Internacional
Jueves 12 diciembre de 2019 | Publicado a las 14:15
Gobierno interino de Bolivia espera que Argentina limite la actividad política de Evo Morales
Por Diego Vera
La información es de Agence France-Presse
visitas

El gobierno boliviano espera que Argentina, que recibi√≥ este jueves al expresidente Evo Morales como asilado y dar√° estatus de refugiado, cumpla rigurosamente las normas internacionales sobre esas condiciones diplom√°ticas, a diferencia de M√©xico, donde ten√≠a “micr√≥fono abierto” para hacer pol√≠tica, dijo la canciller Karen Longaric.

“Esperamos que la Argentina cumpla rigurosamente con esos principios y esas normas del derecho de asilo y el derecho de refugio, y no ocurra lo que ocurri√≥ en M√©xico que ten√≠a un micr√≥fono abierto, una palestra abierta para hacer pol√≠tica”, afirm√≥ Longaric en rueda de prensa.

La jefa de la diplomacia boliviana hizo estos comentarios luego del arribo a Buenos Aires de Morales, quien dimitió el pasado 10 de noviembre tras una fuerte convulsión social en elecciones consideradas irregulares por la OEA.

El nuevo canciller argentino, Felipe Sol√°, dijo que el exjefe de Estado boliviano lleg√≥ “para quedarse en la Argentina”, donde ingres√≥ en condici√≥n de asilado “y despu√©s pasar√° a tener la de refugiado”.

La Paz presagia relaciones “muy dif√≠ciles” con el nuevo gobierno instalado en la Casa Rosada, que no invit√≥ a la mandataria derechista boliviana Jeanine √Ā√Īez a la investidura del presidente Alberto Fern√°ndez el martes, por considerar que su gobierno emerge de un golpe de Estado.

Longaric se√Īal√≥ que en cualquiera de los dos casos, asilado o refugiado, el exgobernante no puede realizar actividad pol√≠tica p√ļblica, como hizo en M√©xico, realizando declaraciones a la prensa, ofreciendo conferencias a los medios o difundiendo opiniones por Twitter.

“√Čl no puede pronunciar ninguna manifestaci√≥n de car√°cter pol√≠tico, est√° inhibido de ello y menos de hacer actos pol√≠ticos que debiliten o desestabilicen al gobierno boliviano”,
se√Īal√≥ la canciller.

La presencia de Morales en México, desde el 12 de noviembre hasta el 6 de diciembre, provocó ásperos intercambios entre autoridades de ese país y el gobierno interino boliviano.

La Paz reclam√≥ por la actividad p√ļblica de Morales, e incluso se quej√≥ de establecer desde all√≠ contactos telef√≥nicos con sus seguidores para supuestamente instruirles en el corte de v√≠as con el fin de impedir el ingreso de alimentos a las ciudades.
Por esto √ļltimo, incluso, el gobierno denunci√≥ a Morales ante la justicia por los delitos de sedici√≥n y terrorismo.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, consideró también a principios de diciembre que Morales fue víctima de un golpe de Estado, luego de que militares y policías le retiraran su apoyo y le sugirieran renunciar en medio de una fuerte crisis social.

Tendencias Ahora