Lleva ya unos años en el mercado internacional con muy buenas referencias, pero a Chile llegó hace menos de 12 meses. Hablamos de Satisfyer, un juguete íntimo alemán cuyos creadores han llegado a afirmar que es “la próxima revolución sexual”.

Su versión Pro 2, la más reciente, es un éxito de ventas a nivel mundial y hasta ha sido la estrella en navidades, San Valentín y jornadas de ofertas tipo Cyberday, en países como España. Y Chile parece no quedarse atrás en el revuelo, pues tal como les contamos la semana pasada en BioBioChile, el dispositivo se agotó en dos días de la tienda online chilena Starsex.

“Para dar un ejemplo del nivel de alta demanda que hay hoy, hace dos meses trajimos Satisfyer, que es la revolución de la masturbación femenina en el mundo porque es un succionador, es decir, replica con cierta exactitud las sensaciones en el sexo oral, en tan solo un par de días se agotó este producto”, comentó a nuestro medio Geraldine Acevedo, Directora General del sexshop en línea.

Y ¿por qué genera tanto “hype” (o emoción exagerada) en internet? Bueno, a continuación te contamos algunos detalles de este dispositivo.

Cómo funciona el popular Satisfyer

Aunque es conocido también como “succionador de clítoris”, en realidad no succiona, lo que hace es emitir ondas que estimulan la zona íntima femenina ayudando a conseguir el orgasmo rápidamente. De hecho, tal como menciona Huffington Post, algunas mujeres han afirmado haber llegado al clímax por primeras vez en sus vidas gracias al juguete.

“Este juguete sexual forma parte de la gama de succionadores, es decir, son juguetes que funcionan bajo una tecnología conocida como ‘air pleasure’, es decir, ondas de presión que reproducen la sensación de succión y pulsación que siente una mujer que recibe un sexo oral placentero. Además de ser un juguete sexual efectivo y generoso a la hora de estimular el clítoris, hay que tomar en cuenta que tiene un diseño elegante, ergonómico y funcional. Ahora, es súper importante aclarar que como todo juguete sexual, debemos acompañarlo de un lubricante íntimo para obtener una experiencia sexual 100% satisfactoria”, explica a BioBioChile Jazmín Sepúlveda, Jefa de Venta Detalle Starsex.

De acuerdo al diario El País, el aparato mide unos 16,5 centímetros, es de color rosa oro, antialérgico y es a prueba de agua, lubricantes y fluidos. Su cabezal es removible para poder sacarlo y lavarlo fácilmente. No usa pilas, se recarga con un cable USB, cuenta con 11 niveles de intensidad, es silencioso y puedes incluso usarlo bajo el agua.

“Satisfyer marca un hito en el mundo de la juguetería sexual por su efectividad en el placer femenino y por replicar a la perfección, el placer que siente una persona con vulva al tener una sesión placentera de sexo oral. De hecho, se han escrito muchos artículos sobre este producto e incluso ha sido descrito como una ‘máquina para dar orgasmos’. Además, cuenta con un respaldo que va más allá de su popularidad en internet, ya que en 2011 Satisfyer Pro 2 recibió el premio a la innovación de CES por ser considerado un producto con diseño innovador, ingeniería sobresaliente y tecnología de punta. Sin duda alguna este producto es una joya para la masturbación femenina”, añadió Sepúlveda.

En el artículo de El País, explican que es sencillo de manejar porque simplemente debe acercarse al clítoris y no es necesario tocarlo porque las ondas expansivas hacen el trabajo.

No todo es color de rosa

Si bien son muchas las mujeres que han contado sus buenas experiencias con este juguete, hay algunas mujeres que han afirmado que trajo consecuencias negativas en su vida sexual. Mientras unas indicaron que les pareció “demasiado intenso” para su gusto, otras aseguran que las ha llevado a insensibilizarse sexualmente.

Un ejemplo de ello es la youtuber Abi Power, quien contó en su canal de YouTube que se acostumbró tanto al dispositivo que fue perdiendo sensibilidad. “A mi me llamaban la cocido porque tardaba cuatro horas en terminar, pero con esto (el Satisfyer), fue un minuto. Mis amigas y yo íbamos a hacerle una religión”, dijo en declaraciones recogidas por El Español.

