Sociedad
Martes 07 agosto de 2018 | Publicado a las 18:28
Sobreviviente de anorexia muestra su impresionante transformación para crear conciencia
Publicado por: Guido Focacci
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La anorexia es una enfermedad alimenticia que se caracteriza por el rechazo a los alimentos, el miedo a engordar y una distorsión de la imagen corporal propia. Su gravedad es tal, que tiene una alta tasa de mortalidad entre los trastornos psiquiátricos.

Con 27 a√Īos, Holly Griffiths, una inglesa oriunda de Londres, cont√≥ al medio Unilad su impresionante recuperaci√≥n, la que -como suele ser en estos casos- signific√≥ una dura y extenuante batalla que gan√≥ por la motivaci√≥n que provocaron sus hijos.

La joven asegur√≥ que comenz√≥ con estos problemas desde los 8 a√Īos, aunque admite que “no puede recordar un momento en el que su imagen corporal no se viera afectada por el perfeccionismo y la competitividad de alguna manera”.

Holly lleg√≥ a pesar 35 kilos en su su peor momento y asegura que incluso en aquel entonces se sent√≠a gorda. Esto tambi√©n se debi√≥ al trastorno dism√≥rfico corporal, otra condici√≥n de salud mental que obliga a una persona a preocuparse con anomal√≠a de alg√ļn defecto f√≠sico, real o imaginario, lo que suele venir de la mano con la anorexia.

Imagen cedida a Unilad
Imagen cedida a Unilad

Lo anterior provocaba que la mujer odiara su cuerpo, sin ser capaz de verse como una persona normal, ni mucho menos de entender que necesitaba de ayuda, por lo que su enfermedad también comenzó a afectar otros aspectos de su vida.

Holly habló sobre cómo su trastorno alimenticio impactó en sus relaciones y familia a medida que su salud mental se deterioró. Al igual que con otros trastornos de la alimentación, la anorexia suele estar relacionada con la depresión y la baja autoestima, lo que puede hacer que los afectados por la enfermedad sean más retraídos.

“En todos los aspectos de mi vida necesitaba la aceptaci√≥n. Esto me llev√≥ a desarrollar problemas de ansiedad y apego paralizantes, lo que a su vez me hizo dif√≠cil juzgar lo que realmente estaba sucediendo en mis relaciones, porque sent√≠a que a nadie le ca√≠a bien”, precis√≥.

Imagen cedida a Unilad
Imagen cedida a Unilad

“Me convert√≠ en una persona complaciente, esencialmente me hice miserable y me met√≠ en situaciones en las que sal√≠ lastimada. Mi vida hogare√Īa comenz√≥ a desmoronarse y, despu√©s de cuatro a√Īos m√°s o menos de avanzar lentamente entre la salud y la reca√≠da, me quebr√©. No ten√≠a otros mecanismos de defensa adem√°s de la anorexia, as√≠ que ca√≠ en una reca√≠da realmente oscura”, lament√≥ Holly.

Aunque hab√≠a tenido muchas reca√≠das antes, esta vez hab√≠a tocado fondo, ya que sab√≠a que sus dos hijos peque√Īos confiaban en ella. Lamentablemente, al mismo tiempo, Holly sinti√≥ que estar√≠an mejor sin ella, lo que da√Ī√≥ a√ļn m√°s su salud mental.

“Pas√© todo el tiempo pensando que estar√≠an mejor sin m√≠ y estaba consumida por la culpa, pero completamente paralizada por el dolor y la anorexia. Me sent√≠ completamente incapaz de hacer nada. Por no mencionar que no pod√≠a permitirme entrar en tratamiento, porque significaba la posibilidad muy real de perder nuestra casa”, precis√≥.

Imagen cedida a Unilad
Imagen cedida a Unilad

“Me sent√≠ atrapada. No estaba durmiendo, no estaba comiendo, solo me esforzaba por cuidar a los ni√Īos, limpiar la casa y pasear a los perros, y cuando estaban dormidos y no ten√≠a nada m√°s que hacer, lloraba”, afirm√≥.

Desesperada por salir de esta situación, en este punto, Holly buscó ayuda en el equipo de salud mental de su comunidad local. Este proceso fue complejo, y no logró asistencia inmediata por falta de espacios, mientras seguía disminuyendo su índice de masa corporal.

Aqu√≠ tuvo que tomar el asunto en sus propias manos. “Finalmente supe que mis hijos no estar√≠an mejor sin m√≠. Y luego descubr√≠ que no ten√≠a a nadie que me ayudara. Ten√≠a que hacerlo yo mismo. Y as√≠ lo hice”.

Imagen cedida a Unilad
Imagen cedida a Unilad

Han pasado poco m√°s de dos a√Īos y casi todo ha cambiado para Holly: “Creo que lo √ļnico que es igual es que a√ļn cuido de mis hijos”.

La anhelada y notoria mejoría

“Tuve que comer m√°s, tuve que enfrentar todos mis miedos y tomar el control de mi vida y de mis factores desencadenantes. Tuve que encontrar nuevas formas de enfrentarme a ellos, de encontrar nuevos amigos y dejar a algunos viejos”, record√≥.

“Lo m√°s importante, sin embargo, es tener autoestima. Me niego a permitir que la gente pase sobre m√≠ o dicte qui√©n o qu√© deber√≠a ser. Encontrar autoestima me ha permitido vivir sin necesitar aceptaci√≥n y eso me ha impedido sentirme tan vulnerable todo el tiempo”, agradeci√≥.

Imagen cedida a Unilad
Imagen cedida a Unilad

Hoy, Holly no solo es m√°s saludable f√≠sicamente, sino mentalmente. Ella no puede dejar de sonre√≠r, consign√≥ el citado medio. Aunque se recuper√≥, ella revel√≥ que el viaje fue muy dif√≠cil, especialmente durante el primer a√Īo.

Odiando a√ļn su cuerpo, Holly admiti√≥ que llor√≥ todos los d√≠as y luch√≥ con quienes le dijeron que estaba siendo negativa. “El primer a√Īo solo puede describirse como un infierno”, indic√≥.

“Ten√≠a todav√≠a una mente anor√©xica atrapada en un cuerpo que ganaba peso y se volv√≠a m√°s saludable. Y si bien las cosas mejoraron, eso no invalida lo terrible que fue el primer a√Īo. Creo que a mucha gente le gusta mostrar la recuperaci√≥n como algo grandioso, gratificante y lineal, y no lo es, al menos no hasta que est√°s bastante lejos”, advirti√≥.

Imagen cedida a Unilad
Imagen cedida a Unilad

“En el pasado, esa expectativa siempre me causaba una reca√≠da, cre√≠a que porque me resultaba tan dif√≠cil, que estaba condenada a una vida de anorexia y miseria. Lo hac√≠a a mi manera y me sent√≠a horrible. Eso hizo que mucha gente se sintiera inc√≥moda y eso me dej√≥ frustrada”, cont√≥.

Hoy, dos a√Īos despu√©s de que comenz√≥ la recuperaci√≥n, Holly felizmente dice que ya no tiene dificultades para darse cuenta de cu√°les son sus detonadores y de c√≥mo puede contrarrestarlos.

Reflexionando sobre su viaje, Holly concluye que le resulta dif√≠cil -a los 27 a√Īos- reci√©n sentir que la vida est√° tomando forma. Pero se recuerda a s√≠ misma que todos estaban seguros de que estar√≠a muerta a los 25.

Imagen cedida a Unilad
Imagen cedida a Unilad

Holly sabe que ella es “incre√≠blemente afortunada de haber podido llegar al otro lado”, al darse cuenta de que otros no lo hacen. Tambi√©n reconoci√≥ que se puede hacer m√°s por otros que tienen problemas de alimentaci√≥n, por eso ahora trabaja en salud mental, con la esperanza de poder ayudar a quienes est√°n en la misma posici√≥n que ella antes.

Cuanto antes se trate a alguien por un trastorno alimentario, mejores ser√°n sus probabilidades de recuperarse por completo.

Imagen cedida a Unilad
Imagen cedida a Unilad
Imagen cedida a Unilad
Imagen cedida a Unilad

El barco que dará la vuelta al mundo sólo con energías renovables

¬ŅC√≥mo funciona las energ√≠as limpias de la embarcaci√≥n Race For Water?

Las playas de Isla de Pascua son las más contaminadas con residuos plásticos en el país

M√ĀS NOTICIAS
Tendencias Ahora