TV y Espectáculo
Domingo 24 febrero de 2019 | Publicado a las 17:33
Premios Oscar: los discursos que denunciaron verdades que ni los actores querían escuchar
¿Encontraste algún error? Avísanos visitas

Este domingo 24 de febrero se realizará la ceremonia 91º de los Premios Oscar, que reconocerá lo mejor de la industria del cine en Hollywood.

El teatro Dolby será el escenario para que las estrellas asistan a una ceremonia que este año, particularmente, no contará con animador, ya que el convocado, Kevin Hart, desistió de realizar la tarea luego de ser vapuleado públicamente al haber salido a la luz varios tweets homofóbicos que publicó entre 2009 y 2011, consignó Vanity Fair.

Sin embargo, la misión de conducir el evento estará en manos de diversos artistas del espectáculo americano como Chris Evans o Tina Fey, hasta la excéntrica Awkwafina, quienes darán a conocer los ganadores, que podrán subir al escenario y tendrán 45 segundos para agradecer su premio y dar más de un mensaje.

Y esto es lo que han realizado muchos, aprovechar sus segundos de pantalla a nivel mundial para enviar un mensaje significativo para víctimas de vejámenes o injusticias sociales.

Lo curioso es que estos discursos, en su mayoría, no los han hecho las grandes estrellas que llevan los premios más preciados como Mejor Actor o Mejor Actriz, sino que guionistas, productores o realizadores, que han sabido poner la frase correcta para quedar en la historia y también, para denunciar, lo que no todos quieren escuchar.

Descubre los más emotivos y significativos en este listado que hemos preparado en BioBioChile.

John Irving

El año 2000 Irving aceptó el premio en la categoría “Mejor Guión Adaptado” por The Cider House Rules, una de las primeras piezas creativas que hablaba del aborto, de forma clara y consciente, y que fue honrada por la Academia.

El premio, presentado por Kevin Spacey, fue recibido por un emocionado Irving que destacó la valentía de Miramax por tomar controvertido tema y llevarlo a la pantalla, agradeciendo también a Planned Parenthood, una organización sin fines de lucro que provee servicios de salud reproductivos en Estados Unidos y en el mundo, y la Liga Nacional de Derechos de Aborto.

Michael Moore

Este ha sido uno de los discursos más controvertidos de los premios Oscar. En 2003 el realizador Michael Moore recibió su primer Oscar por Bowling for Columbine, momento que aprovechó para mencionar que junto a sus compañeros estaban en el lugar para recordar que les gustaba la no ficción y vivían en tiempos ficticios.

Añadió, “vivimos en el momento en que tenemos resultados electorales ficticios que eligen a un presidente ficticio (en relación al presidente George W. Bush)” y continuó desatando su descontento con el momento político de Estados Unidos, indicando que Bush les estaba enviando a una guerra ficticia. Manifestándose de esta forma en contra de la guerra.

Sin embargo, la mejor parte fue cuando la música comenzó a sonar mientras gritaba “¡Que vergüenza! ¡Que vergüenza, señor Bush! ¡Y en el momento en que el Papa y los Dixie Chicks (banda de música country) están en su contra, su tiempo ha terminado” ante la atónita mirada de los asistentes, que segundos antes se habían levantado a vitorearlo.

Sean Penn – Dustin Lance Black

El actor recibió su segundo Oscar por Milk, el film basado en la historia de Harvey Milk, un activista gay estadounidense que peleó por los derechos de los homosexuales y que se convierte en el primer homosexual con un cargo público.

Si bien, el discurso de Penn fue de agradecimiento hay que destacar el final de este, cuando indicó “para aquellos que vieron las pancartas de odio mientras veníamos en los autos esta noche, creo que es un buen momento para aquellos que votaron a favor de la prohibición contra el matrimonio gay, para sentarse y reflexionar y anticipar la gran vergüenza y la vergüenza en los ojos de sus nietos si continúan esa forma de apoyo. Tenemos que tener los mismos derechos para todos”.

Hay que considerar que el momento en que Penn emitió su discurso, 2009, el matrimonio homosexual aún no era legal en California, el estado en el que se realiza la ceremonia.

Estas palabras las emitió luego de que el guionista de la película, Dustin Lance Black, emitiera un fuerte discurso en el que le comunicaba a todos los chicos gays o lesbianas que estaban afuera que muy pronto tendrían los mismos derechos a nivel federal en todo Estados Unidos.

El escritor también manifestó que conocer la historia de Harvey Milk le dio la esperanza de algún día vivir su vida libre, conocer el amor y algún día casarse. Algo que 10 años después puede declarar haber cumplido, ya que contrajo matrimonio con el deportista olímpico Tom Daley con quien tienen al pequeño Robbie Ray.

