Internacional
Ni√Īos sirios regresan a las aulas tras expulsi√≥n del EI de Manbij
Publicado por: Rubén Quast La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

En el primer d√≠a “normal” de escuela desde hace dos a√Īos, un grupo de alumnos de Manbij grita en el patio, haciendo caso omiso de los grafitis del Estado Isl√°mico, expulsado de esta ciudad siria hace casi dos meses.

Para ellos, se trata de un d√≠a excepcional pues es su primera vuelta a las aulas normal tras haber vivido dos a√Īos bajo el yugo del grupo yihadista.

“Estamos felices de haber vuelto a la escuela y esperamos venir todos los d√≠as”, asegura Ghefrane, una ni√Īa de 9 a√Īos, con coleta y su√©ter rosa claro.

Ghefrane regres√≥ a la escuela Bayram, que el EI hab√≠a denominado “Abdallah Azzam”, nombre del fundador del yihadismo mundial.

El grupo extremista hab√≠a prohibido la ense√Īanza tradicional, priorizando los cursos de religi√≥n, y hab√≠a pintado en los muros que rodean el centro su bandera negra y blanca.

“El EI no nos dejaba ir a la escuela […] Ech√°bamos de menos a nuestros profesores y lo que nos ense√Īaban, as√≠ como nuestros libros de texto”, agreg√≥.

Los yihadistas se apoderaron de Manbij a principios de 2014 e impusieron allí su interpretación radical del islam.

Cerraron cientos de escuelas en la ciudad y en sus alrededores en noviembre de 2014, dejando sin clases a 78.000 ni√Īos durante dos a√Īos, afirm√≥ el coordinador del departamento de educaci√≥n de la ciudad, Hasan Harun.

Pero el pasado agosto, combatientes kurdos y √°rabes agrupados en las Fuerzas Democr√°ticas Sirias (FDS) y apoyados por Estados Unidos retomaron la ciudad.

Inmediatamente después, Harun y su equipo se pusieron manos a la obra para establecer un inventario de las escuelas que podían recibir alumnos de nuevo.

De los 390 centros de ense√Īanza de Manbij y sus alrededores, 192 reabrieron este a√Īo y 59 est√°n siendo reformados.

El resto de las escuelas siguen estando controladas por el EI, afirma Harun.

‘¬ŅCu√°ndo reabrir√°n las escuelas?’

“El comienzo del a√Īo escolar fue realmente magn√≠fico. All√° donde iba la gente me preguntaba: ¬ŅCu√°ndo reabrir√°n las escuelas?”, indica Harun, sonriendo. “Todo el mundo estaba muy entusiasmado”.

Harun guarda malos recuerdos del breve reinado del EI, asegurando que algunos de sus colegas fueron decapitados, acusados de “colaboraci√≥n con el r√©gimen”.

En la escuela Bayram, durante el recreo, los ni√Īos corren por el patio con un bal√≥n de f√ļtbol desinflado o se divierten jugando con las piedras.

Dentro, una veintena de escolares patalean en sus bancos mientras dos j√≥venes maestros les explican que tendr√°n que recuperar en diez meses todo lo que no aprendieron en dos a√Īos.

Radiante, la peque√Īa Rana al Hussein, de 9 a√Īos, est√° sentada en primera fila, con una peque√Īa pila de libros en su pupitre.

“Cuando la gente de D√°esh [acr√≥nimo √°rabe del EI] estaba aqu√≠, no estudi√©. S√≥lo vine al colegio dos o tres d√≠as y despu√©s par√©”, dice.

“Se me part√≠a el coraz√≥n, de verdad, cuando ve√≠a que utilizaban nuestras escuelas para almacenar minas”, agrega, explicando que quiere convertirse “en m√©dico para ayudar a la gente”.

‘No hay una sensaci√≥n m√°s agradable’

“Lo m√°s triste era ver a los ni√Īos intentando aprender un oficio o jugando al bal√≥n en la calle, pues no ten√≠an otra cosa que hacer”, se√Īala Tarek Al Sheij, profesor de la escuela Bayram.

Si bien los docentes est√°n contentos de volver a las aulas, saben que tienen mucho por hacer. Los libros y el material escolar escasean y los ni√Īos est√°n tan retrasados que se han tenido que agrupar en la misma clase a alumnos de diferentes edades.

“Como pueden ver, algunos estudiantes apenas recuerdan el alfabeto”, subraya Hassan Othman, un profesor de una veintena de a√Īos.

“Cuando cerraron las escuelas y tuvieron que quedarse en casa, los profesores ten√≠an la sensaci√≥n de que todo lo que hab√≠an ense√Īado (…) se hab√≠a olvidado”, cuenta Hassan.

“As√≠ que pueden imaginarse lo que hemos sentido cuando [las escuelas han abierto]. No hay una sensaci√≥n m√°s agradable”.

URL CORTA: http://rbb.cl/evky
Tendencias Ahora