Artes y Cultura
Viernes 06 abril de 2018 | Publicado a las 15:26 · Actualizado a las 15:12
El emotivo encuentro de Pablo Milanés y Ana González de Recabarren en su breve show en Chile
Publicado por: Emilio Contreras
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Ante poco más de mil personas, y en un Teatro Teletón que no alcanzó a copar su capacidad, el trovador cubano Pablo Milanés selló su regreso a Chile con una presentación que lo emparejó en escena con Inti Illimani, en un show a dos bandas que inauguró su gira por el país.

El espect√°culo se dividi√≥ en tres bloques: uno dedicado a Milan√©s, otro que congreg√≥ a ambos grupos y uno final y exclusivo para la banda local. En el papel, y a pesar de su larga trayectoria, el m√ļsico actu√≥ en poco m√°s de 60 minutos, y en tres canciones con Inti Illimani.

Yo pisar√© las calles nuevamente fue uno de los frutos de esa alianza y la primera canci√≥n de la noche. Gran parte del repertorio estuvo dedicado a los recientes trabajos del cubano, uno de ellos, su colaboraci√≥n con el pianista Miguel N√ļ√Īez (que anoche lo acompa√Ī√≥ junto a un bajista y un percusionista).

Sin embargo, uno de los momentos m√°s c√©lebres de la jornada sucedi√≥ tras bambalinas, donde el cantautor sostuvo un encuentro con la activista chilena por los Derechos Humanos Ana Gonz√°lez de Recabarren, cuyo marido, dos hijos y una nuera fueron desaparecidos en dictadura. Milan√©s, ante el p√ļblico, le dedic√≥ el concierto a la chilena. Las im√°genes fueron difundidas horas m√°s tarde a trav√©s de las redes sociales de la Oficina de Prensa Para Am√©rica Latina (Opal).

Un show breve

A pesar del poco tiempo, Milan√©s tuvo espacio para la nostalgia. Los momentos de Eduardo Gatti se convirti√≥ en una de las postales de la noche, y tambi√©n Vestida de Mar, canci√≥n que le dedic√≥ a una “Cuba poco tur√≠stica”, y que lejos de una cr√≠tica a los hermanos Castro envuelve una triste historia de amor.

Durante todo el concierto, Milan√©s se mantuvo sentado al centro del escenario junto a sus tres m√ļsicos, sin tomar la guitarra en ning√ļn minuto.

Cabe se√Īalar que esta gira es el regreso del trovador a los escenarios luego de un trasplante de ri√Ī√≥n que lo mantiene a maltraer desde 2014, y que motiv√≥ la donaci√≥n del √≥rgano de su propia esposa, la historiadora Nancy P√©rez.

Los primeros aplausos, v√≠tores y coros colectivos vinieron con Para vivir, ya en el desenlace del show, el cual estuvo dedicado de lleno a los hits. Yolanda y El breve espacio en que no est√°s marcaron el fin de la presentaci√≥n, que se prolong√≥ en dos canciones a d√ļo con Inti Illimani: La Jardinera y Paloma Ausente de Violeta Parra.

En total, fueron trece canciones, donde la trova, la salsa, el candombe y hasta la m√ļsica popular chilena tuvieron espacio.

Tendencias Ahora