Una real tragedia fue lo que vivió la joven estadounidense Kayla Hayes (19) el 12 de octubre de 2017, cuando decidió juntarse con su novio Seth Aaron Fleury (23) en una plaza de Greenville para terminar la relación. El hombre no tómo bien la medida y la agredió de forma tan cruel que le arrancó su labio inferior.

Según detalla el medio inglés Daily Mail, en ese momento Hayes explicó a su expareja que su determinación se debía a que en el último tiempo él la “trataba como si fuese de su propiedad”.

Fleury no tomó nada de bien esta noticia y se lanzó hacia la joven para besarla contra su voluntad. Luego de sentir su rechazo la agredió de una forma vil: la mordió y le arrancó su labio inferior, dejándola con secuelas de por vida.

Facebook
Facebook

De acuerdo a lo detallado por la revista People, la muchacha fue trasladada a un recinto asistencial para que se realizara una cirugía facial de emergencia. Los médicos intentaron injertar el trozo de labio sacado, pero no pudieron.

Debido a esto, ella quedó con “cicatrices permanentes, serias, y con una capacidad de movimiento limitado en la boca”.

Fue en junio de este año cuando ella decidió compartir imágenes de su calvario en redes sociales, indicando que las había tomado minutos después de ataque, antes de ser ingresada al establecimiento de salud.

Ahí aparece con el labio desgarrado y su rostro lleno de sangre. Su objetivo fue llamar a las demás personas a denunciar hechos de violencia en pareja, sea dentro del matrimonio o en el pololeo.

La joven junto a su nueva pareja | Facebook
La joven junto a su nueva pareja | Facebook


“Nadie merece ser lastimado por los que aman,
pero desafortunadamente es más común de lo que creemos. Todos tienen una historia y solo porque no veas sus cicatrices, eso no significa que no hayan peleado la misma batalla”, expresó a People.

Hace una semana, Seth Aaron Fleury se declaró como culpable del delito de agresión de carácter agravado contra su pareja, por lo que la corte de Carolina del Sur lo condenó a 12 años de prisión.

Por su parte, tras cumplirse un año de aquel traumático rompimiento, Kayla inició un nuevo romance, el cual confiesa que la tiene muy feliz.

“Este cruel caso muestra la rapidez con que estas situaciones pueden transformarse en violencia. Hay que denunciar”, concluyó la joven.

Violencia contra la mujer
Si eres víctima o testigo de violencia contra la mujer, denuncia al 149 de Carabineros, recibe orientación llamando al número corto 1455 del Sernameg o pulsa para usar el chat de denuncia Sernameg