Pero luego, dijo Power, comenzó a usarlo más a menudo por aburrimiento y fue aumentando cada vez más la velocidad porque ya no sentía igual. El problema fue que afectó sus relaciones sexuales con personas porque ninguna podía darle el mismo placer. “Tenía eso muerto. Me acostumbré a él, pero claro, no hay nadie en el mundo que sepa hacer el movimiento del succionador. Eso es un milagro de la tecnología”, indicó.

Al respecto, Sepúlveda indica que “la mente y el cuerpo se acostumbran a los estímulos y sensaciones y a veces piden más, y cuando ese estímulo es menor, puede hacer que sintamos esta ‘desensibilización"” de la que habla Power.

“Pero esto puede pasar con muchas cosas cotidianas como la comida, los deportes, o cualquier otro estímulo. Por lo mismo, para nosotros, es muy importante recalcar que estos casos, que son aislados, no sean un motivo para restarle importancia a la autoestimulación o tenerle miedo, por el contrario, hay que darle un espacio importante en nuestra vida, ya que a través de ella, logramos obtener herramientas que nos permiten disfrutar de manera más placentera de nuestros encuentros sexuales con un otro o con nosotros mismos, ya que al conocernos mejor, podemos ir midiendo intensidades e identificando zonas de mayor placer”, comenta.

La psicóloga máster en sexología y terapia de pareja Mamen Jiménez señala al portal Trendencias que si bien el Satisfyer tiene ventajas como los orgasmos rápidos y múltiples, además de favorecer el autoconocimiento y el fortalecimiento del piso pélvico, también tiene algunos contra a tener en cuenta.

Dice que centra el foco exclusivamente en el orgasmo (y rápido), “pero el sexo es más que orgasmos, el placer no está solo en alcanzar el clímax, por lo que centrar nuestra vida sexual en ello puede hacer que nos perdamos un montón de cosas maravillosas, un montón de oportunidades de disfrute”.

Asimismo, menciona que “lo infalible” tiene su riesgo. “Masturbarnos siempre de la misma manera, hacer siempre lo mismopara llegar al orgasmo puede llevarnos a tener ciertas dificultades a la hora de disfrutar del sexo en pareja. La variedad es sana y necesaria, de manera que si te ha conquistado el Satisfyer Pro 2, fenomenal, pero oye, lo manual, sigue estando de moda. No lo dejes”, aconseja.

Consejos de la sexóloga

Jiménez recomienda probarlo si quieres hacerlo, sea sola o en pareja. “Tu placer es tuyo y cómo lo obtienes también es cosa tuya. Libertad sexual amigas. Pero si lo vas a hacer solo dos cositas: cuidado con la higiene y, que haya variedad, el sexo es amplísimo y hay mil maneras de disfrutarlo”, indica.

Además ella cree que el boom de este juguete “tiene un beneficio colateral que merece la pena comentar: la normalización de la masturbación femenina. Que esté tan rico y sea tan intenso y diferente ha hecho que quien lo ha probado, quiera hablar de ello, especialmente a las mujeres de su entorno, ¡porque una cosa así no puede ser secreto!”.

Con esto coincide Sepúlveda, quien dijo a BioBioChile que sin duda “Satisfyer es el resultado de la visibilización no solo de la sexualidad de las personas con vulva, sino que la visibilización del placer femenino”.

“Sentimos que el clítoris hoy vive un momento histórico, donde no solo se habla sobre su poder e importancia en el placer de las personas con vulva, sino que también ha movilizado a una industria que hoy se rinde bajo sus pies: el de los artículos eróticos y bienestar sexual. Cada vez hay más mujeres que cuestionan su vida sexual, que buscan soluciones y apoyos en los juguetes sexuales y en la cosmética sensual cuando sienten que no están felices en ese plano, son cada vez más las mujeres que llegan a nosotros, más empoderadas sobre su cuerpo, que conocen más sobre su placer”, añadió.

Cabe destacar que el valor del producto ronda los 60 mil pesos en Chile.