Cultura
En el “Tancredo” estelar de Rossini destacan las protagonistas chilenas
Publicado por: Johnny Teperman
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

En ‚ÄúTancredo‚ÄĚ, √≥pera compuesta por Rossini en 1813 cuando s√≥lo ten√≠a 20 a√Īos de edad, la misma √©poca en que cre√≥ ‚ÄúLa Italiana en Argel‚ÄĚ, se luci√≥ desde un comienzo en muchos escenarios y fue cantada en diversos idiomas.

Pero lo principal es que este comienzo l√≠rico, esta clara expresi√≥n de un ‚ÄúRossini temprano‚ÄĚ, ya llev√≥ el importante sello l√≠rico del gran autor y dejaba entrever lo que ser√≠a el √°urea l√≠rica de este compositor.

Los buenos cantantes de las diversas épocas hicieron el resto y su resultado fue una pieza atractiva para los espectadores, cuyo éxito se fue repitiendo hasta la actualidad.

La versi√≥n chilena no se ha apartado de este halagador balance, con buen elenco y buena m√ļsica. Y lo que paladeamos como un buen “Tancredo” Internacional en el Municipal, se repiti√≥ en la presentaci√≥n del conjunto estelar, partiendo por la correcta puesta en escena del espa√Īol Emilio Sagi y la batuta diligente y muy colaboradora del joven director Paolo Bortolameolli, cada vez m√°s seguro y resuelto en su conducci√≥n.

En lo relativo a los cantantes, tanto la mezzosoprano Evelyn Ram√≠rez, en el rol travesti del protagonista “Tancredo”,como el de su pareja Amenaide, encarnada por la soprano Patricia Cifuentes, fueron lejos lo mejor de la producci√≥n, ambas con gran dominio de sus personajes, gran presencia esc√©nica y voces privilegiadas. La primera, figura primordial en las tres primeras √≥peras de la temporada (la espera el sexto t√≠tulo de la temporada 2016, “La Condenaci√≥n de Fausto” de Berlioz), en que ha lucido su espl√©ndido dominio de idiomas como el italiano y el alem√°n, se luci√≥ en esta oportunidad con “Di tanti palpiti”.

La Amenaide de Patricia Cifuentes, en tanto, lució una vocalización de una belleza suprema, con agudos y sobreagudos intensos y una notable coloratura, como factores esenciales de su notable despliegue.

También destacó en su breve aria al final de la obra, la joven soprano chilena Marcela González, como Roggiero y el bajo barítono Homero Pérez, encarnó, con corrección, su rudo personaje del oficial Orbazzano. Cumplieron bien, el tenor ruso de dulces agudos, Anton Rositskiy y la mezzo soprano María José Uribarri.

URL CORTA: http://rbb.cl/ekka
Tendencias Ahora