La autoridad sanitaria de China confirmó este jueves la primera muerte producto del nuevo coronavirus fuera de Wuhan, ciudad en la cual se originó la enfermedad y donde se habían registrado los anteriores decesos (17).

La comisión de salud de la provincia de Hebei, en el norte, límitrofe con Pekín, informó en un comunicado que un hombre de 80 años diagnosticado con el nuevo virus murió el miércoles, elevando a 18 el número de fallecidos.

El virus, de la misma familia que el SRAS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo), alcanzó ya varios países de Asia e incluso llegó a Estados Unidos. Vietnam y Singapur son los últimos que acaban de anunciar casos en su territorio.

El virus fue detectado en un mercado de abastos en Wuhan.
Aunque el mercado, ahora cerrado, es principalmente de pescado, las autoridades reconocieron que se vendían animales salvajes de forma ilegal.

La cepa es un nuevo tipo de coronavirus, una familia que cuenta con una amplia gama de virus que pueden provocar enfermedades benignas en el hombre como el catarro, pero otras más graves como el SRAS.