Nacional
A 10 a√Īos de la crecida del r√≠o B√≠o B√≠o a√ļn no hay un sistema de alerta temprana
Publicado por: Benjamín Ahumada
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

A 10 a√Īos de la peor tragedia provocada por la crecida del B√≠o B√≠o, las comunas aleda√Īas al r√≠o junto al gobierno y la empresa privada, trabajan intensamente para lograr un plan que permita prevenir nuevas inundaciones

En 36 horas, es decir en un d√≠a y medio, cayeron 360 mil√≠metros de agua que colapsaron canales, esteros y r√≠os, anegando casi a toda la provincia, y sobre todo, a los sectores ribere√Īos del principal caudal regional.

A 10 a√Īos, se podr√≠a pensar que todo est√° resuelto, sin embargo a√ļn existen estudios de la DGA y reuniones entre la Intendencia regional, la autoridad local y la empresa privada, que tiene planes de emergencia que no son m√°s que eso‚Ķ planes.

Las personas que vivieron la tragedia recuerdan que llovió durante 15 horas seguidas. En Alto Bío Bío, Quilaco y Santa Bárbara acusan hasta hoy la apertura de las compuertas de Ralco y Pangue, sin embargo lo cierto es que, una vez más, la naturaleza azotó a los chilenos.

En conversación con Radio Bío Bío, el intendente, Rodrigo Díaz, confirmó que en el próximo consejo de Gobierno Regional se trabajará la propuesta de los jefes comunales cordilleranos, que en definitiva será un sistema de alerta temprana.

Se trata de un plan que tiene 3 ejes, los que fueron compartidos con Endesa. En la ocasi√≥n comprometieron su apoyo en la compra de equipos de telecomunicaciones para estar conectados durante el a√Īo y para prevenir desgracias, as√≠ tambi√©n lo indic√≥ el alcalde de Santa B√°rabara, Daniel Salamanca.

Un apoyo que fue compartido por el alcalde de Quilaco, Rolando Tirapegui, quien reconoció que el trabajo entre todas las partes ha sido lento.

Tras conversar con las autoridades está claro que existe una labor para evitar una nueva desgracia, sin embargo, ésta sigue estancada en una y otra reunión sin concretarse.

Los vecinos siguen esperando sin que se respeten los acuerdos tomados y sin que el Estado garantice su seguridad, cuestión que fue criticada por el representante del sector La Suerte, Claudio Gutiérrez.

Consultado sobre el plan para 2016 ante las lluvias pronosticadas, Endesa detall√≥, a trav√©s de una respuesta formal a la Radio, que ‚Äúse aplicar√° la Ley de Embalses, que considera a Ralco como ‚ÄúEmbalse de Control de Crecidas‚ÄĚ, lo que conlleva a manejar anticipadamente su nivel, con el fin de evacuar controladamente el recurso h√≠drico antes que se presente la crecida. Para ello se practica la simulaci√≥n de crecidas con Onemi, DGA y otras empresas relacionadas‚ÄĚ.

Agrega que en relaci√≥n a lo ocurrido el a√Īo 2006, el agua evacuada por la central Ralco de Endesa Chile no afect√≥ la crecida que se produjo en la hoya intermedia del r√≠o B√≠o B√≠o, desde la presa Pangue, ubicada aguas abajo de Ralco, se evacuaron del orden de 3.400 m3/s, y en la zona de Concepci√≥n el caudal lleg√≥ sobre los 14.000 m3/s. La cuenca intermedia aguas abajo de Pangue aport√≥ m√°s de 11.000 m3/s‚ÄĚ.

M√°s all√° de buscar culpables sobre lo ocurrido en 2006, lo cierto es que todos los habitantes que viven cerca del B√≠o B√≠o a√ļn no cuentan con algo f√≠sico, material. Algo que al menos les avise que desde la cordillera se abrir√°n las compuertas.

Tendencias Ahora