Notas


IPS (ex INP) Maule supervisó pago rural en Sagrada Familia

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Adelantar el horario para iniciar la atención, despejar vías de acceso y solicitar al banco perfeccionar el servicio de pago, son las medidas acordadas con el municipio para mejorar la atención de clientes.

1.600 personas acuden cada mes al gimnasio de la comuna para acceder al pago de sus beneficios. Constatar en terreno la forma en que estos clientes son atendidos y evaluar medidas que apunten a mejorar el servicio, fue el objetivo de la visita que como parte del seguimiento mensual de pagos rurales, realizó esta vez el IPS en la región del Maule.

Con esta finalidad llegó hasta el lugar, Alejandro Pino, director regional de la institución, acompañado por Luis Martínez, coordinador de Clientes y Eugenio Cáceres, jefe del Centro de Atención Previsional del IPS Curicó, quienes permanecieron en el recinto durante todo el proceso tomando contacto con los clientes, para recoger de primera fuente sus aspiraciones y necesidades.

A esta visita se sumó el alcalde de la comuna Francisco Meléndez, para evaluar en terreno y junto al director regional del IPS algunas medidas, que permitan agilizar el proceso. Entre ellas, destaca la decisión de solicitar al banco estado adelantar el inicio de la atención –actualmente parte a las 11.30 hrs-, incentivar el uso de medios electrónicos de pago y despejar de comercio ambulante las vías de acceso al gimnasio, esta última medida fue resuelta in situ por el Municipio.

Presente en el lugar, se encontraba María Valenzuela Campos, presidenta del Consejo de Desarrollo del Consultorio de la comuna, quien en semanas anteriores había hecho notar la necesidad de optimizar este servicio y que fue la portadora oficial de las inquietudes de la comunidad hacia las autoridades presentes en el recinto, según Maulee.cl.

Tras conocer los acuerdos adoptados por el IPS Maule con el municipio local, la dirigente se mostró satisfecha y esperanzada en que las peticiones serán acogidas por el banco y que la realidad actual cambiará significativamente para los clientes durante los próximos pagos.

Como medida especial, dadas las inclemencias del tiempo y la espera por el inicio del pago que deben realizar las personas, quienes se trasladan desde sectores muy apartados, la iglesia católica se hizo presente con un grupo de voluntarias que estuvieron repartiendo café, pan, galletas y queque a los presentes.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados