Internacional
Viernes 09 noviembre de 2018 | Publicado a las 10:27
EEUU y China se re√ļnen: ¬Ņes el principio del fin de su tensa relaci√≥n?
Por: Paola Alem√°n
La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Metido de lleno en una ofensiva diplomática contra China, el gobierno estadounidense recibe el viernes a dos funcionarios chinos de alto rango para una reunión con el fin de buscar una vía de escape a las disputas comerciales y militares, tres semanas antes del encuentro que mantendrán los presidentes de ambos países.

Los secretarios de Estado y de Defensa estadounidenses, Mike Pompeo y Jim Mattis, tienen previsto reunirse en Washington con sus homólogos chinos Yang Jiechi y Wei Fenghe, antes de dar al mediodía una conferencia de prensa en el Departamento de Estado.

Esta segunda reuni√≥n de “di√°logo diplom√°tico y de seguridad” es parte de la reactivaci√≥n de las relaciones entre Estados Unidos y China decidida por los presidentes, Donald Trump y Xi Jingping.

Desde la cumbre celebrada entre ambos mandatarios en abril de 2017 en Mar-a-Lago, en Florida, en la que Trump asegur√≥ que hab√≠a “construido una amistad” con Xi, el lenguaje ha cambiado dr√°sticamente.

En un discurso digno, seg√ļn algunos observadores, de una nueva guerra fr√≠a, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, acus√≥ a principios de octubre a Pek√≠n de robar de tecnolog√≠as delicadas, de expansionismo diplom√°tico y militar, de ataques masivos contra las libertades civiles y minor√≠as religiosas e incluso de interferencia en las elecciones para sacar al actual inquilino de la Casa Blanca.

Poco después, Pompeo recibió una bienvenida fría en la capital china, y las conversaciones de este viernes, originalmente programadas para octubre en China, se habían aplazado.

La celebración de este encuentro, por lo tanto, se puede interpretar como un signo de distensión.

“Relaci√≥n constructiva”

“Queremos tener con China una relaci√≥n constructiva, orientada a los resultados”, dijo el jueves a la prensa el embajador de Estados Unidos en Pek√≠n, Terry Branstad. “Estados Unidos no est√° tratando de contener a China, pero queremos justicia y reciprocidad”.

El diplom√°tico explic√≥ que el di√°logo deber√≠a permitir intercambios “libres y abiertos” sobre temas muy diversos, como la creciente militarizaci√≥n del Mar de China Meridional, los derechos humanos o el control del fentanilo, un opi√°ceo sint√©tico muy potente responsable de una ola de muertes por sobredosis sin precedentes en Estados Unidos.

En Pek√≠n, la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Hua Chunying, dijo el viernes que China espera que las conversaciones “den muy buenos resultados” y que ayuden a “profundizar el entendimiento” y “acelerar la colaboraci√≥n entre ambas partes”.

No obstante, en una reuni√≥n el jueves con el exsecretario de Estado estadounidense Henry Kissinger en Pek√≠n, Xi destac√≥ que “se han levantado en Estados Unidos voces negativas respecto a China”, seg√ļn la agencia oficial de noticias Xinhua.

De todos modos, el presidente chino asegur√≥ que acord√≥ con Trump reunirse en el marco de la cumbre del G20 en Argentina a fin de mes, donde “las dos partes pueden tener un intercambio profundo de puntos de vista sobre temas de inter√©s com√ļn”.

El tema de Corea del Norte se colará en las conversaciones, y Washington desea que Pekín mantenga la presión sobre Pyongyang en un momento en que el régimen norcoreano exige una reducción de las sanciones internacionales a cambio de avances en su desnuclearización.

Para la delegación china, sin embargo, el tema clave es Taiwán y la posición ambigua de la administración Trump, a la que pide que se reafirme claramente su política de reconocer solo a la China popular.

China quiere trabajar mano a mano con Estados Unidos para evitar la confrontaci√≥n y lograr el respeto mutuo y una cooperaci√≥n que beneficie a ambos, dijo Jiechi, seg√ļn inform√≥ la agencia de noticias de China despu√©s de reunirse el mi√©rcoles con el consejero de seguridad nacional de Estados Unidos, John Bolton.

Mientras las advertencias sobre los riesgos de la guerra comercial aumentan, Trump ha sido optimista en los √ļltimos d√≠as sobre la posibilidad de un acuerdo sobre este tema con China, mientras que Xi se ha comprometido nuevamente a abrir m√°s su mercado a las importaciones.

Tendencias Ahora