Preocupación existe en el Gobierno luego que ayer dos explosiones ocurrieran en el edificio Tánica, esto tras la instalación de dos artefactos artesanales con pólvora negra.

El hecho se dio durante la jornada de ayer jueves en Vitacura, cuando un individuo dejó los elementos explosivos fabricados con una olla a presión y un extintor.

La instalación de los aparatos fue adjudicada por el grupo “Afinidades Armadas en Revuelta”, que mediante un comunicado aseguró que la intención era dañar a personal de Carabineros que concurriera a revisar el lugar. Finalmente, no hubo heridos y sólo se generaron daños materiales.

Ante esto, esta mañana el presidente Sebastián Piñera se reunió con el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, y la subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, para analizar las circunstancias del hecho.

La cita se da en medio de las coordinaciones que actualmente se realizan en La Moneda para enfrentar marzo, donde se producirá un resurgimiento de las manifestaciones por el estallido social.

La investigación de lo ocurrido en Vitacura la realiza la Fiscalía Sur, ente que lleva las indagaciones de todos los hechos donde hay explosivos de por medio en la capital. Por ahora no hay detenidos.