Vida
Experta plantea la “queja n√ļmero uno” de los hombres en una relaci√≥n de larga data
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

“No puedo hacer nada bien. Estoy cansado de ser el blanco de cr√≠ticas y cuestionamientos”. Seg√ļn la doctora en psicolog√≠a estadounidense Harriet Lerner, esta frase grafica “la queja n√ļmero uno” de muchos hombres en una relaci√≥n de pareja.

Aunque Lerner reconoce que algunas mujeres también son víctimas de esta situación, asegura que son mucho más los varones -especialmente casados- los que se sienten agobiados por las constantes críticas de su cónyuge.

“No es ninguna sorpresa que las mujeres tienen una respuesta diferente a esta preocupaci√≥n: ‘Si est√°n tan molestos por la cr√≠tica, ¬Ņpor qu√© no prestan atenci√≥n a ella?’”, comenta la experta.

Lerner explica en el portal especializado Psychology Today, que es com√ļn que las parejas de larga data se entrampen en un callej√≥n sin salida en el que cada persona ve a la otra como el problema y cree que la √ļnica “soluci√≥n” es que su amado/a cambie.

“√Čl piensa que ella tiene que dejar de criticarlo, y empezar a apreciar todas las cosas que hace por la familia. (Mientras) Ella piensa que √©l tiene que prestar m√°s atenci√≥n a las necesidades de los ni√Īos y de la casa, sin sus constantes recordatorios. El patr√≥n que t√≠picamente se descompone en las l√≠neas de g√©nero ‘marido distante / esposa criticona’ no es siempre as√≠. Las parejas del mismo sexo no son inmunes a esta din√°mica”, se√Īala la especialista.

La psic√≥loga indica que ser blanco de numerosas cr√≠ticas es tan terrible como estar en el papel de la “criticona”, que siente que sus solicitudes leg√≠timas son ignoradas. “Pero cuando nos sentimos enojados, es dif√≠cil tomar medidas positivas para cambiar nuestra parte en el patr√≥n porque nos parece tan claro que nuestra pareja es el que debe cambiar”, argumenta.

“Tienes suerte si tienes una pareja que se siente tan s√≥lida, tranquila y bien acerca de s√≠ misma que √©l o ella puede dejar sus cr√≠ticas y negatividad de lado la mayor√≠a del tiempo, y considerar los aspectos positivos de la relaci√≥n, sin distanciarse o cerrarse. Pero una vez que las parejas se mueven hacia esta fase de lucha, la paciencia comienza a agotarse por parte de ambos”, enfatiza.

Lerner dice que muchas personas son incapaces de tolerar muchas cr√≠ticas o instrucciones de una pareja, aunque realmente lo apreciaran en una etapa temprana de la relaci√≥n, cuando se sent√≠an valoradas y “elegidas”.

¬ŅQu√© se puede hacer?

La experta recomienda en primer lugar evitar los comentarios negativos y hacer que los positivos sean m√°s numerosos.

“El h√°bito de la cr√≠tica es peligroso para cualquier relaci√≥n”, afirma, a√Īadiendo que “nadie puede sobrevivir a un matrimonio o relaci√≥n larga (al menos no felizmente) si se sienten m√°s juzgados que admirados. Nos encanta la gente que nos hace sentir bien con nosotros mismos”, asegura.

Si hay alg√ļn problema o una necesidad no cumplida por la pareja, lo mejor es conversarlo de buena forma y llegar a consensos, no esperar que la situaci√≥n estalle y transformarla en una avalancha de resentimiento mutuo.

Tendencias Ahora