Tecnología
S√°bado 20 julio de 2019 | Publicado a las 11:51
A 50 a√Īos de uno de los hitos m√°s importantes de la humanidad: la llegada del hombre a la Luna
Por Camilo Suazo
La información es de Agence France-Presse
visitas

Los astronautas estadounidenses Neil Armstrong y Buzz Aldrin se convirtieron hace 50 a√Īos en los primeros seres humanos en pisar la Luna, una haza√Īa vista en televisi√≥n por unas 500 millones de personas.

Su módulo lunar (LEM), el Eagle, alunizó el 20 de julio de 1969 a las 20H17 GMT (16:17 hora de Chile).

Poco m√°s de seis horas despu√©s, a las 02H56 GMT (22:56 hora de Chile), el comandante Armstrong pos√≥ su pie izquierdo en la superficie lunar y pronunci√≥ la frase por la que siempre iba a ser recordado: “Es un peque√Īo paso para el hombre, un gran paso para la humanidad”.

La NASA lleva semanas preparando la celebración del aniversario, con numerosas exposiciones y eventos en los centros espaciales de Florida (Kennedy) y de Houston, en Texas (Johnson).

El sábado, en ausencia del presidente Donald Trump, su segundo, el vicepresidente Mike Pence pronunciará un discurso desde el centro Kennedy, desde donde despegaron Armstrong, Buzz Aldrin y Michael Collins, el tercer miembro de la Apolo 11, que permaneció en la órbita lunar. Todos nacieron en 1930.

El √ļltimo discurso sobre el espacio de Pence, encargado por Trump del tema espacial, convulsion√≥ la NASA. En marzo anunci√≥ sin previo aviso una reducci√≥n del plazo previsto para el regreso de astronautas a la Luna, adelantando la fecha de 2028 a 2024.

El aniversario de Apolo 11 se celebra en ese contexto de exigencia y mientras Trump insiste en que preferiría ir directamente a Marte.

Mirada sobre la Tierra

A pesar de sus 88 a√Īos, Michael Collins es el veterano m√°s activo de Apolo y el m√°s po√©tico al evocar la Luna.

“Cuando nos fuimos y la vimos, oh, ¬°qu√© esfera m√°s impresionante!”, cont√≥ el expiloto y astronauta el jueves por la noche en Washington, durante una conferencia en la Universidad George Washington.

“El Sol estaba detr√°s de ella, as√≠ que estaba iluminada por un c√≠rculo dorado que le daba una apariencia muy extra√Īa a los cr√°teres, debido al contraste entre el blanco m√°s blanco y el negro m√°s negro”, a√Īadi√≥.

“Por espl√©ndida e impresionante que fuera, no era nada en comparaci√≥n con lo que ve√≠amos por la otra ventanilla”, prosigui√≥. “All√≠ se encontraba ese guisante del tama√Īo de un pulgar al extremo de su brazo: azul, blanca, muy brillante, se ve√≠a el azul de los oc√©anos, el blanco de las nubes, manchas de color ladrillo que llamamos continentes, una peque√Īa cosa tan hermosa, recogida en el terciopelo negro del resto del universo”.

“Le dije al centro de control: ‘Houston, veo en el mundo en mi ventanilla"”.

Es el mensaje de Michael Collins y de muchos de quienes estuvieron en el espacio: esa experiencia cambia la mirada del hombre sobre la Tierra. Nuestro mundo es “fr√°gil”, afirm√≥ el exastronauta.

Tendencias Ahora