Nacional
Jueves 19 diciembre de 2019 | Publicado a las 14:34 · Actualizado a las 14:56
Gobierno anuncia nuevas medidas y baraja racionamiento de agua para enfrentar crisis hídrica
visitas

Los ministros de Agricultura, Antonio Walker, y de Obras Públicas, Alfredo Moreno, anunciaron nuevas medidas para enfrentar la crisis hídrica que afecta al país, acotando éste último que “no sería responsable” descartar la opción del racionamiento de agua.

“Estamos trabajando para que no haya ninguna alteración del suministro de agua potable, pero el riesgo (de racionamiento) existe. No sería responsable decir que no existe ningún riesgo”, sostuvo Moreno tras ser consultado al respecto.

Desde el Gobierno afirmaron que Chile está sufriendo la peor sequía de su historia, tras 11 años consecutivos con precipitaciones bajo lo normal y cerrando un 2019 extraordinariamente seco.

“El año 2019 es el año con menores precipitaciones en la historia desde que se tiene registro. Esto en los últimos meses se ha agudizado y ha ido más allá de todos los pronósticos”, afirmó el ministro Moreno.

Por su parte, Walker calificó la amenaza como un “terremoto silencioso”, acotando que “tenemos que enfrentar una de las temporadas más difíciles para la agricultura”, especificando que han visto afectada la ganadería, la población de abejas, y se ha evidenciado un aumento en los incendios.

“Ahora viene la réplica más compleja que es asegurar el agua para la temporada de riego de las 6 regiones que hemos decretado emergencia agrícola”, adelantó la autoridad de Gobierno.

Los ministros anunciaron que en los próximos días una campaña pública sobre la importancia del uso racional del agua y de la necesidad del ahorro del agua, con prácticas cotidianas como tener duchas más cortas, reparar o cerrar bien las llaves, regar de noche, o reutilizar el recurso.

Embalses en déficit

2019 ha sido un año extremadamente seco en comparación a la última década, siendo el abastecimiento de agua potable en zonas rurales, el de las ciudades y el sector agrícola los tres sectores más afectados, indicó el Gobierno.

Entre las regiones de Atacama y Maule, las precipitaciones acumuladas a noviembre presentan un déficit de entre 97% y 66%, con un promedio de 75%.

Las cifras de una crisis:

• El agua caída en 2019 en esta zona es menos de la mitad que las precipitaciones registradas en 2018.

• En la región Metropolitana, el 2019 es el undécimo año consecutivo con precipitación bajo el promedio histórico.

Los caudales en los ríos presentan la misma tendencia a la baja:

• A noviembre, todos los ríos entre el Huasco y el Maule registran caudales bajo el promedio y varios están bajo sus mínimos históricos (Aconcagua, Mapocho, Cachapoal y Maule, entre otros).

• El río Aconcagua tiene menos de la mitad del caudal que el año pasado a esta misma fecha.

• Entre noviembre de 2018 y 2019 el caudal del Mapocho disminuyó en un 63%, lo que corresponde al caudal más bajo de los últimos 30 años.

El volumen almacenado en embalses de agua potable también se encuentra en una situación crítica:

• En total, los embalses El Yeso, Aromos y Peñuelas almacenan solo un 21% de su capacidad, menos de un tercio del volumen promedio almacenado a la fecha.

Las medidas ya tomadas

Hasta la fecha, el Gobierno ya ha dictado 15 decretos de escasez hídrica que afectan a 945 mil habitantes de 129 comunas rurales de las regiones de Coquimbo, Valparaíso, Metropolitana, O’Higgins y Maule.

Se han emitido 6 declaraciones de emergencia agrícola, que afectan a 119 comunas en 6 regiones, y se declaró zona de catástrofe en las regiones de Coquimbo y Valparaíso.

Asimismo, se conformaron dos mesas de trabajo para abordar la crisis y buscar soluciones, una a corto plazo, y la otra mediano y largo plazo.

En paralelo, entre otras medidas, se están redistribuyendo caudales de los ríos Aconcagua, Maipo y Cachapoal, se ha acudido a los pozos de la Dirección de Obras Hidráulicas (DOH), y la Dirección General de Aguas (DGA) ha intensificado la fiscalización a través de imágenes satelitales, drones y aumentado el número de fiscalizadores desplegados en las zonas más afectadas, aseguran.

Además, desde el Gobierno indican que “se comenzó a implementar el control de los volúmenes de las extracciones de agua subterránea en zonas como Petorca, Aconcagua, Aculeo, Choapa y Copiapó. Al final de este gobierno estarán implementados estos controles en 180 comunas. Esta ley (21.064), además, ha permitido aplicar multas sustancialmente mayores y más disuasivas para castigar el robo y la extracción ilegal de agua”.

Respecto del Agua Potable Rural, se ha hecho un catastro de los 1.339 sistemas de APR de las regiones en emergencia (Atacama a Maule) y su grado de afectación. A la fecha hay 247 con problemas de suministro, que afectan a más de 165 mil personas. Además de disponerse mecanismos de abastecimiento de emergencia (camiones aljibes), hay 57 sistemas con obras en ejecución, licitación o terminadas, que beneficiarían a 55 mil personas, y tienen una inversión de $14.280 millones.

Nuevas medidas

“Hemos iniciado conversaciones con los grandes consumidores, particularmente municipalidades y empresas, para que reduzcan su consumo en al menos un 10%. Necesitamos que todos nos comprometamos para cuidar nuestra agua y adaptarnos a esta nueva realidad”, informó el titular del MOP.

Desde el ministerio acotaron que el Plan de Reactivación Económica anunciado hace algunas semanas por el ministro de Hacienda, Ignacio Briones aporta US$ 200 millones para sistemas de APR y nuevos caminos básicos, los que se suman a los $345.000 millones para agua potable rural que está presupuestado gastar en el período de gobierno para construir 169 nuevos sistemas y ampliar y mejorar otros 254 sistemas.

Según la cartera, las empresas sanitarias han comprometido obras para enfrentar la sequía para los próximos 5 años, dentro de las que se incluyen la incorporación de nuevas fuentes de agua cruda (desalinización, pozos), ampliación de capacidad de producción de agua potable y obras para reducir las pérdidas.

Además, informaron desde el Gobierno, la Superintendencia de Servicios Sanitarios ha exigido a las sanitarias adelantar obras como:

-Valparaíso:

La conducción Aromos-Concón, obra reversible que permitirá asegurar el suministro al Gran Valparaíso hasta el año 2040, por una inversión de US$ 36 millones.

-Santiago:

La construcción de más de 30 pozos profundos.

La ampliación de la Planta de producción de agua potable Padre Hurtado al doble de su capacidad, por US$ 37 millones.

El refuerzo de obras de interconexión de las matrices de agua potable de Aguas Andinas, Aguas Manquehue y Aguas Cordillera.

En los próximos se lanzará una campaña sobre la importancia del uso racional de agua y la necesidad del ahorro.

Ya se han iniciado conversaciones con los grandes consumidores (municipalidades, empresas) para que reduzcan su consumo en, al menos, un 10%.

Tendencias Ahora