Nacional
Viernes 28 diciembre de 2018 | Publicado a las 14:29 · Actualizado a las 09:14
Investigadores de la UdeC identifican zona de posible terremoto superior a magnitud 8 en Chile
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Una investigaci√≥n liderada por el ge√≥logo Marcos Moreno Switt, y que a√ļn se mantiene en desarrollo, ha identificado el √°rea de un potencial terremoto sobre magnitud 8, el cual podr√≠a ocurrir en la regi√≥n de Valpara√≠so y el sur de la regi√≥n de Coquimbo, en particular considerando que estas zonas no han sido afectadas por un gran evento s√≠smico desde el 8 de julio de 1730.

De acuerdo al estudio que encabeza acad√©mico del Departamento de Geof√≠sica de la Universidad de Concepci√≥n, el segmento del posible movimiento tel√ļrico se acerca a los 200 kil√≥metros de largo, comprendiendo -de forma casi exacta- la zona costera de la regi√≥n de Valpara√≠so y la de Coquimbo hasta Los Vilos.

Esta hipótesis se basa en diversas observaciones, las que fueron alcanzadas por medio de estaciones GPS y sísmicas, sumado a modelos numéricos.

Gracias a dichas herramientas, el equipo de investigación localizó con precisión dos zonas del contacto más superficial entre las placas tectónicas de Nazca y Sudamericana, específicamente frente Valparaíso.

En ese sentido, dichas zonas muestran un “comportamiento mec√°nico”, el cual apunta a que est√°n bloqueadas, lo que se explica de la siguiente manera: est√°n acumulando energ√≠a para un futuro sismo.

“Cuando una aspereza entre placas est√° bloqueada, acumula energ√≠a el√°stica que ser√° liberada en un gran terremoto”, expres√≥ Moreno Switt.

En esa l√≠nea, el doctor en geodesia manifest√≥ que a causa de la constante presi√≥n -debido a la subducci√≥n- las zonas “m√°s profundas que rodean la aspereza comienzan a torcerse produciendo sismicidad continua”.

Asimismo, el ge√≥logo acot√≥ que esta sismicidad ayuda a “observar mejor la forma y tama√Īo de la zona bloqueada y, por lo tanto, estimar mejor de qu√© magnitud podr√≠a ser el terremoto; en definitiva, definimos mejor el riesgo s√≠smico de la zona”.

Métodos y ejemplos anteriores

En lo referido a las mediciones efectuadas por las estaciones GPS, estas “identifican los desplazamientos verticales y horizontales de la superficie terrestre, permitiendo determinar parcialmente la ubicaci√≥n de las zonas bloqueadas entre ambas placas”.

A pesar de lo se√Īalado previamente, los encargados de la investigaci√≥n liderada por Moreno lograron integrar la “sismicidad en el estudio, lo que permite determinar zonas trabadas de manera independiente a los datos de GPS”.

Un ejemplo de lo que se plantea para Valpara√≠so fue lo ocurrido para el terremoto de Iquique en 2014 (8,2 Mw), ocasi√≥n en que -de acuerdo a lo planteado por el equipo- se identificaron “sismos peque√Īos que rodeaban el √°rea que posteriormente se desbloque√≥ y que liber√≥ la energ√≠a durante el terremoto, formando una media luna alrededor del lado Este y m√°s profundo de la zona bloqueada”.

Es por ello, que plantean que en el caso de Valpara√≠so se est√° “produciendo microsismicidad desde 2014 tambi√©n en forma de medialunas al lado Este y profundo de ambas zonas bloqueadas, entre las que se incluyen los llamados enjambres s√≠smicos y el sismo 6,9 de abril de 2017″.

Otro argumento planteado por el equipo de trabajo, se basa en la relaci√≥n mec√°nica entre terremotos de distintas profundidades, lo que graficaron en un estudio en el cual sostienen que eventos s√≠smicos que ocurren “m√°s o menos cada 50 a√Īos y de magnitud menor a 8, suceden en la zona m√°s profunda y d√©bil del contacto de las placas”.

En contraposici√≥n, los sismos de “magnitud mayor a 8.5 ocurren en la parte m√°s superficial, la cual tiene mayor resistencia y se mantiene acumulando energ√≠a s√≠smica por hasta m√°s de 100 a√Īos”.

Lo anterior establece un v√≠nculo directo con lo investigado en la regi√≥n de Valpara√≠so, ya que “la importancia de la superficialidad del bloqueo actual y del sismo de 1730 en Valpara√≠so, es que en la parte m√°s profunda del mismo segmento de contacto de ambas placas tect√≥nicas ya se han producido terremotos de hasta 8 grados”, siendo un ejemplo de aquello el ocurrido en 1906 (estimado entre 7,9 y 8,2 grados) o el de 1985, que alcanz√≥ los 7,8, los que no liberaron energ√≠a, sino que han generado mayor tensi√≥n.

El escenario m√°s negativo ser√≠a un evento similar al de 1730, esto en el caso que se rompan juntas las dos zonas trabadas, mientras que si ocurre s√≥lo en el caso de una de ellas, se “podr√≠a generar un sismo similar al de Illapel, pero con alto riesgo de producir un tsunami por su ubicaci√≥n superficial‚ÄĚ, sentenci√≥ el ge√≥logo Marcos Moreno Switt.

Tendencias Ahora