Sociedad
Lunes 11 noviembre de 2019 | Publicado a las 08:36 · Actualizado a las 10:27
Historiador ruso experto en Napoleón confesó haber matado y descuartizado a exestudiante
Por Bernardita Villa
La información es de Agence France-Presse
visitas

El historiador ruso Oleg Sokolov, detenido el s√°bado por la polic√≠a rusa con una mochila en la que hab√≠a dos brazos de mujer, confes√≥ el domingo que hab√≠a matado y desmembrado a su joven compa√Īera sentimental y exalumna.

El especialista en Napole√≥n, de 63 a√Īos, condecorado con la Legi√≥n de Honor en Francia en 2003, se encontraba en estado de embriaguez cuando la polic√≠a lo sac√≥ el s√°bado por la ma√Īana de las aguas del r√≠o Moika, en San Petersburgo, la antigua capital imperial de Rusia.

Sokolov llevaba una mochila en la que se encontraban dos brazos de mujer y una pistola de alarma. El hombre habr√≠a ca√≠do al r√≠o cuando intentaba arrojar las partes del cuerpo de la joven, seg√ļn los medios locales.

El historiador habr√≠a reconocido su intenci√≥n de deshacerse del cuerpo y de suicidarse p√ļblicamente, vestido de Napole√≥n en la Fortaleza de San Pedro y San Pablo, uno de los lugares m√°s emblem√°ticos de San Petersburgo.

“Reconoci√≥ su culpabilidad”, declar√≥ a la agencia de noticias AFP Alexandre Potshuev, su abogado, y a√Īadi√≥ que Sokolov, actualmente hospitalizado con hipotermia, hab√≠a asegurado que lamentaba su acto y estaba dispuesto a cooperar con la polic√≠a.

El lunes deberá presentarse ante un tribunal, que decidirá su encarcelación.

Sokolov habr√≠a declarado a los investigadores que mat√≥ durante una discusi√≥n a su compa√Īera sentimental, Anastasia Eshchenko, quien viv√≠a en su casa. Despu√©s la decapit√≥ y cort√≥ sus brazos y piernas para intentar deshacerse del cad√°ver, seg√ļn los medios.

La polic√≠a descubri√≥ en el domicilio de Sokolov el cuerpo decapitado de la joven de 24 a√Īos, con la que el historiador hab√≠a firmado varios libros, as√≠ como una sierra manchada de sangre.

Oleg Sokolov
Oleg Sokolov

‘Simplemente monstruoso’

Este catedr√°tico de historia en la Universidad Estatal de San Petersburgo, que tambi√©n ense√Īaba en la universidad de la Sorbona en Francia, es autor de varias obras sobre Napole√≥n Bonaparte, algunos traducidos al franc√©s, y fue asesor en varias pel√≠culas y recreaciones hist√≥ricas.

Sus estudiantes lo describen como un talentoso profesor, que hablaba francés y podía interpretar los roles de Napoleón y de sus generales.

Pero era “raro”, le gustaba vestirse de Napole√≥n, llamar a su compa√Īera “Josefina”, y hacerse llamar “Sire” (se√Īor), aseguraron algunos.

Anastasia Eshchenko era igualmente una apasionada de la era napoleónica y le gustaba, como a él, vestirse con trajes de época.

“Lo que ha ocurrido es simplemente monstruoso”, declar√≥ bajo anonimato un profesor de la Universidad Estatal de San Petersburgo. A√Īadi√≥ que Sokolov estaba dedicado a su trabajo, pero tambi√©n era inestable emocionalmente y abusaba del alcohol.

Un antiguo estudiante, Fiodor Danilov, afirmó que Sokolov era considerado como uno de los mejores profesores de la universidad, pero también un hombre excéntrico que a veces gritaba en francés.

Su relaci√≥n con Anastasia era un secreto a voces, a√Īadi√≥. “Pero todo el mundo lo aceptaba. Era asunto de ellos”, asegur√≥.

Comportamiento hostil

Varios estudiantes de esta prestigiosa universidad, donde estudió el presidente Vladimir Putin, dijeron que era conocido por su comportamiento hostil, pero que la administración había ignorado las quejas.

Vasili Kunin, compa√Īero de la v√≠ctima, culpa a la direcci√≥n de la universidad. “Hab√≠a una cierta pol√≠tica de silenciar cosas”, asegur√≥.

Seg√ļn los medios, Sokolov habr√≠a golpeado y amenazado de muerte a otra mujer en 2008, pero nunca fue acusado formalmente.

El historiador era miembro de alto rango de la Sociedad Militar Hist√≥rica de Rusia, dirigida por el ministro de Cultura Vladimir Medinski. El organismo suprimi√≥ inmediatamente cualquier referencia a Sokolov en su web, seg√ļn la prensa.

Igualmente trabajaba como consejero en Francia para el Instituto de Ciencias Sociales, Económicas y Políticas (Issep), que le despidió tras conocer su detención.

“Nos enteramos con horror por la prensa del crimen atroz del que Oleg Sokolov se habr√≠a declarado culpable”, indic√≥ el s√°bado el instituto en un comunicado.

Oleg Sokolov y la víctima
Oleg Sokolov y la víctima
Tendencias Ahora