Notas


7 alimentos que no deberías dar a tu perro

Asia Jones en SXC.hu
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Si bien a los perros suele gustarle la comida que consumen los seres humanos, es mejor poner atención a lo que están ingiriendo, pues algunos de esos alimentos pueden hacerles daño.

A continuación te mostramos un listado con algunos bocadillos que es mejor mantener lejos de nuestras queridas mascotas [Vía ABC]:

1. Chocolate: A los canes les gusta mucho el dulce y a veces nos sentimos tentados a premiarlos con chocolate. Sin embargo, esto puede ser muy peligroso, ya que este alimento tiene teobromina, sustancia que puede ser tóxica para nuestros animales. El consumir este bocadillo puede provocarles vómitos, diarreas, jadeos, hiperactividad e incluso un paro cardíaco en los casos más graves.

2. Ajo: El ajo posee tiosulfato, sustancia que puede provocar anemia a los perros si se consume en exceso. Este elemento puede destruir sus glóbulos rojos, impidiendo que los órganos vitales de tu mascota tengan el oxígeno necesario. Algunos síntomas de esta intoxicación son diarrea y vómitos, pérdida de apetito, dificultad respiratoria o sangre en la orina.

3. Cebolla: Pasa algo similar que con el ajo, pero la intoxicación puede ser peor. Y es que la cebolla tiene una concentración de tiosulfato mayor.

4. Palta: No sólo son ricas en grasas, sino que también contienen persin, sustancia tóxica para los perros. Esta especie de ácido graso no sólo está en la pulpa del fruto, sino también en el cuesco, la cáscara y las hojas.

5. Huesos: Si bien es común dar huesos de pollo o vacuno a los perros, es mejor que no sea en exceso. Y que éstos pueden generar graves problemas en el sistema digestivo de los canes, además de desgaste en la dentadura, heridas en la boca e incluso asfixia y hemorragias estomacales.

6. Cerveza: Los efectos del alcohol en los perros son mucho más pronunciados que en un ser humano. Pueden volverse muy nerviosos, atacar a alguien o incluso a sí mismos.

7. Leche: La mayoría de los perros padecen intolerancia a la lactosa. Y es que carecen de enzimas que dirigieran los lácteos. Consumirlos podría llegar a provocarles vómitos, diarreas y problemas gastrointestinales

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados