Internacional
Miércoles 18 septiembre de 2019 | Publicado a las 08:23
Israel en un callejón político: empatadas elecciones legislativas dejan a Netanyahu en cuerda floja
Por Verónica Reyes
La información es de Agence France-Presse
visitas

El empate registrado en las legislativas israel√≠es del martes entre el partido del primer ministro israel√≠, Benjamin Netanyahu, y el de su gran rival, el general Benny Gantz, sit√ļa al jefe de gobierno en la cuerda floja y obliga a los principales actores pol√≠ticos a negociar y realizar concesiones para formar una coalici√≥n.

Benjamin Netanyahu, que es primer ministro desde hace 10 a√Īos, siempre ha sabido salir a flote en sus citas con las urnas, pero esta vez podr√≠a no tenerlo tan f√°cil.

La prensa israel√≠, citando fuentes de la Comisi√≥n Electoral, estim√≥ que con un 92% de los votos escrutados, el partido Likud (derecha) de Netanyahu y la formaci√≥n de centro-derecha Azul-Blanco, de Gantz, obtuvieron cada una 32 esca√Īos sobre el total de 120 que tiene la Kn√©set, el Parlamento israel√≠.

Ninguna de las dos formaciones, ni siquiera con el apoyo de sus aliados, lograr√° llegar a los 61 esca√Īos, mayor√≠a necesaria para gobernar.

“Vamos a esperar los resultados finales (…) vamos a esperar un d√≠a o dos y manifestar nuestro deseo de un gobierno de uni√≥n en Israel”, dijo Gantz este mi√©rcoles.

Horas antes, este general y ex jefe de Estado Mayor, pidi√≥ “un gobierno de unidad que refleje la voluntad del pueblo”. “Hemos iniciado las negociaciones y hablar√© con todo el mundo”, dijo.

¬ŅFin de la “era Netanyahu”?

Menos conciliador, Netanyahu pidi√≥ la formaci√≥n de una “gobierno sionista fuerte” sin la participaci√≥n de los “partidos √°rabes antisionistas”.

“No puede haber y no habr√° un gobierno que se apoye en los partidos √°rabes antisionistas, partidos que niegan la existencia de Israel como Estado jud√≠o y democr√°tico”, dijo el jefe de gobierno.

Seg√ļn la prensa, la Lista Unida de partidos √°rabes ser√≠a la tercera fuerza m√°s votada con 12 esca√Īos. Los partidos √°rabes ya advirtieron de que se opondr√≠an a Netanyahu como jefe de gobierno, aunque no dejaron claro si apoyar√°n claramente a Gantz.

“La era Netanayhu ha terminado”, zanj√≥ Ahmed Tibi, uno de los l√≠deres de la Lista Unida. “Si Benny Gantz nos llama, le comunicaremos nuestras condiciones para apoyarlo”, agreg√≥.

Estas elecciones eran cruciales para Netanyahu, que comparecerá ante la justicia el 3 de octubre para declarar sobre varios escándalos que le salpican y por los que podría ser formalmente acusado de corrupción, malversación y cohecho. El primer ministro desea obtener la inmunidad parlamentaria que le blinde mientras siga en el cargo.

Todo indica que el Likud y Azul-Blanco deben negociar entre ellos y con otras formaciones para formar un nuevo gobierno y evitar que se repita lo ocurrido en abril, cuando Netanyahu, encargado por el presidente israelí de construir una coalición, no logró los apoyos necesarios.

El Parlamento fue disuelto y se convocaron nuevas elecciones, aunque el resultado ha sido muy similar al de abril, salvo el fortalecimiento de los partidos árabes y de la formación Israel Beiteinu, del exministro de Defensa Avigdor Lieberman.

Para formar gobierno, Netanyahu podría tender la mano a partidos ultranacionalistas, religiosos y a Lieberman. Gantz, por su parte, podría negociar con la izquierda y el laborismo, minoritarios, con los partidos árabes y también con Lieberman. Aunque es prácticamente imposible que este acceda a formar parte de un gobierno en el que estén los partidos árabes y la izquierda.

Es innegable que Lieberman, tal y como ocurri√≥ en las pasadas elecciones, podr√≠a ser clave en las pr√≥ximas semanas ya que su partido, Israel Beiteinu logr√≥ nueve esca√Īos.

“La enfermedad del odio”

El exministro de Defensa pidi√≥ el mi√©rcoles un gobierno de “unidad nacional”.

“S√≥lo hay una opci√≥n para nosotros y es la formaci√≥n de un gobierno de uni√≥n nacional entre Israel Beiteinu (su formaci√≥n), Azul-Blanco y el Likud”, dijo, excluyendo de entrada a partidos jud√≠os ultraortodoxos y a las formaciones √°rabes.

Lieberman ha hecho campa√Īa contra los religiosos ultraortodoxos, aliados del Likud, porque se opone a que Israel se convierta en un Estado religioso. Tampoco ha escatimado cr√≠ticas contra las formaciones √°rabes.

“Israel tiene un problema. En los √ļltimos meses el pa√≠s ha tenido una herida abierta. Nos ha invadido la enfermedad del odio (…). Algunas personas quieren que las divisiones entre derecha e izquierda se acent√ļen pero es justamente as√≠ como hacemos que nuestra enfermedad se extienda”, dijo el analista israel√≠ Ben-Dror Yemini en el diario Yedioth Ahronoth.

Vista la situaci√≥n, Netanyahu podr√≠a de nuevo forzar elecciones, en un intento de lograr otros resultados m√°s favorables. Pero el presidente de Israel, Reuven Rivlin, ha dejado claro que hay que formar un gobierno “lo antes posible” y evitar nuevos comicios.

Rivlin elegirá a uno de los candidatos más votados para que forme gobierno en un plazo de 28 días.

Tendencias Ahora