Economía
Jueves 14 mayo de 2020 | Publicado a las 19:51
No te quedes en la ruina: cómo controlar las compras compulsivas por internet durante la cuarentena
visitas

Uno de los efectos colaterales generados por la pandemia de coronavirus fue el aumento de las compras compulsivas a través de internet, temática que profesionales de la salud mental ya han advertido tanto en sus consultas como también en su vida cotidiana.

Pese a que la economía física ha sufrido con el llamado al aislamiento social y la imposición de cuarentenas, el comercio digital saca cuentas alegres con un 44% de los consumidores nacionales comprando por internet, de acuerdo a datos proporcionados por la Cámara de Comercio de Santiago.

En conversación con BioBioChile, Daniela Rocha, psicóloga deL Servicio de Salud Estudiantil (Sesaes) de UTEM, enumeró algunos de los factores que están generando este fenómeno y al mismo tiempo entregó consejos para controlarlo o manejarlo de mejor manera, para así no maltratar tanto el bolsillo en tiempos de incertidumbre.

Causas

1. Temor general

“En torno al tema de las compras compulsivas, como psic√≥loga me ha tocado ver bien de cerca este fen√≥meno que es un aumento bien significativo no solamente de pacientes, lo he visto tambi√©n en personas cercanas m√°s all√° de las atenciones que he podido hacer”, parti√≥ la profesional.

“Mi an√°lisis personal es que este tipo de compras tiene que ver con varios tipos de factores. Partamos de la base que en el contexto sanitario y el confinamiento las personas comenzaron a abastecerse porque iban a pasar m√°s tiempo en casa, pero en muchos casos lleg√≥ a sobre adquirir productos ‘para que ma√Īana no falte"”, a√Īadi√≥.

A su juicio, lo anterior ocurre porque existe una ansia generalizada de “tener todo por si llega a faltar, por si todo cerrara”, sumado al hecho de ver el comportamiento de otros.

“Hay mucha gente que adquiere productos que comprar no saben para qu√©, pero ven que toda la gente los compra. Entonces claramente no es una conducta que habr√≠an hecho (en tiempos normales) porque imitan algo en un contexto nuevo, por ende deben pensar que es normal”, detall√≥.

2. M√°s publicidad

“Tambi√©n creo que influye que hay mayor publicidad. Muchas empresas se han visto en la necesidad de empezar a vender sus productos de manera online, m√°s de lo que lo hac√≠an antes, o incluso de iniciar este camino virtual”, sostuvo Rocha.

En l√≠nea con lo anterior, la psic√≥loga dijo pensar que los consumidores est√°n a√ļn m√°s expuestos a la posibilidad de terminar adquiriendo productos y de estar bajo “mayor tentaci√≥n”.

“Empiezan a pensar ‘¬Ņy si me lo compro? Est√° barato, mira esta oferta"”, ejemplific√≥.

3. Carencias

Otro elemento que Rocha compartió con nuestro medio para explicar el aumento de las compras sin sentido fue la carencia que se vive hoy en día.

“Hay muchas cosas habituales que est√°n ausentes, que la gente siente que est√°n faltando y que literalmente faltan: las rutinas, los contactos con otros, entonces hay muchos que est√°n intentando llenar esos vac√≠os adquiriendo cosas, que es lo que pueden hacer (en este contexto)”, agreg√≥.

“Si no pueden salir, visitar, una de las cosas que s√≠ se pueden hacer son estas compras”, complement√≥.

No obstante, advirtió que pese a que en un principio puede sentirse o sonar bien, las consecuencias pueden ser lamentables.

“No se logra el objetivo. Esa sensaci√≥n dura bien poquito, pero es lo que est√° al alcance y muchos est√°n confundiendo esa sensaci√≥n de carencia con la adquisici√≥n de un producto”, complement√≥.

“Comprar activa ‘el placer’, pero el riesgo est√° en que dura poco. Despu√©s muchas veces viene culpa, quiz√°s gastos innecesarios, falta de finanzas y eso finalmente termina en algo peor”, asever√≥.

4. Ansiedad

Un cuarto elemento que fomenta las compras compulsivas es la ansiedad, cuyos niveles han aumentado en parte de la poblaci√≥n en las √ļltimas semanas “por lo que ha implicado este desaf√≠o general”, dijo Rocha.

“La ansiedad se liga mucho con esa sensaci√≥n de no tener control sobre lo que viene, lo que est√° pasando, y el comprar a muchas personas tambi√©n les hace sentir m√°s control”, explic√≥.

Aquello porque, en primera instancia, los consumidores controlan qué miran, qué compran, lo que reciben y en segundo lugar la idea de tener la casa llena de productos genera satisfacción.

“Controlo que no me va a faltar comida, ropa, y esto produce una falsa sensaci√≥n que se est√° extinguiendo esa ansiedad, pero la ansiedad no se soluciona comprando”, alert√≥.

5. Aburrimiento

Como quinto factor, Rocha determinó que el aburrimiento juega otro rol en las compras compulsivas.

“Mucha gente est√° aburrida, por eso empiezan a ver p√°ginas de descuentos, de grandes tiendas, apps y el aburrimiento tambi√©n te puede llevar como a comer sin tener hambre a comprar sin tener necesidad”, se√Īal√≥ la especialista.

“Incluso pueden ser las dos cosas: algunos comen m√°s y compran m√°s, todo empieza a ser m√°s en exceso, y la ‘necesidad de abastecerse’ termina siendo comprar cosas innecesarias”, detall√≥.

6. Amenizar la cuarentena

La idea de hacer que la cuarentena sea lo más agradable posible también influye a la hora de sacar la tarjeta de la billetera sin tener mayor necesidad o justificación.

“As√≠ lo ven: ‘estoy encerrado en mi casa. ¬ŅC√≥mo hago que esto sea m√°s agradable?’ Entonces empiezan a comprar juegos, m√°quinas de ejercicio. Nunca las van a usar, pero est√°n ah√≠… por si acaso, por nunca querer estar aburridos o sin hacer nada”, coment√≥ Rocha en el contacto.

7. Traer el mundo de afuera a la casa

Como √ļltimo punto, la psic√≥loga sostuvo que la idea de recrear de cierto modo el mundo exterior que ya no existe al interior de la casa puede causar los deseos de comprar en exceso.

“Tiene que ver con que ya no pueden salir e intentan que lo de afuera venga adentro. Muchos acostumbraban a salir con amigos o ir a centros comerciales, era un panorama completo pero se reduce en comprar”, se√Īal√≥.

Es así como internet juega un papel fundamental a la hora de recrear la vida que ya no se puede llevar adelante.

“Por internet empiezas a vitrinear y empleas una, dos horas en revisar los pasillos de los supermercados, las categor√≠as de ropa, juegos y como que todo eso suple de cierta forma ese panorama”, indic√≥.

“Afuera siempre est√° lleno de muchos est√≠mulos, muchas posibilidades de ‘hacer’, entonces la gente empieza a llenar de est√≠mulos el interior de la casa. Yo creo que todo esto en general, y puede que uno no, uno s√≠ o dos juntos, est√©n llevando a que este aumento en la cantidad de compras y que lleguen a ser compulsivas”, concluy√≥ Rocha.

¬ŅC√≥mo controlarlo?

Al mismo tiempo, la psicóloga compartió tres consejos para controlar o manejar de mejor manera esta conducta si es que eres uno de los que la lleva a cabo en estos días.

En primer lugar, Rocha mencionó la situación económica, el estado del bolsillo, para llamar la atención de los consumidores y hacerles ver que llenarse de cosas y ocupar la tarjeta sin mayor necesidad no es una buena idea.

“Para enfocarse en algo m√°s concreto, m√°s tangible, est√° el revisar la situaci√≥n econ√≥mica personal para ver realmente si est√° la posibilidad de gastar m√°s”, comenz√≥.

“Darse un gusto de vez en cuando no est√° malo. Comprar juegos de mesa en este contexto est√° bien para jugar con la familia, pero antes de eso revisar para no excederse”, indic√≥.

Lo anterior, para saber con las reservas con las que se cuentan, establecer el margen y no pasarse de la raya.

Al respecto, admitió pensar que es una muy buena idea hacer listas de compras antes de salir a vitrinear por la web.

“Est√° bien. Todos tenemos que abastecernos. Eso es un hecho, no es que no haya que hacerlo, hacer una lista sirva para que cuando vayas a comprar no te tientes. Solamente lo que en la lista es lo que evaluaste que falta”, record√≥.

Si alguien no sabe c√≥mo hacer una, recomend√≥ revisar en internet sugerencias seg√ļn la cantidad de personas por casa o preguntarle a cercanos qu√© compran y cu√°nto, a modo de recopilar experiencias y no caer en el miedo a que falten cosas.

Como tercer consejo, más allá de lo financiero, Rocha mencionó que una forma de calmar la ansiedad que nos puede aquejar y que se transforma en la necesidad de comprar y comprar es poner énfasis en la relajación, el deporte en casa y potenciar los momentos personales.

“Si uno llega a tener equilibrio en todas las escenas de la vida, claramente esas tensiones van a empezar a bajar y as√≠ hay menos posibilidades de hacer estas compras compulsivas en t√©rminos generales”, coment√≥.

A modo de concluir la entrevista, Rocha solicit√≥ no dejarse llevar por el sensacionalismo de los mensajes p√ļblicos y las redes sociales.

“Por ejemplo, ayer (mi√©rcoles) cuando se decret√≥ la cuarentena total (para Santiago y otras comunas de la regi√≥n Metropolitana) justo en ese instante colaps√≥ todo y los pasillos ya estaban sin nada. Entonces yo creo que hay que hacer un an√°lisis m√°s racional y realista de lo que hace falta, de c√≥mo ha sido este tiempo. Probablemente, no va a ser distinto a como ha sido la cuarentena voluntaria”, finaliz√≥.

Tendencias Ahora