Internacional
Jueves 06 diciembre de 2018 | Publicado a las 20:27
Reportan que lujoso club de golf de Trump tiene varios inmigrantes indocumentados como trabajadores
Por Manuel Cabrera
La información es de Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El lujoso club de golf de Donald Trump en Nueva Jersey ha empleado a inmigrantes indocumentados, pese a que el presidente denuncia todo el tiempo la inmigración ilegal e insiste en que los empleos deben otorgarse a estadounidenses, informó este jueves el diario New York Times.

La guatemalteca Victorina Morales, de 45 a√Īos, es una mucama en el Trump National Golf Club en Bedminster desde 2013, cuando fue contratada tras presentar documentos falsos. Sus tareas incluyen hacer la cama de Trump cuando √©ste se aloja all√≠ y limpiar su ba√Īo, inform√≥ el Times.

Ella y la exempleada Sandra D√≠az, de 46 a√Īos, que actualmente es una residente legal, dijeron al medio que en el club hay otros trabajadores indocumentados, y que los supervisores han tomado medidas para evitar que sean detectados y puedan mantener sus empleos.

El Times dijo que no hay pruebas de que Trump o ejecutivos de su empresa familiar, la Organización Trump, estuviesen al tanto del estatus migratorio de los empleados.

“Tenemos decenas de miles de empleados en nuestras propiedades y tenemos pr√°cticas de contrataci√≥n muy estrictas”, dijo un portavoz de la organizaci√≥n en un mensaje enviado a la AFP.

“Si alg√ļn empleado present√≥ documentaci√≥n falsa en un intento de evadir la ley, ser√°n despedidos inmediatamente”, a√Īadi√≥.

Díaz recordó que en 2012 Trump se enojó porque una de sus camisas de golf, supuestamente limpia, tenía manchas naranjas en el cuello, que la mucama atribuyó a su maquillaje.

Tanto Díaz como Morales describieron al presidente como exigente pero amable, a veces distribuyendo propinas de 50 o 100 dólares.

Morales, que gana 13 d√≥lares la hora, dijo que los empleados estaban crecientemente molestos por la ret√≥rica negativa de Trump sobre los inmigrantes hispanos y dijo que un supervisor los trataba de “inmigrantes ilegales est√ļpidos”.

“Estamos cansados del abuso, los insultos, de la manera en que habla de nosotros cuando sabe que estamos aqu√≠ ayud√°ndolo a hacer dinero”, dijo al Times.

“Sudamos para atender cada una de sus necesidades y tenemos que aguantar sus humillaciones”, se quej√≥.

Poco despu√©s del inicio de su campa√Īa presidencial, varios empleados sin papeles fueron despedidos. “Mucha gente se fue”, dijo Morales.

El Times informó que la mucama ha solicitado el asilo y estudia presentar una demanda por discriminación y abuso en el lugar de trabajo.

La fuerza laboral civil estadounidense incluye a 7,8 millones de inmigrantes sin papeles, seg√ļn el Centro de Investigaci√≥n Pew.

Tendencias Ahora