Internacional
Martes 10 septiembre de 2019 | Publicado a las 00:01 · Actualizado a las 08:28
Boris Johnson: el líder que prefiere "estar muerto en una zanja" a aplazar el Brexit
Por Jonathan Flores
La información es de Agence France-Presse
visitas

Boris Johnson logr√≥ convertirse en primer ministro brit√°nico prometiendo el Brexit “cueste lo cueste”, pero su ambici√≥n podr√≠a convertirse en humillaci√≥n al verse obligado a pedir un aplazamiento tras haber dicho que prefer√≠a “estar muerto en una zanja”.

Desde hace una semana, encaja un rev√©s tras otro en el parlamento: rebeli√≥n en sus filas, p√©rdida de la mayor√≠a, imposici√≥n de una ley que le obliga a pedir una nueva pr√≥rroga del Brexit… y un segundo rechazo a su propuesta de elecciones anticipadas.

Conocido por su indisciplinada cabellera rubia y sus incendiarias declaraciones, Johnson, de 55 a√Īos, se hab√≠a forjado una imagen de jovial y optimista.

Pero en los √ļltimos d√≠as cambi√≥ la sonrisa de ganador por un ce√Īo fruncido a medida que tomaba decisiones implacables, de expulsar a 21 diputados conservadores rebeldes a cerrar el parlamento hasta el 14 de octubre.

Carism√°tico y controvertido

Johnson es uno de los políticos más populares del país, pero también uno de los más divisivos, que atrae críticas por su retórica populista, su escasa atención a los detalles y sus contradicciones.

Mientras sus partidarios elogian su empuje y su “personalidad √ļnica”, sus detractores lo comparan con el presidente estadounidense Donald Trump y lo acusan de oportunismo.

En el referéndum de 2016 este gran admirador de Winston Churchill -sobre el que escribió una biografía- surgió como uno de los principales defensores del Brexit -a cuya victoria contribuyó ampliamente- pero solo tras realizar un inusual ejercicio.

comillas
“No inventaba las historias, pero siempre ca√≠a en la exageraci√≥n”
- Christian Spillmann, periodista AFP.

Columnista del diario conservador The Daily Telegraph, había preparado un artículo anunciando que apoyaba la permanencia en el bloque y otro afirmando lo contrario, lo que alimentó la impresión de que su decisión escondía un cálculo político.

“Tiene una opini√≥n muy clara sobre s√≠ mismo, lo √ļnico en lo que Boris Johnson cree es en Boris Johnson”, dijo a la Agence France-Presse el exdirector general de la Organizaci√≥n Mundial del Comercio (OMC) Pascal Lamy, que conoce a la familia Johnson desde que Boris era un muchacho que estudiaba en la Escuela Europea de Bruselas, donde su padre fue funcionario y eurodiputado.

Alcalde de los Juegos Olímpicos

Alexander Boris de Pfeffel Johnson, conocido popularmente como “BoJo”, naci√≥ en Nueva York en 1964 y, seg√ļn su hermana Rachel, de ni√Īo quer√≠a ser “rey del mundo”.

Estudi√≥ en la Universidad de Oxford y en 1987 comenz√≥ una carrera como periodista en The Times, que lo despidi√≥ un a√Īo despu√©s por inventar unas declaraciones.

Entre 1989 y 1994, fue corresponsal del Daily Telegraph en Bruselas, donde escribi√≥ historias que ridiculizaban las regulaciones europeas. Algunas de ellas se convirtieron en mantras para los euroesc√©pticos, como la que aseguraba que la UE iba a regular el tama√Īo de las bananas o acortar los condones.

“No inventaba las historias, pero siempre ca√≠a en la exageraci√≥n”, recuerda Christian Spillmann, que fue periodista de la AFP en Bruselas en esos a√Īos.

En Bruselas terminó su matrimonio con Allegra Mostyn-Owen, a quien conoció en Oxford, y se acercó a una amiga de la infancia, Marina Wheeler, que se convirtió en su esposa y madre de sus cuatro hijos.

Glyn Kirk | Agence France-Presse
Glyn Kirk | Agence France-Presse

La pareja se separ√≥ en 2018 y Johnson sale desde entonces con una mujer de 32 a√Īos, a la que seg√ļn el Daily Telegraph debe una imagen m√°s moderna.

Fue elegido diputado por primera vez en 2001, pero adquirió rango de estrella a partir de 2008 al convertirse en alcalde de Londres, particularmente durante los espléndidos Juegos Olímpicos de 2012.

En la mente de todos quedó una imagen del alcalde Johnson, atascado en una tirolina durante los Juegos y agitando una banderita mientras esperaba que le descolgaran, una situación ridícula que gracias a su carisma logró transformar a su favor.

Fue nombrado ministro de Relaciones Exteriores por Theresa May en julio de 2016 y se lo acusa de haber cometidos graves errores diplom√°ticos.

Dimiti√≥ dos a√Īos despu√©s y se convirti√≥ en uno de sus m√°s ac√©rrimos rivales en un parlamento que ahora est√° determinado a arrancarle su principal baza negociadora: amenazar con un Brexit sin acuerdo para obtener concesiones de Bruselas.

Tendencias Ahora