Nacional
Experto sostiene que endurecer penas contra la delincuencia no reduce el n√ļmero de delitos
Publicado por: Carolina Reyes
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Un estudio encargado por el Ministerio de Justicia arroj√≥ que m√°s de la mitad de los encuestados (54%) est√° de acuerdo en que la delincuencia ‚Äúse debe atacar aplicando sanciones m√°s estrictas a las personas que han cometido delito‚ÄĚ, enfoque que prima sobre alternativas como la reinserci√≥n, la mejora de las condiciones econ√≥micas y el aumento de c√°rceles y de dotaci√≥n policial y judicial.

En ese sentido, la mitad cree que la causa del fen√≥meno est√° asociada a las ‚Äúsanciones d√©biles que aplican los jueces‚ÄĚ. El sondeo concluye que las personas perciben a los tribunales como ‚Äúindulgentes‚ÄĚ.

Para el especialista en seguridad p√ļblica de la Universidad de Santiago de Chile, Jorge Araya, la percepci√≥n de las personas no es del todo correcta, ya que ‚Äúla gente siente que nuestra legislaci√≥n est√° aplicando sanciones d√©biles, pero si uno compara el marco jur√≠dico nacional con otros, la magnitud de la pena en Chile tiende a ser m√°s alta que el promedio que se aplica en Latinoam√©rica y, claramente, superior a las que se aplican en pa√≠ses de la OCDE‚ÄĚ.

Adem√°s, se√Īala que la experiencia internacional arroja que ‚Äúla racionalidad de los delincuentes no llega a la sofisticaci√≥n de calcular cu√°ntos a√Īos de condena van a tener si comete un delito y no otro‚ÄĚ, ya que ‚Äúla racionalidad del delincuente es asumir que est√° inserto en este mundo delictual y que es su forma de ‚Äėganarse la vida‚Äô. Por lo tanto, dif√≠cilmente, aumentar las penas tendr√° el impacto preventivo que se desea‚ÄĚ.

Por otra parte, sostiene que penas más altas implican que menos gente salga de las cárceles, por lo cual las capacidades de albergar más población penal en los recintos penitenciarios, que ya tienen problemas de hacinamiento, se verían reducidas.

Araya explica que las cárceles no cuentan con sistemas de reinserción, por lo cual entrar en estos establecimientos de privación de libertad puede, incluso, terminar por reproducir el delito.

Mejorar la investigación criminal

En vez de esto, el experto sostiene que una mejor opci√≥n es mejorar las capacidades de investigaci√≥n para aumentar la calidad de las pruebas contra un detenido, de manera de generar un ‚Äúambiente de mayor control‚ÄĚ para inhibir el crimen.

‚ÄúCuando el delincuente percibe una mayor efectividad del sistema de justicia criminal -es decir, que efectivamente la Polic√≠a est√° actuando de una manera muy asertiva para identificar a los responsables-, eso s√≠ lo percibe la delincuencia‚ÄĚ, asegura.

Agrega que ‚Äúel fondo del problema es la escasa efectividad que est√° teniendo el sistema -Polic√≠as, Fiscal√≠as y, finalmente, los Tribunales- para identificar a los responsables, probar el delito y llevarlo luego a una sentencia definitiva condenatoria‚ÄĚ, afirma.

Por eso, indica que es urgente avanzar en el plan de fortalecimiento del Ministerio P√ļblico que fue aprobado y que permitir√° ‚Äúconstituir unidades profesionales especializadas en investigaci√≥n criminal para puedan recoger y acopiar las pruebas necesarias‚ÄĚ, indica.

El acad√©mico se√Īala que el problema de que se perciba a los tribunales como ‚Äúindulgentes‚ÄĚ es un tema de falta de informaci√≥n del cual la instituci√≥n debiera hacerse cargo. ‚ÄúSer√≠a bueno que se publique el rango de penas que se aplica en Chile dependiendo del tipo de delito. Eso podr√≠a ser ilustrativo para que la gente confirme que no estamos al debe en esta materia, sino en un nivel bastante estricto en t√©rminos de penalidad‚ÄĚ.

URL CORTA: http://rbb.cl/fm2d
Tendencias Ahora