Nacional
Miércoles 10 abril de 2019 | Publicado a las 15:49 · Actualizado a las 11:00
Empresario Nicol√°s Ib√°√Īez habr√≠a despedido a su hija por embarazarse soltera
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Nicol√°s Ib√°√Īez, el magnate chileno que triunf√≥ con L√≠der y luego lo vendi√≥ a Walmart, una vez m√°s apareci√≥ en el ojo p√ļblico a ra√≠z de problemas al interior de su familia. En esta ocasi√≥n, el entorno de su hija, Carolina Ib√°√Īez Varela, revel√≥ que al excentrico empresario no le gust√≥ que ella se embarazara sin estar casada y con una pareja que √©l no aprob√≥.

Dicho episodio trae a la memoria otra denuncia por violencia intrafamiliar que interpuso la madre y ahora exesposa, Carolina Varela. Cuando la acusaci√≥n se hizo p√ļblica, en 2002, el empresario compr√≥ todos los ejemplares del diario La Naci√≥n Domingo, para intentar evitar que se conociera el asunto.

Todo detallado en un reportaje de la periodista Alejandra Matus, que publica el semanario The Clinic. En esta ocasi√≥n, la situaci√≥n ir√≠a m√°s all√° de un simple enojo. La hija de Ib√°√Īez se desempe√Īaba como directora ejecutiva de Chile+Hoy, una entidad desde la que el empresario distribuye aportes a un conjunto de fundaciones y ONG.

Tiempo m√°s tarde, la mujer qued√≥ embarazada de Pablo Donoso, hijo de los fot√≥grafos Pin Campa√Īa y Max Donoso, quien decidi√≥ tener el beb√© pese a que no fue planificado. De acuerdo a dichos desde su entorno, primero la felicit√≥. Pero la situaci√≥n cambi√≥ r√°pidamente y comenz√≥ a lanzar frases como ‚Äúaqu√≠ viene el huev√≥n que pre√Ī√≥ a mi hija‚ÄĚ, detalla la publicaci√≥n.

Peor a√ļn, a fines de 2017, mediante un intermediario, le comunic√≥ “que hab√≠a perdido la confianza de su padre para continuar dirigiendo la fundaci√≥n y que le ped√≠a que desarmara el equipo‚ÄĚ.

Tras ello, Carolina Ib√°√Īez comenz√≥ las negociaciones para pactar su salida con Alberto Eguiguren, el abogado del Grupo Drake, mediante el cual Nicol√°s Ib√°√Īez controla -entre otros negocios- la franquicia de Papa John’s y, de momento, el club de f√ļtbol Santiago Wanderers.

Pero dicho escenario ten√≠a un complicaci√≥n: ella contaba con fuero maternal y no pod√≠a ser despedida hasta un a√Īo despu√©s del t√©rmino del posnatal. Por ello, Ib√°√Īez, reconocido en Chile como un ferviente Legionario de Cristo y admirador de Augusto Pinochet, acord√≥ seguir pagando el sueldo de su hija hasta que terminara ese periodo legal, el cual se cumple en mayo pr√≥ximo.

‚ÄúAunque Carolina es abogada y conoc√≠a su derechos, se sinti√≥ muy presionada. Sab√≠a que pod√≠a demandar a su padre, pero temi√≥ las consecuencias que una acci√≥n ante los tribunales laborales podr√≠a provocar en su familia, entre sus hermanos. Y acept√≥ renunciar, con casi siete meses de embarazo‚ÄĚ, cuenta una fuente consultada por The Clinic.

Sin duda, el asunto no es s√≥lo un conflicto laboral. Otra fuente cercana a la familia admite que “el tema ha sido duro para Carolina, que sufri√≥ depresi√≥n postparto. Ella siente pena y angustia, porque ha sido maltratada y humillada por su padre. Ha sentido el dolor profundo del rechazo por una situaci√≥n en la que cualquier mujer espera sentirse acogida por su familia‚ÄĚ.

Incluso, ahora que dejar√° de percibir los ingresos tras el trato por su salida, tambi√©n teme por su futuro: ‚ÄúEn mayo recibe el √ļltimo pago de su fuero y despu√©s estar√° oficialmente desempleada. El poder de su padre es tan grande, que teme que alcance a todas las puertas que ella intente tocar para retomar su carrera‚ÄĚ, advirti√≥ la misma fuente al citado medio.

Tendencias Ahora