Notas


Cuando no todo es color de rosa: 9 factores que pueden destruir tu relación de pareja

Ed Yourdon en Flick
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Se acerca el Día de Los Enamorados y algunos ya empiezan a ver corazones y cupidos por todas partes, otros están pensando en qué regalar o cómo sorprender a ‘esa’ persona especial que les quita el sueño. Pero no todos están en la misma situación, y también hay parejas que en esta fecha se encuentran en alguna crisis amorosa o, incluso, a punto de terminar con su relación.

¿A qué se deben los problemas de pareja? ¿cuáles son los factores que pueden destruir una relación? Para aclarar estas dudas, el sitio Yahoo!Tendencias publicó un artículo en el que se entregan una serie de puntos que pueden incidir en una crisis y eventual término de una relación amorosa. Pongan atención con esta selección de ‘errores’ que pueden hacerte perder a tu pareja.

1. Falta de comunicación: El silencio en la pareja y la falta de diálogo es un enemigo de cualquier relación. Esta falta de comunicación, en algunos casos, es causada por la falta de tiempo o de atención de uno o ambos integrantes de la pareja. Sin embargo, a pesar de haber diálogo, ocurre a veces que ninguno de los dos escucha la opinión del otro. En ese caso, lo mejor es afrontar los problemas intentando dialogar de forma consciente, poniendo atención a las demandas del otro, y esforzarse por entenderse.

2. La televisión: La televisión puede definirse como un “enemigo del amor”, porque quita parte importante del tiempo que uno puede pasar con su pareja. Para nadie es agradable llegar a su casa luego de un día agotador y no tener tiempo de hablar con la pareja porque está viendo un partido de fútbol o una teleserie.

3. Descuidar tu aspecto: El que se conozcan de sobra no quiere decir que uno deba relajarse y dejar de preocuparse por su aspecto. Para mantener vivo el amor en una relación, también se debe procurar gustarle a la pareja, es por eso que lo peor que puede hacer alguien es descuidarse y dejarse estar porque tiene a alguien a su lado. Eso en lugar de atraer, espanta.

4. Trabajar horas extra: ¡Se acabó el salir tarde del trabajo! No sólo no te queda tiempo para ti y tu pareja, sino que además llegas cansado/a y sin ganas de nada. La vida no puede limitarse al trabajo, y debes tener en cuenta que por algo existen los horarios laborales. El llegar temprano a tu casa y desconectarte de las labores de la oficina no sólo te permitirá relajarte y tener mejor humor, sino también te da el tiempo para que disfrutes al máximo a tu pareja y no corras el riesgo de perderla.

5. Los celos enfermizos: No es necesario vivir vigilando a tu novio/a o hacer un interrogatorio por cada vez que sale o habla con alguien. La base de una relación es, precisamente, la confianza, y si dudas de tu relación lo más probable es que tu pareja salga espantada y termine con otra persona.

6. La falta de atención: La indiferencia y falta de atención es otro de los enemigos fatales de toda relación. No es necesario que estés siempre haciendo regalos y pensando en detalles, pero sí se debe poner atención en las señales más simples, como notar si tu novio/a cambió su look o si tiene alguna prenda nueva, y no dudes en hacerle notar cuando algún cambio te gusta o algo que dice/hace te parece bien. Los halagos siempre serán bienvenidos, siempre y cuando sean sinceros.

7. La abstinencia sexual: Si bien la vida sexual es importante, con el paso del tiempo los encuentros suelen ser menos apasionados que los primeros meses, pero no por eso debemos dejar que se apaguen la ganas de estar con tu pareja. Es importante tener la capacidad de conservar la fantasía y la imaginación para no convertir las relaciones sexuales en una cosa mecánica y aburrida. En este sentido, también es importante mantener una buena comunicación, comentar qué les gusta y qué no, explorar nuevas cosas juntos y así no caer en la monotonía.

8. Los suegros: Afortunadamente, no todos los suegros/as son los ogros que muestran en la televisión. Es muy importante intentar mantener una buena y cordial relación con la familia de la pareja, especialmente con sus padres. También hay que tener en cuenta que tu pareja no siempre quiera pasar los fines de semana con tus padres o hermanos, y que deben separarse los ambientes familiares de las situaciones privadas de ambos. Esta regla cuenta también con los amigos.

9. Cuando no hay proyectos en común: Formar una pareja no es solamente estar juntos, también hay que pensar en el futuro, hacer planes, tener algún proyecto común, un sueño. No quiere decir que al mes de estar saliendo ya estén pensando en hijos, pero lo concreto es que se deben tener gustos y metas similares para poder congeniar y proyectar la relación, esto va desde planes a corto plazo como unas mini-vacaciones fuera de la ciudad o planes más ambiciosos como casarse.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados