Sociedad
Aprender idiomas puede prevenir la demencia senil
Publicado por: Denisse Charpentier La información es de: Comunicado de Prensa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

En un mundo que cada vez está más mediatizado, el aprender -y manejar- al menos un idioma, surge como un elemento distintivo que no sólo incrementa las posibilidades de conseguir un trabajo, sino también abre los horizontes de equipos multidisciplinarios con redes internacionales, lo que sin duda expande las fronteras del desarrollo continuo, y permite desenvolverse con toda propiedad en la aldea global.

Además, estudios demuestran que puede ser efectivo en la prevención de condiciones como la demencia senil.

La acad√©mica Paulina Tapia, directora de la carrera de Pedagog√≠a Media en Ingl√©s de la sede Valdivia de la Universidad San Sebasti√°n, sostiene que ‚Äúaprender un idioma extranjero aumenta el poder del cerebro, pues una lengua extranjera es un sistema completamente nuevo con reglas, etimolog√≠a y significados distintos. Todo eso constituye solo algunas de las complejidades del aprendizaje que un nuevo idioma pone como desaf√≠o al cerebro, al tratar de reconocer esta nueva estructura de lenguaje‚ÄĚ.

Agrega que un estudio realizado en Espa√Īa demostr√≥ que los pol√≠glotas o personas multiling√ľes tienen una mente alerta y aguda, ya que detectan f√°cilmente cualquier cosa que sea irrelevante o enga√Īosa. El estudio se realiz√≥ comparando sujetos multiling√ľes y monoling√ľes, y el primero ten√≠a una ventaja notable.

‚ÄúLa disciplina que desarrollaron al estudiar un tema desconocido los ha moldeado para ser m√°s perceptivos. As√≠, aprenden a ser pensadores cr√≠ticos‚ÄĚ.

Pero, ¬Ņes el ingl√©s la √ļnica posibilidad? Aunque es llamado ‚Äúel idioma universal‚ÄĚ, por su profuso uso en los negocios, el turismo y el mundo acad√©mico y la gran cantidad de personas que lo habla en los cinco continentes, no es la √ļnica alternativa de desarrollo.

Como indica la docente, quien tiene un mag√≠ster en ense√Īanza del Ingl√©s como segunda lengua, ‚Äúel mandar√≠n es uno de los cinco principales dialectos chinos y el idioma oficial de China y Taiw√°n‚ÄĚ. Considerando la poblaci√≥n de ambas naciones, cuenta con el segundo mayor n√ļmero de personas que lo hablan en todo el mundo.

‚ÄúDado que China es la segunda econom√≠a m√°s grande del mundo, el chino ha sido catalogado como el √ļnico idioma m√°s importante para los negocios, excluyendo el ingl√©s. Poseer habilidades del idioma mandar√≠n no solo abrir√° puertas en toda Asia, sino que el chino es realmente necesario para m√°s trabajos que cualquier otro idioma extranjero‚Äú.

La acad√©mica tambi√©n resalta que ‚ÄúAlemania constituye la mayor econom√≠a de Europa y el alem√°n es el idioma oficial de dos naciones europeas muy potentes en lo econ√≥mico, por lo tanto, es una excelente mejor opci√≥n para aquellos que entran en el mundo del comercio internacional, sin olvidar la reputaci√≥n de larga data que la influencia cient√≠fica y tecnol√≥gica tiene en los pa√≠ses de habla alemana‚ÄĚ.

Evitar la demencia senil: la clave es el permanente aprendizaje

¬ŅC√≥mo se puede aprender idiomas en forma f√°cil y r√°pida? Paulina Tapia puntualiza que ‚Äúseg√ļn expertos, es importante enfocarse en recordar y aprender los sonidos. Utilizar la t√©cnica de ‚Äúrepetici√≥n espaciada‚ÄĚ ayuda a memorizar mejor las palabras nuevas‚ÄĚ. Esta t√©cnica consiste en revisar cada palabra y frase que ha aprendido dentro de ciertos intervalos espaciados; programar sesiones de aprendizaje antes de acostarse es importante, porque ‚Äúuna de las grandes ventajas del sue√Īo es que nos permite limpiar nuestra memoria activa de funcionamiento, aumentando as√≠ nuestra capacidad de aprendizaje‚Äú, se√Īala.

‚ÄúOtro punto es estudiar el contenido, no el idioma. Seg√ļn un estudio publicado en el Cambridge Journal, se descubri√≥ que quienes estudiaron temas de su inter√©s en el idioma objetivo, en lugar de asistir a una clase general de lenguaje, se desempe√Īaron mejor en las pruebas de audici√≥n y estaban m√°s motivados para aprender‚ÄĚ, se√Īala la acad√©mica.

En ese sentido, plantea que no hay una ‚Äúmejor edad‚ÄĚ para aprender idiomas. ‚ÄúPara algunos, los beneficios cognoscitivos y mentales del aprendizaje de una lengua extranjera son instant√°neamente evidentes, y aunque es mejor introducirlo en la edad m√°s temprana posible, aprenderlo en una edad m√°s tard√≠a es todav√≠a mucho m√°s √ļtil, pues retrasa la demencia senil y las enfermedades relacionadas‚ÄĚ.

‚ÄúCualquier edad es el momento adecuado para comenzar. Cuando se es joven es un momento ideal para comenzar porque hay muchos a√Īos para beneficiarse de los idiomas que se aprenden; la edad mediana es un buen tiempo tambi√©n, porque est√° m√°s seguro de saber lo que quiere; mientras que la jubilaci√≥n es la edad de oro del aprendizaje de idiomas porque hay m√°s tiempo para aprender y para disfrutar de los nuevos conocimientos‚ÄĚ, concluye.

URL CORTA: http://rbb.cl/gpr1
Tendencias Ahora