Charles Ferguson

El director recibió el premio a “Mejor Documental” por su trabajo en Inside Job, la pieza creativa sobre la crisis financiera de 2008, destacando la “sistemática corrupción de los Estados Unidos por la industria de servicios financieros y las consecuencias de dicha corrupción”, mencionó Fergunson.

Pero, fue en el instante en que Charles se paró en el escenario junto a Ophra Winfrey que lanzó la frase que, seguramente, le dolió a más de uno.

“Debo comenzar señalando que tres años después de una horrible crisis financiera causada por un fraude masivo, ni un solo ejecutivo financiero ha ido a la cárcel y eso, está mal”, destacó el director en medio de la ceremonia.

Graham Moore

El guionista emocionó a los asistentes contando su propia historia al recibir el premio “Mejor Guión Adaptado” por The Imitation Game en 2015.

Moore se paró en el escenario del Teatro Dolby y visiblemente emocionado entregó un honesto, genial e inspirador mensaje, en el que contó que a los 16 años intentó suicidarse porque se sentía extraño, diferente y que no pertenecía.

Luego, y en medio de la emoción de los asistentes, añadió “y ahora estoy aquí, y por lo tanto me gustaría que este momento fuera para ese chico que siente que es extraño o que es diferente o que no encaja en ninguna parte…sí, lo haces, te lo prometo. Quédate diferente, entonces, cuando sea tu turno y tú estés de pie en este escenario, por favor pasa el mismo mensaje a la siguiente persona”.

Elia Kazan

Si bien, en este caso lo que llamó la atención no fueron las palabras del galardonado, si lo hicieron la actitud de los presentes cuando el director Elia Kazan recibió un Oscar honorífico en 1990.

Parte de la comunidad de la industria del cine rechazó el premio entregado al director, ya que se le acusa de delatar a varios compañeros de profesión por sus vínculos con el comunismo, lo que generó que formaran parte de la popular Lista Negra de Hollywood, que negaba empleo en la industria a quienes la conformaban.

Usualmente los miembros de la industria se paran a aplaudir al galardonado, sin embargo, en esta ocasión hubo muchos que ni siquiera aplaudieron al director y se mantuvieron sentados en sus butacas, de brazos cruzados, manifestando su rechazo a la situación.

Patricia Arquette

Fue en 2015 cuando la actriz se consagró recibiendo la estatuilla por “Mejor Actriz de Reparto” por su performance en Boyhood, momento que aprovechó para, en pocas palabras, pedir igualdad para las mujeres.

A través de un discurso que emocionó a la misma Merly Streep, Arquette destacó: “(…)A todas las mujeres que dieron a luz, a todos los contribuyentes y ciudadanos de esta nación, hemos luchado por la igualdad de derechos de todos, es hora de tener una igualdad salarial de una vez por todas y la igualdad de derechos para las mujeres de Estados Unidos”.

Recordemos que fue en 2014, cuando un reporte de The Hollywood Reporter mostró la brecha salarial entre hombres y mujeres de la industria, destacando que el actor mejor pagado, Robert Downey Jr. recaudó en un año 75 millones de dólares, mientras que su par femenina sólo había llegado a los 35 millones de dólares.

Peter Davis y Burt Schneider

En 1975 la pareja recibió el premio a “Mejor Documental” por su trabajo en Hearts and Minds, que muestra los efectos de la Guerra de Vietnam. Los productores aprovecharon ese momento para entregar un mensaje que dejaba en claro que era irónico que estuvieran en ese lugar, justo antes de que Vietnam fuera liberado.

Además, Schneider, entregó al público palabras del embajador Dinh Ba Thi, jefe de la delegación del Gobierno Revolucionario Provisional de la República de Vietnam del Sur ante París, quien agradeció a Estados Unidos todo lo realizado en nombre de la paz y de la aplicación de los Acuerdos de París sobre Vietnam. Acciones que sirven al interés del pueblo estadounidense y el pueblo vietnamita.

John Legend

La frase más potente de este discurso la pronunció John Legend, cuando para finalizar su discurso al recibir el premio a Mejor Canción Original por Glory, correspondiente a la película Selma, el cantante declaró: “Hay más hombres negros presos hoy que bajo la esclavitud en 1850”, dejando atónito al público que ni siquiera pudo aplaudir la potente declaración.

Estas palabras se daban en el marco del inicio del movimiento “Black Lives Matter” -Las vidas negras importan- y las protestas “manos arriba, no dispares” que velan por los derechos de la comunidad afroamericana afectada por la pobreza, el racismo y el deficiente sistema penitenciario de Estados Unidos.

Tendencias Ahora