Si bien el concepto de “discusión” siempre se relaciona como un momento negativo dentro de la relación, debes considerar que también puede tener un objetivo constructivo.

No obstante, para enfrentar el conflicto de una forma “más saludable” y así preservar la relación y tu propio bienestar, debes evitar algunas conductas.

En este contexto, Rachel Zar, terapeuta matrimonial y familiar, explicó a la revista de bienestar Prevention, 5 cosas que nunca deberías hacer durante una discusión, y te las mostramos a continuación:

1. Nunca lances insultos

En cualquier tipo de relación, inevitablemente llegará un momento en el que discutan y se digan palabras que pueden herir al otro. Sin embargo, es fundamental que evites el recurso de los insultos, ya que son infantiles y sobre todo muy crueles.

También debes recordar que una vez que esa palabra salga de tu boca, no podrás retractarte. Incluso después de pedirle perdón. “Tu pareja siempre recordará las peores cosas que dijiste durante una pelea y, en última instancia, puede comenzar a pensar que esas cosas son ciertas. Simplemente no lo hagas“, advierte la especialista.

2. Nunca pidas ‘refuerzos’

“¿Alguna vez llamaste a tus padres durante una pelea para quejarte de tu pareja?”, plantea la terapeuta. Si bien puede ser beneficioso escuchar el consejo de tus seres queridos, chismear podría transforma un asunto privado en uno público.

Considera que esta acción puede hacer que tu pareja se sienta atacada. No obstante, si realmente necesitas desahogarte, es mejor elegir un confidente de confianza a quien puedas recurrir cuando la discusión haya terminado.

Pexels

3. Nunca digas: “Me voy”

Aunque pueda ser una reacción exagerada, algunas personas toman su cosas y se van de la casa en medio de la discusión. “A menos de que no estés físicamente seguro, no es una buena idea despegar o amenazar con terminar una relación durante una pelea“, advirtió.

Eso provocará que tu pareja se sienta abandonada y se dañe la confianza de la relación, especialmente si sucede frecuentemente.

No obstante, si estás pensando seriamente en terminar con él o ella, es mejor que hables de la situación en un momento de calma. “Ayudará a tu pareja a tomar en serio tus preocupaciones en lugar de ignorarlas como resultado de una ira temporal”, precisó.

4. Nunca vuelvas al pasado

Una de las razones más comunes por las que las peleas pequeñas se convierten en grandes, se debe a que las personas sacan a relucir las heridas del pasado. De ese modo, el conflicto actual arrastra los problemas acumulados desde hace años.

“Una buena forma de hacer esto es evitar hacer declaraciones que inicien con ‘siempre’ y ‘nunca’, como: ‘Nunca escuchas’ y ‘Siempre haces esto’, porque pondrán a tu pareja a la defensiva. Enmarque su queja como: ‘Mi preocupación actual es…’ o ‘Ahora mismo me siento…’”, precisa.

5. Nunca uses la violencia

Nunca está de más recordar que recurrir a la violencia física durante una discusión, en ningún caso está bien. Asimismo, existe otro tipo de intimidación que jamás deberías hacer, como por ejemplo bloquear la puerta, imponerse ante tu pareja o arrojar objetos.

“Incluso poner los ojos en blanco o dar la vuelta puede hacer que su pareja se sienta asustada y desconectada. Cuanto más abierto seas con tu lenguaje corporal, más seguros se sentirán ambos mientras resuelven el conflicto“, concluye sobre el último punto.

Violencia contra la mujer
Si eres víctima o testigo de violencia contra la mujer, denuncia al 149 de Carabineros, recibe orientación llamando al número corto 1455 del Sernameg o pulsa para usar el chat de denuncia Sernameg