Nacional
Miércoles 08 abril de 2020 | Publicado a las 14:22
Reacción ante medidas económicas de Piñera: oficialismo lo valora y oposición dice que falta ahondar
visitas

Este miércoles el presidente Sebastián Piñera anunció una serie de medidas para mitigar el impacto económico del Covid-19 sobre los trabajadores y las pymes a través de la inyección de recursos y mayores facilidades crediticias, lo que generó diversas reacciones en el espectro político.

Desde el oficialismo valoraron las medidas del Ejecutivo, mientras que desde la oposición algunos señalaron que quedaron “con gusto a poco” y que deberían explicarse más en detalle.

Por ejemplo, el senador Juan Ignacio Latorre (RD) señaló que le “preocupa que el paquete de medidas económicas (…) no establezca un mecanismo claro de apoyo a las familias más vulnerables, a los trabajadores independientes, a los trabajadores de la economía informal” y agregó: “No vemos un mecanismo claro por parte del Presidente”.

Asimismo, señaló que sobre el “resto de las medidas económicas, es crédito, es más acceso a crédito, a las empresas, lo cual está bien, yo lo valoro, sin embargo acá no hay un mayor gasto de 5 mil millones de dolares, hay más bien reasignación de recursos, con lo cual mi preocupación es que se podría desvestir un santo para vestir a otro”.

Por su parte, el vicepresidente del Senado, Rabindranath Quinteros (PS), reparó en que “se destinan 2.000.000.000 de dolares a sectores vulnerables y a trabajadores independientes, pero se necesita saber en qué consistirá ese fondo. Hay que aterrizarlo, porque otro bono de 50 mil pesos no ayuda de verdad y no es suficiente”.

Misma opinión tuvo el presidente del Partido Por la Democracia, Heraldo Muñoz, quien sin embargo, valoró la iniciativa: “Quiero valorar el paquete económico adicional que ha anunciado el Presidente de la República”.

“Particularmente importante es el anuncio de un fondo de 2.000.000.000 de dolares para ir en ayuda de los trabajadores informales, de aquellos que no tienen acceso al seguro de desempleo, que son alrededor de 2,6 millones de personas, que evidentemente necesitan ayuda, ellos y sus familias”, sentenció.

Además, agregó que “lo que falta es el detalle. ¿Cómo se transferirán esos fondos a esas familias de los trabajadores informales?”.

“Nos hubiera gustado un paquete mucho más contundente porque la crisis que estamos enfrentando es de enorme magnitud, pero va esto en la dirección correcta”, puntualizó.

Mientras tanto, el diputado Diego Ibañez (CS) manifestó su disconformidad: “La verdad es que teníamos más expectativas y nos quedamos con gusto a poco. Hoy no se está ofreciendo seguridad, certeza que pueda combatir la incertidumbre que se abre para los trabajadores y para las micro, pequeñas y medianas empresas”.

En la misma línea, explicó que “hoy el fondo que se está disponiendo no está claro cuál va ser la forma de distribución de este y tampoco consiste en nuevos ingresos, sino que más bien son reasignaciones presupuestarias, lo que significa que se saca plata de un lado para colocar en otro lado lo que no es suficiente, porque hoy todos los países del mundo hablan de inyectar recursos, de también asumir una deuda que luego se pague de forma progresiva por las corporaciones que acumulan la mayor cantidad de ganancias en una sociedad”.

“Además el Presidente anuncia una especie de CAE para las empresas que incluye aquellas que tienen ventas mayores a los 2.800.000.000 de pesos anuales, lo que, además no sabemos en cuanto porcentaje esos créditos se acapararán en las más grandes empresas y tampoco están obligados a ningún tipo de contraprestación con el Estado para cuando les llegue este tipo de crédito”, adujo.

Añadió que “estos créditos, al igual como pasa en el ámbito educativo, en un futuro, cuando las empresas se vuelven insolventes, el Estado es quien paga estas garantías a la Banca, que son finalmente quienes se han beneficiado históricamente de los créditos con aval del Estado cuando se trata de tratar de resguardar derecho social, en este caso, derechos laborales y por supuesto el derecho a seguir existiendo como pequeña empresa”.

El presidente del Partido Radical, Carlos Maldonado, también valoró el anuncio, señalando que es coherente con lo que han planteado, sin embargo, también argumenta que “será importante conocer el detalle que debe informar Hacienda, qué instrumentos se utilizarán para canalizar estos recursos”.

Mientras que la presidenta del Senado, Adriana Muñoz (PPD), mencionó que esperaban “que este segundo paquete económico incluyera beneficios directos para asegurar los ingresos de los honorarios y congelar las deudas por un tiempo acotado, sin aplicar intereses o repactaciones que finalmente significan una preocupación, más que una solución para los deudores”.

“Lo que demandamos hoy, es que los sectores, que han tenido por décadas enormes utilidades y que, incluso, como es el caso de los bancos, han sido rescatados por el Estado en crisis anteriores, renuncien a algunos de sus ingresos y vayan realmente en apoyo de los hogares chilenos”, precisó.

La opinión del oficialismo

Desde la vereda de Chile Vamos valoraron el anuncio del Presidente, señalando que va en línea con las propuestas que se han generado desde aquel sector.

El diputado de la comisión de Hacienda, Guillermo Ramírez (UDI) manifestó que “el paquete de medidas es bastante contundente e ingenioso, la primera de las medidas incorpora 3.000 millones de dólares a los fondos de garantía para pequeñas empresas que se transforman en la practica en 24 mil millones, que se podrán prestar a las pequeñas empresas”.

Agregó que “será un alivio inmenso porque estos créditos serán con tasas preferenciales y con 6 meses de gracia, lo que permitirá que las empresas tengan liquidéz y no quiebren”.

Por su parte, el diputado Patricio Melero (UDI), sostuvo que el paquete “va justamente a ayudar a (…) los trabajadores informales, honorarios y los que no tienen contrato de trabajo, por tanto no pueden optar al subsidio de cesantía, de manera tal que con esto se aumenta el número de beneficiados a un espectro cercano a los 6 millones de beneficiarios”.

Mientras tanto, el senador Juan Antonio Coloma (UDI) mencionó: “Quiero valorar con toda la fuerza, con toda el alma, lo que ha planteado hoy el Presidente de la República, en cuanto a un segundo paquete de ayuda económica para enfrentar la pandemia que hoy azota al planeta entero”.

“Este es un paquete que recoge mucho de los planteamientos que le hicimos en Chile Vamos y que tiene dos grandes ejes”, detalló.

“Primero, generar un gran fondo (…) para ir en ayuda particularmente de los que han quedado sin ingreso, hoy todo el mundo informal, que son personas que probablemente vivían al día, probablemente no están en ninguna de las nóminas de personas más complejas que hoy existen en los ministerios, pero que sí los últimos 30 días han perdido todos los ingresos”, abundó.

“Segundo, muy importante, este fondo que al final llega 24.000.000.000 de dolares, son 3.000.000.000 millones pero ustedes saben que tiene un efecto multiplicador en el régimen bancario, que va ir en ayuda, vía Fogape o algo parecido, a empresas que cubran más del 83% del empleo”, adujo.

Finalmente, explicó que “no necesariamente puede ser el último paquete (de ayuda). Nosotros hemos planteado que esto es un tema secuencial. Primero se hizo el que conocimos, ahora este segundo paquete en conjunto puede llegar al equivalente al 10% del PIB”.

Tendencias Ahora