Fue en noviembre de 2020 que la animadora Bárbara Rebolledo presentó una demanda en contra del conductor Ignacio Gutiérrez y de su productora Northfield, tras ser desvinculada del programa Cariño Malo (TV+). Gutiérrez no se había referido a la polémica hasta este viernes, momento en que habló en su espacio en línea Cómplices.

Tras ser desvinculada de Cariño Malo -producido por Northfield-, Rebolledo demanda nulidad del despido, despido injustificado y cobro de prestaciones e indemnizaciones laborales, en un recurso judicial interpuesto ante el 1° Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago el 16 de noviembre de 2020.

Por concepto de “remuneraciones pendientes”, solicita el pago de 5,6 millones de pesos; por falta de aviso previo, pide 3,5 millones de pesos; otros 3,5 millones de pesos por años de servicio, más 1,7 millones de pesos por un recargo legal en el mismo concepto; y una compensación de 233 mil pesos por feriados. La cifra totaliza más de 14 millones de pesos.

Asimismo, solicita la declaración de relación laboral y que se anule el despido. Con esto, la productora de Gutiérrez estaría obligada a pagar el salario y las cotizaciones desde el momento en que fue desvinculada hasta ahora, argumentando que al momento de la notificación se le debía el pago de cotizaciones.

En Cómplices, según consignó P7, Gutiérrez confirmó una deuda y sostuvo que “jamás voy a descalificar a la Bárbara, ni a cualquiera de las personas que trabaja en los programas que produce esa productora de la cual yo soy representante legal, pero no veo los temas de administración, pero tengo el deber de apoyar a quienes lo hacen”.

Respecto de la deuda, añadió que “se hizo un plan de pago donde del 100% se ha pagado el 99% pero hay gente que no accedió a ese plan de pago, pero nosotros seguimos insistiendo en eso”.

En septiembre de 2020, el animador afirmó que había evitado el quiebre de su productora en medio de la pandemia de covid-19, argumentando que, con la declaración, “a las personas con las que tienes compromisos y les debes, esos compromisos dejan de existir”.

Recordemos que, tras la revelación en el programa Que te lo digo y los escritos publicados en BioBioChile, este medio intentó tomar contacto con Gutiérrez mediante mensajería y llamada, pero no obtuvo respuesta.

Con todo, el animador señaló que “es importante porque en las buenas uno tiene que hablar y en las malas también”.

La audiencia de preparación de la causa está programada para este 21 de marzo a las 09:00 horas mediante Zoom, ante lo que Gutiérrez confirmó asistencia.