Nacional
Lunes 03 junio de 2019 | Publicado a las 17:08 · Actualizado a las 10:29
Contralor Bermúdez despide a equipo que denunció irregularidades en fiscalización a municipios
Por Felipe Díaz Montero
La información es de Erik López
visitas

El contralor Jorge Bermúdez despidió al jefe de la División de Análisis Contable y a dos funcionarios de esta unidad que denunciaron los problemas en la Contraloría General de la República para calcular y fiscalizar el déficit contable de los municipios.

A través de un comunicado del organismo, se indicó que se trata del jefe de la división, Patricio Barra. Sin embargo fuentes consultadas por Radio Bío Bío informaron que además fueron despedidos los subjefes intermedios, Pablo Soto e Ignacio Tapia.

El 28 de febrero pasado, en una reunión encabezada por el contralor Bermúdez, los tres altos funcionarios de la institución expusieron que los déficit establecidos en varios municipios del país, podían resultar distintos según la fórmula aplicada por la Contraloría y que, en algunos casos, no estaban apegados a la Ley Orgánica de Municipalidades.

Los presuntos errores en las auditorías se conocieron luego que el ente contralor le atribuyó a la Municipalidad de Viña del Mar un déficit de más de 17.500 millones de pesos. Entre otros municipios que se habrían visto afectados por el cálculo, aparecen los de las comunas de Illapel, Calama, Coquimbo y Melipilla.

En la oportunidad, y a través de un comunicado, la Contraloría aclaró que en todas las auditorias realizadas por el organismo se “indican los elementos a considerar para determinar el déficit” y que “sin perjuicio de lo anterior, admite modalidades de cálculo que se deben adaptar a la realidad de cada caso, según la fiabilidad de la información”.

El despido de los tres profesionales habría vulnerado la norma, contemplada en el artículo 90-B del estatuto interno, que protege a quienes denuncian eventuales actos de corrupción.

Sin embargo, fuentes internas de la Contraloría indicaron que los exonerados no son objeto de un sumario administrativo que habría impedido sus despidos.

Además en el último comunicado se destacó que en el caso del jefe de división “son cargos de exclusiva confianza y están en permanente evaluación. En consecuencia, el contralor general ejerció la facultad de pedir la renuncia del sr. Barra por pérdida de confianza”.

La Radio habló con Barra, quien hoy lunes se mantuvo en su cargo porque aún debe ser notificado de la resolución de Bermúdez que declara la vacancia de su cargo.

El ingeniero civil adelantó que pretende recurrir a la justicia ordinaria e insistió que su despido es una represalia por revelar los errores en los cálculos de déficit en los municipios que cometió la Contraloría.

“Quiero negar en forma categórica que esto se trate de una pérdida de confianza. Esto es lisa y llanamente una represalia por no encubrir las irregularidades en las auditorías de déficit municipal detectadas por mi equipo, que desde hace ya varios meses le hemos representado a la autoridad máxima de esta organización”, indicó.

Patricio Barra desempeñaba el cargo de jefe de la División de Análisis Contable de la Contraloría General de la República desde el 2011, es ingeniero civil industrial de la Universidad de Chile, con un magíster en la misma casa de estudios.

Tendencias Ahora