Tecnología
Jueves 02 abril de 2020 | Publicado a las 11:44
Un enorme reto para la medicina: lo que se ha ido aprendiendo "sobre la marcha" respecto al Covid-19
Por Camilo Suazo
La información es de Agence France-Presse
visitas

El doctor Daniel Brenner tuvo una semana muy movida en la emergencia del Hospital Johns Hopkins de Baltimore, Maryland, examinando a decenas de pacientes presumiblemente infectados con el nuevo coronavirus.

Mientras Maryland y otras partes de Estados Unidos se preparan para una explosión de casos como se vivió en Nueva York, la agencia de noticias AFP entrevistó a un residente del hospital para enterarse de lo que los profesionales médicos están descubriendo sobre la Covid-19 en tiempo real.

Decisiones difíciles

Hasta ahora, Maryland registr√≥ dos docenas de muertos y cerca de 2.000 contagios, por lo que su capacidad sanitaria a√ļn no est√° desbordada, aunque pronto puede estarlo.

Con el ingreso de centenares de nuevos casos, Brenner dijo que se vuelve “muy dif√≠cil discernir qui√©n necesita ser hospitalizado, qui√©nes corren riesgos de desarrollar s√≠ntomas severos y necesitar ox√≠geno suplementario” y qui√©nes pueden recuperarse en casa.

Tomar la decisión correcta es crucial, pero el problema es la falta de información para racionalizar esas decisiones.

“¬ŅSon los m√°s viejos? ¬ŅSon las personas con condiciones m√©dicas previas?” inquiri√≥ Brenner, quien indic√≥ que los m√©dicos intentaban desesperadamente mantenerse al d√≠a con las √ļltimas publicaciones sobre el tema.

Distintos m√©dicos tienen diferentes visiones “y realmente no hay consenso en el pa√≠s o en la comunidad m√©dica sobre qu√© es lo correcto, porque esta enfermedad apenas ha sido estudiada durante dos meses”, dijo.

“Todos estamos tratando de aprender al vuelo”, agreg√≥ este m√©dico de 36 a√Īos.

Boca abajo

La complicación más significativa de los pacientes con Covid-19 es el Síndrome de Dificultad Respiratoria Aguda (ARDS por su sigla en inglés), bajo el cual los pulmones se endurecen y se inflaman, y el paciente sufre una severa falta de oxígeno.

Los médicos descubrieron que colocar a los pacientes boca abajo ayuda a evitar que se acumule líquido en la zona posterior de los pulmones, relativamente menos afectada, dijo Brenner.

La t√©cnica se aplica com√ļnmente en los beb√©s prematuros que precisan ventilaci√≥n, pero en los adultos requiere un monitoreo constante para asegurarse que el tubo del respirador no se desplace.

Los pacientes de Covid-19 también parecen requerir mayores niveles de presión en los ventiladores que aquellos que desarrollaron el ARDS por otros motivos, agregó.

Cambios

Mientras las regiones -como Nueva York- cuyos hospitales se ven superados por la situaci√≥n con falta de equipos de protecci√≥n para el personal m√©dico, esa escasez a√ļn no se sufre en otras partes del pa√≠s.

Pero el virus está cambiando la forma en que trabaja el personal médico.

Brenner dijo que en Estados Unidos no se están utilizando las máquinas de respiración asistida llamadas Presión Positiva Continua de las Vías Respiratorias (CPAP) y Presión Positiva de las Vías Respiratorias de Dos Niveles (BiPAP) por temor a que propaguen el virus al rociarse gotas de la boca y nariz del paciente, dijo Brenner.

Los ventiladores no tienen el mismo problema porque el aire exhalado permanece sellado.

Pero esto genera sus propios problemas, pues el BiPAP es de típico uso en los casos de fallos cardíacos, pero ahora se deben usar ventiladores, un procedimiento más invasivo que requiere que el paciente esté inconsciente, por lo que hay que darle drogas para paralizar su cuerpo temporalmente.

Los otros pacientes

Adem√°s de los pacientes de coronavirus “tenemos a todo los otros que est√°n cr√≠ticamente enfermos y que necesitan venir al hospital, por lo que los ataques card√≠acos, infartos, personas accidentadas, siguen ingresando” en los sanatorios, indic√≥ Brenner.

Su atención debe manejarse en el contexto del coronavirus, lo que significa que si un paciente ingresa con un ataque cardíaco y tose, se considera un caso sospechoso de Covid-19, y si está inconsciente, se presume un caso positivo.

Eso significa que hay que ponerse equipo de protecci√≥n a√ļn cuando puede tratarse solo de un ataque, perdiendo a su vez tiempo precioso, pues unos segundos pueden significar la diferencia entre la vida y la muerte.

“Todos hacemos esto porque queremos ayudar a las personas, as√≠ que instintivamente uno dice ‘el paciente est√° en problemas, tengo que entrar ahora mismo, no tengo tiempo para lidiar con el equipo de protecci√≥n’; pero seguimos dici√©ndoles a todos y record√°ndonos a nosotros mismos que si nos infectamos no podremos ayudar a nadie m√°s”, se√Īal√≥ Brenner.

Tendencias Ahora