Internacional
Martes 03 septiembre de 2019 | Publicado a las 15:53
Al menos cinco muertos deja ola de violencia xenófoba en Sudáfrica
Por Diego Vera
La información es de Agence France-Presse
visitas

Cinco personas murieron en la ola de violencia xen√≥foba registrada desde el domingo en Sud√°frica, y hubo casi 200 detenidos, en ataques y saqueos considerados “totalmente inaceptables” por el presidente Cyril Ramaphosa.

Este martes, la policía disparó balas de goma para dispersar a cientos de personas en el centro de Johannesburgo, la principal ciudad del país, algunas de las cuales iban armadas con machetes y hachas.

Las fuerzas de seguridad tambi√©n intentaron ahuyentar a peque√Īos grupos en el ‘township’ de Alexandra, junto al barrio financiero de Sandton, para evitar nuevos saqueos a comercios de extranjeros.

Desde el domingo, cinco personas murieron en la región de Johannesburgo, epicentro de la violencia, afirmó este martes la policía, que anunció haber efectuado 189 detenciones y haber desplegado refuerzos en las zonas más sensibles de la capital económica.

La “mayor parte” de las v√≠ctimas son sudafricanas, precis√≥ el ministro de la Polic√≠a, Bheki Cele.

“Los tipos llegaron en grupo y vandalizaron los comercios”, explic√≥ a la AFP un testigo, Gavin Booldchand, en Coronationville, una barriada pobre de Johannesburgo, donde este martes perecieron dos personas.

“El due√Īo de una tienda sali√≥ y abri√≥ fuego contra la multitud (…) Dispar√≥ en toda la cara de un negro”, a√Īadi√≥, acusando a los extranjeros de “quedarse” con los trabajos de los sudafricanos.

Hasta ahora en silencio, Ramaphosa condenó este martes los ataques.

“Condeno de la forma m√°s severa la violencia que se extiende a cuatro provincias”, dijo en un video publicado en Twitter. “Los ataques contra comerciantes extranjeros son totalmente inaceptables”, a√Īadi√≥.

“Quiero que esto cese inmediatamente”, advirti√≥.

“Nada puede justificar que un sudafricano ataque a gente de otros pa√≠ses”, asever√≥ el mandatario, quien convoc√≥ a su gabinete en una reuni√≥n de urgencia.

Adem√°s de las v√≠ctimas mortales, estos tres d√≠as de violencia han dejado numerosos da√Īos materiales. Decenas de comercios fueron atacados en Johannesburgo y en la capital, Pretoria, y varios camiones supuestamente conducidos por extranjeros fueron quemados en la provincia de KwaZul√ļ-Natal (noreste).

AFP
AFP

“Lo quemaron todo”

Sudáfrica, la economía subsahariana más próspera del continente, vive con frecuencia violencia xenófoba, alimentada por el desempleo y la pobreza.

Varios dirigentes africanos criticaron esta ola de agresiones xenófobas.

El presidente de la comisi√≥n de la Uni√≥n Africana (UA), Mussa Faki Mahamat, denunci√≥ este martes estos ataques “abyectos”.

El jefe de Estado nigeriano, Muhamadu Buhari, se dijo “muy preocupado” por estas agresiones contra migrantes africanos, especialmente los oriundos de su pa√≠s, y anunci√≥ que despachar√≠a a un “enviado especial” a Sud√°frica.

El lunes, su gobierno amenaz√≥ con tomar “medidas decisivas” contra Sud√°frica. “Los continuos ataques contra los ciudadanos nigerianos y sus intereses econ√≥micos en Sud√°frica son inaceptables”, advirti√≥ en Twitter.

La ola de violencia de estos días suscitó mucha preocupación entre la comunidad de migrantes de Johannesburgo.

“Lo quemaron todo”, dijo a la AFP un comerciante banglades√≠, Kamrul Hasan, frente a su negocio incendiado en Alexandra.

“Cada seis meses pasa lo mismo ¬ŅPor qu√© quedarnos aqu√≠? Lo he perdido todo. Si el gobierno [sudafricano] paga mi billete de avi√≥n, volver√© a Banglad√©s”, afirm√≥.

“Nuestra naci√≥n arde y sangra”, denunci√≥ el l√≠der del principal partido de la oposici√≥n, Mmusi Maimane, que dirige la Alianza Democr√°tica (DA).

“Los sudafricanos tienen miedo y no tienen esperanza en su futuro […] Constatamos un hundimiento econ√≥mico y social, y las manifestaciones violentas, saqueos, destrucciones a gran escala […] son una prueba evidente”, dijo.

La ola de violencia y de saqueos estall√≥ el domingo por la noche tras la muerte de tres personas en un incendio ‚Äďdel que todav√≠a se desconocen las causas‚Äď en un edificio del centro de Johannesburgo.

La violencia se extendió luego a otros barrios de la ciudad y a Pretoria, a unos 60 kilómetros de distancia.

Tendencias Ahora