Internacional
Jueves 18 abril de 2019 | Publicado a las 16:20 · Actualizado a las 16:30
Las inversiones (y sanciones) a Cuba: la nueva disputa comercial de EEUU y Europa
Por Diego Vera
La información es de Deutsche Welle
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La administración del presidente estadounidense, Donald Trump, aumentará la presión contra Cuba permitiendo a sus ciudadanos presentar demandas contra empresas extranjeras con negocios en la isla.

Este giro pol√≠tico prepara el terreno para nuevas disputas econ√≥micas entre Estados Unidos y la Uni√≥n Europea. Tambi√©n es, por otra parte, otro nuevo cap√≠tulo en la escalada entre Washington y La Habana por el apoyo de esta √ļltima al r√©gimen de Nicol√°s Maduro en Venezuela.

El asesor de seguridad nacional de EEUU, John Bolton, anunci√≥ este cambio durante un discurso este mi√©rcoles (17.04.2019) en Miami, ciudad que acoge a una numerosa comunidad de exiliados y emigrados de la isla, seg√ļn anunci√≥ un responsable p√ļblico el martes. En el discurso tambi√©n anunci√≥ nuevas sanciones contra Venezuela y Nicaragua, dos aliados izquierdistas de la Cuba comunista.

Poco antes del discurso de Bolton, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, confirm√≥ que su pa√≠s permitir√° las demandas contra compa√Ī√≠as extranjeras que operen en propiedades expropiadas a estadounidenses durante la Revoluci√≥n cubana de 1959. “Cualquier persona o empresa que haga negocios en Cuba deber√≠a prestar atenci√≥n a este anuncio‚ÄĚ, dijo Pompeo.

El cambio entrar√° en vigor el 2 de mayo.

ARCHIVO | Agence France-Presse
ARCHIVO | Agence France-Presse

La ley Helms-Burton


La decisión estadounidense de poner fin a una suspensión parcial de la ley Hemls-Burton de 1996 podría exponer a empresas de Estados Unidos, Europa y Canadá a demandas por valor de miles de millones de dólares
, además de socavar los intentos cubanos de atraer las inversiones extranjeras, que han tomado ímpetu tras el abrupto corto en el subsidio de petróleo venezolano.

El t√≠tulo tercero de dicha ley dio a los estadounidenses que se fueron de Cuba el derecho a emprender acciones legales contra las empresas ‚Äďen su mayor√≠a europeas‚Äď que operan a partir de propiedades que Cuba nacionaliz√≥ tras la revoluci√≥n comunista que tuvo lugar en la isla en 1959.

Adem√°s, la administraci√≥n empezar√° a aplicar el t√≠tulo cuarto de la ley, que exige la denegaci√≥n de visas en EEUU a quienes “confisquen o trafiquen con propiedad confiscada en Cuba reclamada por ciudadanos estadounidenses‚ÄĚ.

Desde Bill Clinton, todos los presidentes del país han aprobado suspensiones de esta legislación, preocupado por las disputas comerciales que puede generar con aliados y por el efecto de un potencial alud de disputas en los tribunales estadounidenses en un posible acuerdo futuro con Cuba sobre las propiedades nacionalizadas.

Cuba ha dicho que indemnizar√° a los propietarios de las propiedades embargadas, pero solo si a su vez es indemnizada con miles de millones de d√≥lares por los da√Īos provocados por el embargo comercial que desde hace seis d√©cadas le aplica Estados Unidos.

Bruselas amenaza con una disputa comercial

La UE, el socio comercial más importante de Cuba, ha advertido que podría demandar a EEUU ante la Organización Mundial del Comercio si intenta interferir en los vínculos comerciales entre estados soberanos.

Un portavoz de la Uni√≥n Europea dijo a DW que est√° preparada para defender los intereses europeos en el asunto. “La Uni√≥n Europea reitera su fuerte oposici√≥n a la aplicaci√≥n extraterritorial de medidas restrictivas unilaterales que considera contrarias al Derecho internacional‚ÄĚ, declar√≥ el portavoz de las instituciones comunitarias.

“La UE est√° preparada para proteger los intereses europeos,
incluidas las inversiones europeas y las actividades econ√≥micas de los individuos y entidades de la Uni√≥n en sus relaciones con Cuba, si estas se viesen afectadas‚ÄĚ.

El anuncio llega luego de que la administración Trump enojase a sus aliados europeos con su retirada del acuerdo climático de París y del acuerdo nuclear con irán de 2015, y en un contexto de encontronazos comerciales entre Washington y Bruselas.

Europa ha apoyado a EEUU a la hora de aplicar presión sobre Maduro en la crisis venezolana,
pero la apertura de un frente comercial y sus nefastas consecuencias en la econom√≠a cubana podr√≠a implicar la p√©rdida de apoyo de socios cruciales como Espa√Īa.

Los intervencionistas radicales quieren un cambio de régimen

William LeoGrande, profesor de la American University de Washington DC y especialista en América Latina, dijo que un sector radical intervencionista de la administración de Trump ha abrazado la política del cambio de régimen en relación con Venezuela y Cuba.

“Esperan que haciendo derrumbarse al Gobierno venezolano y cortando las exportaciones de petr√≥leo a Cuba puedan provocar una crisis econ√≥mica que genere tambi√©n un colapso pol√≠tico
‚ÄĚ, dijo a DW.

Esta pol√≠tica de la administraci√≥n del presidente estadounidense est√° dise√Īada para asustar a los inversores, dejando a Cuba sin los capitales que necesita para hacer crecer a su econom√≠a‚ÄĚ.

Europa ha intentado que Washington no ponga fin a las suspensiones de esta ley. “Ahora parece que las preocupaciones de la UE van a ser ignoradas, a pesar de los esfuerzos europeos por ser de ayuda en la resoluci√≥n de la crisis de Venezuela‚ÄĚ, dijo LeoGrande. “Es otro ejemplo del unilateralismo de Trump y de su desprecio por los aliados tradicionales‚ÄĚ.

El estado de las relaciones entre Cuba y EEUU se ha desplomado durante el Gobierno de Trump, tras el histórico acercamiento que intentó su predecesor, Barack Obama, cuando los dos países reestablecieron las relaciones diplomáticas.

Tendencias Ahora