Internacional
Martes 09 julio de 2019 | Publicado a las 12:22 · Actualizado a las 13:47
El d√≠a que Fernando de la R√ļa abandon√≥ la presidencia de Argentina en helic√≥ptero
visitas

El expresidente argentino Fernando de la R√ļa (10 de diciembre de 1999 – 20 de diciembre de 2001) falleci√≥ la ma√Īana de este martes a los 81 a√Īos tras una serie de complicaciones derivadas de un c√°ncer y problemas card√≠acos y renales.

Pese a que asumió la primera magistratura trasandina con gran apoyo, ganó la elección con el 48.37% de los votos, el fervor popular se diluyó con el pasar de los meses y su mandato terminó impulsado por una severa crisis económica y social.

Sumado a lo anterior, en los d√≠as previos a su dimisi√≥n, de la R√ļa enfrent√≥ serias protestas que terminaron con enfrentamientos en las calles entre civiles y la polic√≠a, conflicto que dej√≥ 30 muertos y m√°s de 400 heridos.

Pero a su llegada al poder, Argentina ya atravesaba un complejo periodo económico, recesión que se profundizó durante su gobierno y que vio en la imposición del corralito el detonante final a la crisis.

Esta medida restringió la libre disposición de dinero depositado en las cuentas de cada persona en bancos e instituciones financieras y estableció la imposibilidad de hacer transferencias.

El cierre bancario dur√≥ casi un a√Īo, pero tras su implementaci√≥n, las protestas no se hicieron esperar.

En concreto, el “corralito” se implement√≥ a modo de hacer frente a la creciente y multimillonaria deuda externa, que gatill√≥ el escape de capitales y deriv√≥ en una falta de liquidez generalizada.

Seg√ļn record√≥ Clar√≠n, el corralito comenz√≥ el 3 de diciembre de 2001 y la noche del 20 de diciembre, a las 19:45 horas, de la R√ļa decidi√≥ renunciar.

La prensa de palacio recibi√≥ el texto, pero nadie lo celebr√≥. La violencia afuera de la Casa Rosada recrudec√≠a “y la represi√≥n policial alcanzaban su punto m√°s salvaje en la Plaza de Mayo”, record√≥ el medio.

Tras ello, subi√≥ a un helic√≥ptero apostado en el techo de la casa de gobierno en compa√Ī√≠a de su edec√°n y dej√≥ el poder.

Pese a que siempre acus√≥ intenciones pol√≠ticas detr√°s de su salida, de la R√ļa nunca pudo desmarcarse de la crisis sin precedentes sobre la cual gobern√≥, y de la cual debi√≥ escapar.

Tendencias Ahora