido, la psicóloga Alejandra Alarcón explicó que son los padres quienes deben fijar los límites respecto al uso de la teconología y evitar entregar o quitar estos aparatos como un mecanismo de refuerzo o castigo frente a la conducta de sus primogénitos, por ejemplo cuando se les “promete que le regalarán un celular si suben las notas”.

4. Los celulares vistos como un objetivo imprescindible para el desarrollo de los niños

Finalmente el profesional de la Universidad de Chile enfatizó que no debemos olvidar que la publicidad inventa las necesidades de las personas para así lograr que se adquiera un determinado producto.

Esto debe considerarse, porque a su juicio esta campaña no busca representar el interés de los niños por cambiar sus juguetes tradicionales por un celular o “dejar de jugar con muñecas”, sino mas bien su objetivo es que los padres se lo crean.

Al respecto, la psicóloga Alejandra Alarcón agregó que lo preocupante se da cuando los niños se acostumbran a tener estos objetos, pues les proporcionan estatus y admiración dentro de su grupo pero “si estos elementos no existen o dejan de ser los mejores, podría generar una sensación de vacío difícil de llenar”, explicó.

La discusión acerca del uso de la teconología en los niños puede ser abordado desde distintas esferas, pero lo que no debemos dejar de tener en cuenta es que los niños imitan la conducta de sus padres, por lo que si ven que éstos están pendientes del celular durante todo el tiempo que utilizan para compartir con ellos u otros adultos -como en almuerzos familiares- asimilarán que es una conducta normal y correcta.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados