Notas


Atribuyen a la dieta y estilos de vida en el país el aumento de cáncer de colon y recto

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

El consumo excesivo de proteínas de origen animal, grasas saturadas, bajo consumo de fibra en las comidas, sedentarismo, obesidad y fumas, además de factores genéticos, serían causantes del aumento de cánceres colorrectal (CCR) en el país, según expresó la académica de la Facultad de Enfermería de la Universidad Andrés Bello, Heidi Hevia.

“El riesgo de CCR varía de un país a otro e inclusive dentro de una misma nación. El riesgo también varía entre los individuos según su dieta, estilo de vida y factores hereditarios”, manifestó la doctora.

Entre 1983 y 2008 la mortalidad por cáncer de colon y recto en Chile se ha duplicado, siendo actualmente la cuarta causa de mortalidad por cáncer.

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadísticas, en el año 2004 hubo 1.326 muertes atribuibles a cáncer de colon y recto, con un promedio de 3,6 muertes diarias por esta causa constituyendo hoy un problema emergente de salud pública en el país.

La mayor parte del CCR se desarrolla a partir de adenomas esporádicos donde no existen antecedentes de otros casos en la familia sanguínea del paciente.

“La realización de un examen de pesquisa como la colonoscopia es de alto rendimiento puesto que permite detectar presencia de pólipos, en la eventualidad que estén presentes se pueden resecar y realizar biopsia”, explicó Heidi Hevia.

“La eliminación oportuna de estos pólipos tiene un criterio curativo del CCR”, añadió.

Expertos opinan que alrededor del 1- 2% de los cánceres de colon y recto se desarrollan a partir de síndromes genéticos de pólipos como la poliposis adenomatosa familiar, que presentan una mutación genética y si estos casos no se detectan a tiempo van a desarrollar un cáncer el 100% de los pacientes antes de los 50 años.

Prevención
La doctora Hevia dijo que en la actualidad hay que orientar los esfuerzos en tener una conducta preventiva en la población acerca de los beneficios que implican la detección precoz del pólipo que tardará en desarrollar un cáncer.

“Si reflexionamos que la edad en la que se diagnostican la mayoría de los CCR esporádicos que es el más frecuente ocurre en la sexta y séptima década de vida, y que el desarrollo del CCR tarda 10 años, la recomendación es iniciar los estudios en población general para detectar el cáncer esporádico realizándose una colonoscopía completa a los 50 años en personas asintomáticas”, aconsejó la doctora.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados