Sociedad
Productor de cine vivió pesadilla al arrendar departamento por Airbnb en Nueva York
Publicado por: Francisca Rivas
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Una pareja estadounidense vivió una pesadilla cuando arrendaron un departamento por medio del famoso portal Airbnb en Nueva York, para ir a ver a su hija que se tituló de la universidad.

Se trata de¬†Alan Sacks, un productor de¬†73 a√Īos que cre√≥ la famosa serie de televisi√≥n de los ’70¬†Welcome Back, Kotter, y adem√°s trabaj√≥ en muchos proyectos de Disney Channel, como Camp Rock, junto a su pareja¬†Annette van Duren, una agente de talentos de Los √Āngeles, de 63 a√Īos.

Ambos fueron a Nueva York el 15 de noviembre, para quedarse por 10 días, por lo que en octubre reservaron por medio de Airbnb un departamento en la Gran Manzana.

En total, el apartamento les costó 2.081 dólares (alrededor de 1 millón 400 mil pesos chilenos), contando 170 dólares por noche, más 45 dólares por servicio de limpieza y 166 como cargo para Airbnb.

 

No obstante, el problema fue que la pareja no sabía que arrendar apartamentos por menos de 30 días es ilegal en Nueva York, y ni la página  ni el arrendador del recinto les avisaron nada al respecto, relataron al New York Post.

Esto provocó que tuvieran conflictos desde el primer día: cuando llegaron, un vecino del edificio les preguntó que quiénes eran y qué hacían allí. La pareja pensó que no estaban haciendo nada malo, así que le contaron que se planeaban quedar por 10 días.

Lo que no esperaban es que el¬†vecino reaccionara de muy mala forma, amenaz√°ndolos. Seg√ļn contaron, el residente les dijo que “lo que est√°n haciendo es ilegal. Si no se van de inmediato, llamar√© a la polic√≠a. Voy a golpear su puerta toda la noche y hacerle saber a los otros propietarios que est√°n de forma ilegal, si no se van ahora mismo”.

 

La pareja ignor√≥ al vecino y fue al apartamento de todos modos. Sin embargo, a la ma√Īana siguiente recibieron un mensaje del due√Īo de la propiedad, que les dec√≠a que ten√≠an que irse de inmediato. Van Duren, la mujer, explic√≥ que¬†“yo no sab√≠a nada sobre las leyes de Nueva York, pues vivo en Los √Āngeles. Si es ilegal, entonces, ¬Ņpor qu√© Airbnb ofrece tantos¬†apartamentos en su portal para elegir? Hab√≠a cientos de ofertas”.

Al final, tuvieron que irse esa ma√Īana. Airbnb les dijo que les devolver√≠a el dinero, y les ofreci√≥ buscarles otro apartamento o un hotel que valiera menos de 150 d√≥lares. La pareja escogi√≥ el hotel, pues no quer√≠a correr m√°s riesgos.

Sin embargo, la suerte seguía sin estar de su lado: el hotel donde fueron a parar, que supuestamente era barato, fue el Holiday Inn en la calle 26 y les cobró 809 dólares la primera noche (más de 500 mil pesos chilenos). Tras reclamar, a la noche siguiente les cobraron 249 dólares.

Al final, gastaron mucho m√°s que 2.200 d√≥lares en hotel, y Airbnb a√ļn no les devuelve su dinero perdido.

Van Duren lament√≥ que la pesadilla¬†que vivieron, pues “hemos estado planeando el viaje desde septiembre y est√°bamos muy emocionados”, a√Īadiendo que “nuestra experiencia con Airbnb fue horrible, no se la desear√≠a a nadie”.

Tendencias Ahora