Región Metropolitana
Lunes 13 enero de 2020 | Publicado a las 04:00 · Actualizado a las 09:21
Caso Abel Acu√Īa: presentan querella en contra de Carabineros por obstaculizar atenci√≥n m√©dica
visitas

Una querella criminal por el delito de homicidio en contra de Carabineros fue presentada ante el Octavo Juzgado de Garant√≠a de Santiago por la muerte de Abel Acu√Īa. Se trata del joven que mientras se manifestaba -pac√≠ficamente- la noche del viernes 15 de noviembre de 2019 en Plaza Baquedano, sufri√≥ un paro cardiorrespiratorio que minutos m√°s tarde le cost√≥ la vida en la ex Posta Central y que, al menos hasta ahora, indica que la acci√≥n policial habr√≠a impedido la aplicaci√≥n de protocolos de la asistencia del SAMU.

Vea la querella

La acci√≥n legal -patrocinada por el abogado Mauricio Daza- detalla que ‚Äúlas medidas de reanimaci√≥n del equipo de salud fueron obstaculizadas por funcionarios de Carabineros de Chile, quienes procedieron a disparar perdigones, bombas lacrim√≥genas y chorros del carro lanza agua no solo al personal de emergencias y la Cruz Roja, sino tambi√©n al propio Abel‚ÄĚ.

De acuerdo a los antecedentes que obran en la presentaci√≥n, si no hubiera existido la represi√≥n policial, es probable que Acu√Īa hubiera tenido una posibilidad de salvar su vida.

A diferencia de lo sostenido por Daza en el libelo, fue el propio ministro de Salud, Jaime Ma√Īalich, quien descart√≥ que el actuar de la polic√≠a uniformada tuviera relaci√≥n con la muerte. Indic√≥ en esa oportunidad que las condiciones de salud anteriores al hecho hac√≠an imposible que cualquier atenci√≥n m√©dica evitaran su muerte

Los hechos

Aquella jornada, todo comenz√≥ en la tarde, en las cercan√≠as del metro Franklin. Abel y un amigo de trabajo se reunieron con Rodrigo Vergara Izquierdo, con la intenci√≥n de asistir a una nueva jornada de protesta en el sector de Plaza Baquedano, rebautizada como “Dignidad” luego del estallido social. Subieron al auto de este √ļltimo y se dirigieron a la concentraci√≥n.

Siete con quince minutos. Luego de estacionar en el sector de parque Bustamante, caminaron hacia el monumento del general Baquedano -zona cero-, al que llegaron aproximadamente a las 20:00 horas. En ese entonces, la represi√≥n de Carabineros era intensa. El texto judicial indica que ‚Äúla toxicidad causada por los gases lacrim√≥genos empez√≥ a incrementarse‚ÄĚ en el sector.

Fue en ese contexto, cuando un dolor en el pecho encendi√≥ las alarmas. ‚ÄúMe siento mal‚ÄĚ, le dijo Abel a Rodrigo. Eran las 21:15 horas. Lo que sigue es desesperaci√≥n y caos. Al poco andar el malestar se intensific√≥. Con ayuda de manifestantes, fue trasladado hacia el sector donde se encontraban los voluntarios de la Cruz Roja, quienes le practicaron reanimaci√≥n cardiopulmonar y respiraci√≥n artificial a trav√©s del mecanismo de boca a boca.

Paralelo a la reanimación, médicos del Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU), se acercaron al lugar. Entre los especialistas se encontraban Isabel Inostroza Hidalgo y Roxana Cordovéz Urrejola, quienes dada la gravedad de Abel, solicitaron la presencia de una ambulancia en el lugar.

Un carro M3 -de alta complejidad- del SAMU acudi√≥ al llamado e ingres√≥ al lugar donde yac√≠a tendido. La querella, indica que ‚Äúen ese momento miembros de las fuerzas de Carabineros avanzaron en la misma direcci√≥n, disparando bombas lacrim√≥genas y potentes chorros de agua del carro lanza-agua al lugar en donde se intentaba reanimar a la v√≠ctima, impidiendo el trabajo realizado por los miembros del SAMU‚ÄĚ.

Desde la unidad, rápidamente bajaron el médico urgenciólogo Fernando Zapata Vásquez, la técnico en enfermería Cynthia Hernández Riquelme, el médico Matías Gris y el conductor Cristián Ibarra, quienes con implementos necesarios para darle una asistencia médica hicieron lo posible por atender a Abel.

‚ÄúEl caso de Abel Acu√Īa es muy importante porque da cuenta de que ha existido una conducta en Carabineros de a atacar de manera absolutamente desproporcionada e indiscriminada a quienes participan en una determinada movilizaci√≥n‚ÄĚ, sostuvo Daza.

Para la familia de la v√≠ctima, la obstaculizaci√≥n de la asistencia m√©dica jug√≥ un papel clave en el desenlace. En el relato judicial se lee: ‚ÄúUna cosa es que Carabineros tenga que poner orden y seguridad, porque para eso est√°n, pero otra cosa muy diferente es no haber respetado los protocolos‚ÄĚ, dice el padre de Abel, Anselmo Acu√Īa.

Tendencias Ahora