Sociedad
Descubren origen de canci√≥n “Cumplea√Īos Feliz”: La letra era muy distinta a la actual
Publicado por: José Luis Vargas
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Hay canciones que al igual que las modas pasan sin pena ni gloria. Sin embargo, hay otros temas que se popularizan a nivel mundial y a diario son interpretados por cientos de personas.

Y este es el caso del tan entonado ‚ÄúCumplea√Īos Feliz‚ÄĚ, ya que un nuevo hallazgo en torno a esta canci√≥n puede generar un gran problema a nivel jur√≠dico en Estados Unidos.

Esto parti√≥ porque la Universidad de Louisville, en el estado de Kentucky, reclama haber encontrado en su biblioteca una partitura correspondiente al a√Īo 1893 que podr√≠a ser la base de la canci√≥n propia de toda celebraci√≥n.

‚ÄúEst√° en diferente clave a las notas que se cantan de manera cotidiana en todo el globo, explica el bibliotecario jefe de la la Casa de Estudios James Procell, quien afirma que “pese a eso es muy similar”.

Las notas han aparecido en un cuaderno correspondiente a Mildred Hill, nativa de Louisville, quien escribi√≥ la canci√≥n Good Morning (buenos d√≠as) junto a su hermana Patty para ense√Ī√°rsela a sus alumnos en la guarder√≠a que ambas ten√≠an, es lo que public√≥ el medio de noticias El Pa√≠s.

Esa es la base del tan conocido y cantado Cumplea√Īos Feliz y tambi√©n el enunciado de la partitura que se encontr√≥ ahora. Asimismo, Procell se√Īal√≥ que tanto el manuscrito como otros documentos relacionados a la canci√≥n llegaron a la biblioteca en la d√©cada del 50 como parte de una donaci√≥n de una de las amigas de las hermanas Hill. Sin embargo, como dicho obsequio nunca se clasific√≥, los documentos permanecieron ocultos en el anonimato por d√©cadas hasta ahora que se revel√≥ este descubrimiento.

Tal hallazgo solo ser√≠a una an√©cdota m√°s de no ser porque los derechos de autor de este himno tan famoso, son parte de un proceso judicial que se realiza en Los √Āngeles. Aunque la melod√≠a est√° libre de derechos en otros pa√≠ses, en EE UU no es as√≠.

Tales derechos corresponden a la compa√Ī√≠a Clayton F. Summy, empresa que los adquiri√≥ en 1935 y pasaron a Warner en 1990 tras una transacci√≥n de US $5 millones. La licencia tiene vigencia hasta 2030 en EE.UU. y se estima que la firma discogr√°fica gana unos 2 millones de d√≥lares cada a√Īo.

Asimismo, cantarlo en privado no es problema, pero entonarlo en¬†cualquier acto p√ļblico o con fines comerciales debe ser autorizado por la firma¬†y recibir el pago por derechos correspondientes.

Raz√≥n por la que un grupo de artistas y directores denunci√≥ que los derechos no son v√°lidos y reclamaban a Warner la devoluci√≥n de los derechos cobrados, seg√ļn ellos, indebidamente.

Un caso que a√ļn no se esclarece y que puede dar un giro con la aparici√≥n fortuita de dicha partitura.

Tendencias Ahora